Gasto en la pública bajó un 14,2% y aumentó un 4,2% en la concertada

La consejera de Educación del Gobierno PP-PAR, Dolores Serrat, y el entonces director de Ordenación Académica, Marco Rando, ejecutores del recorte a la enseñanza pública

Entre los años 2009 al 2015, coincidiendo con la legislatura gobernada por PP-PAR, el gasto total en educación pública en Aragón decreció un 14,2 %, mientras en la enseñanza privada concertada aumentó un 4,2%

La apuesta por la enseñanza concertada de los gobiernos de Aragón y de España en los últimos años es evidente. El Ministerio de Educación ha informado de las cifras hasta 2015 y ofrecen un corolario esclarecedor.

De 2009 (cuando se alcanzó el récord histórico de inversión en educación a escala aragonesa y española) a 2015 el gasto total en educación en Aragón decreció un 12 %. La educación pública se vio directamente afectada, ya que recibió un 14,2 % menos. Sin embargo, los recortes no afectaron a los centros concertados, que vieron como su gasto público crecía un 4,2 %.

Estos son los números: el gasto público total en educación en el país en 2009 fue de 1.227, 37 millones de euros; seis años después (en 2015) se quedó en 1.079,98 millones (147,2 millones menos).

La inversión en centros públicos pasó de 1.078,34 millones de euros a 924,7 millones (decremento de 153,6 millones).

Lo aportado a los centros concertados fue 149,02 millones en 2009 y 153,3 millones en 2015 (aumento de 6,2 millones de euros).

Recorte continuo en la pública

De 2009 a 2014, la inversión en colegios públicos no cesó de bajar.

La que afecta a los concertados llevó línea descendente entre 2009 y 2012 y miró hacia arriba (para no dejar de hacerlo) en 2013 (primeros presupuestos del PP tanto en Aragón como en España). Alcanzando su tope histórico en 2015 en Aragón y en el Estado español.

Especialmente llamativo es lo sucedido entre 2013  y 2014. Se perpetró un recorte severo en el gasto público total (de 1.055,20 a 1.037,05 millones de euros). Repercutió directamente en la educación pública, que pasó de 911,24 a 887,23 millones. Pero, sorprendentemente, la inversión en los centros concertados dio un significativo salto: de 143,96 a 149,82 millones.

En 2009, el gasto en conciertos representaba un 12,1 % del total; en 2015 era el 14,3 %. El gasto en centros públicos pasó de suponer el 87,8 % del total en 2009 al 85,6 % en 2015.

Las cifras son muy similares en el conjunto del Estado y en cada una de las comunidades: los centros concertados se llevaban en 2009 el 10,9 % del pastel y el 12,6 % en 2015.

Andalucía es el único territorio en el que la inversión en conciertos educativos no ha crecido en esta etapa.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies