Intenso debate vecinal en torno al carril bici de paseo Sagasta

Decenas de vecinos de todos los barrios afectados por la implantación de un carril bici en el paseo Sagasta han intervenido de forma activa en el acto informativo que sobre el proyecto ha planteado la Concejalía de Movilidad este martes 17 de julio. Los habitantes del distrito Centro se han mostrado en general reacios a la propuesta técnica del carril bici, que plantea tramos por calzada y por bulevar peatonal, además de cortar el tráfico privado en el trozo León XIII-Goya dirección Torrero, mientras los vecinos de este último barrio, así como los de San José, se han mostrado partidarios del proyecto, aunque en algunos casos han planteado recorridos alternativos.

En el debate que se ha producido tras la exposición técnica del proyecto y de las intervenciones de los representantes políticos de los distritos municipales implicados, han participado más de 50 personas. La concejala de Movilidad, Teresa Artigas, ha explicado que querían conocer la opinión de vecinas y vecinos, sus propuestas, y tenerlas en cuenta para el diseño definitivo de la vía ciclista.

El acto ha tenido lugar en el salón de actos del Centro de Mayores Laín Entralgo, de paseo La Mina, que se encontraba prácticamente lleno.

Por el bulevar peatonal

Respecto al trazado de la futura infraestructura, ha llamado la atención que una parte destacada de los vecinos del distrito Centro, tanto representantes de colectivos como personas a título individual, han sugerido que se adapte el bulevar peatonal del paseo Sagasta para colocar en él de forma continua el carril bici, lo mismo que ocurre en Gran Vía.

A juicio de estas personas, sería la alternativa menos perjudicial para el tráfico de la zona, sería más segura para los ciclistas y la menos lesiva para los intereses de vecinos y comerciantes. La propuesta ha sido avalada por varios miembros de la junta del distrito Centro.

Frente a esta propuesta, el responsable técnico municipal José Antonio Chanca había explicado al inicio del acto que la alternativa elegida de tramos por calzada y por bulevar central, pese a su complejidad, es la que mejor garantiza la seguridad ciclista y la que menos afecciones presenta para el tráfico peatonal y de servicios públicos.

En el otro extremo se han colocado representantes de varios colectivos ciclistas, que han defendido el carril bici, pero han apostado por que todo el trayecto vaya por la calzada, sin afectar a peatones y restringiendo el tráfico de vehículos privados.

A más carril bici, más ciclistas

Vecinos y representantes de colectivos de Torrero y San José han expresado su satisfacción por la llegada del carril bici para poder comunicar su barrio con el centro mediante este tipo de transporte, una larga reivindicación de Torrero, y han argumentado, frente a los postulados de vecinas y vecinos de Centro de que el tráfico ciclista por Sagasta es escasísimo, que el uso de la bici se incrementa notablemente cuando se implantan vías ciclistas. “Hay muchas personas que no se atreven a ir en bici mezclados con los coches”, han sentenciado en sus intervenciones.

Las opositoras y opositores al carril bici en calzada con las consiguientes afecciones al tráfico rodado a motor, han incidido con relativa abundancia en el hecho de que la población del distrito Centro está muy envejecida y en muchas ocasiones necesitan desplazarse desde su casa en coche privado, lo que dificultará la vía ciclista.

Las objeciones han venido por cuenta también de diversos representantes comerciales del propio paseo Sagasta  y de calles adyacentes que verían incrementado el tráfico de coches. María Dolores Onda, que tiene un comercio en la calle Lagasca, ha advertido sobre los problemas de carga y descarga en una calle saturada de tráfico y aparcamientos. “No sé si habéis pensado en todos”, ha sentenciado.

También ha habido varias intervenciones de representantes vecinales y políticos de los distritos Centro o Universidad que han solicitado una paralización del proyecto, “lo mismo que se ha hecho con el tranvía”, para retomarlo después del verano e introduciéndolo en el debate global de la reforma del Plan de Movilidad. Estas voces han criticado al gobierno de ZeC por “falta de participación”.

Frente a estos argumentos, el integrante del Colegio de Arquitectos Miguel Ángel Jiménez ha dicho que este colectivo es partidario del carril bici y de la filosofía que lo inspira (la movilidad sostenible) y ha puntualizado que el proyecto se enmarca ya dentro del Plan Director de la Bicicleta y dentro del Plan de Movilidad, en proceso de reforma.

Zona pacificada a 30 km/h

Ha habido también varios intervinientes que han sugerido como alternativa al carril bici la conversión de todo el paseo Sagasta como zona de tráfico pacificado a 30 km/h, al modo de paseo Independencia, “donde conviven sin problemas bicis, autobuses y coches”.

Varios partidarios de la vía ciclista han subrayado que las actuales pautas de movilidad tienden a reconducir la organización de las ciudades no en base al coche, “sino a las personas, favoreciendo el tráfico peatonal y el ciclista”. En esta línea, Pablo Girón, vecino de Torrero-La Paz, se ha mostrado satisfecho con que se le quite espacio al coche y ha defendido que las ciudades en las que se apuesta por el transporte público y la bicicleta “son mucho más tranquilas y se vive mejor”.

Por su parte, el vecino de la calle Cervantes, del distrito Centro, Juan Losilla ha advertido a los gobernantes municipales de que “no demonicéis el coche porque dentro de unos años serán todos eléctricos, no contaminarán y serán un transporte sostenible”.

Por su parte, el vecino de Torrero Ángel Sanz ha indicado en tono somarda que le llamaba la atención el que vecinas y vecinos de Centro se manifestaran a favor de la bici, “lo cual es fantástico”, pero luego pusieran todo tipo de pegas a su impulso, “eso ya es imposible de encajar”.

El representante de la Asociación Provincial de Taxis Mariano Morón ha desviado la atención hacia un tema polémico y ha propuesto el establecimiento de un impuesto de circulación para bicicletas, lo que ha sido jaleado por opositores al carril bici, mientras partidarios del mismo sugerían que también se impusiera un impuesto de contaminación a los vehículos impulsados por combustibles fósiles.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies