La atención a domicilio aumenta a 5,1 millones en 2018 y dispondrá de 20 trabajadores adicionales

El Ayuntamiento de Zaragoza y el Gobierno de Aragón, a través del Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS), han alcanzado un acuerdo para la prestación de atención a domicilio a personas dependientes este año que incrementa el presupuesto de este servicio hasta los 5.170.000 euros, lo que supone un aumento de más del 30%. El objetivo es prestar 292.000 horas más de asistencia.

La denominada encomienda de gestión por la que el Ayuntamiento presta un servicio cuya titularidad corresponde al Gobierno de Aragón, que se encarga de financiarlo en su totalidad, contempla que se van a destinar 199.820 euros a la contratación de personal, lo que permitirá la incorporación de 20 personas a la plantilla de acción social dedicada a la asistencia domiciliaria.

El acuerdo DGA-Ayuntamiento ha obtenido el visto bueno este martes 23 de enero en la comisión municipal de Derechos Sociales con los votos favorables de todos los grupos políticos, a excepción del PP, que ha insistido en que el Gobierno aragonés no está aportando el dinero suficiente y por eso hay lista de espera en solicitudes de ayuda domiciliaria.

La Consejería de Derechos Sociales de la DGA y la Concejalía homónima del Ayuntamiento han acordado que la encomienda de gestión de 2018 se prorrogue automáticamente mediante adendas hasta el año 2022, “lo que aportará mayor estabilidad a la prestación del servicio”, ha indicado la vicealcaldesa responsable del área, Luisa Broto.

Satisfacción

La vicealcaldesa, lo mismo que las concejalas y concejales representantes de PSOE, C’s y CHA se han felicitado por el acuerdo, que según ha precisado la edil socialista Lola Campos significa incrementar la dotación presupuestaria de la asistencia a domicilio desde 3,2 millones a los 5,1 millones actuales, “gracias a un Gobierno de Aragón que cree en la dependencia”. A ese respecto ha llegado a decir que “el mejor concejal de Derechos Sociales se llama Javier Lambán y por extensión la consejera de Derechos Sociales, Mariví Broto”.

La concejala socialista ha subrayado que el gobierno municipal de ZeC inició la legislatura con un presupuesto para acción social de 5 millones y ahora cuenta con casi 15 millones, gracias a las aportaciones de la DGA.

Frente a la implicación del Gobierno aragonés, tanto la representante socialista como el concejal de CHA Carmelo Asensio, como la edil de C’s Cristina García han subrayado el incumplimiento por parte del Gobierno del Estado en la aportación del 50% que por ley debe realizar a la financiación a la dependencia, y que en Aragón llega sólo al 13% de colaboración.

Críticas al PP

Por su parte, la representante del PP Reyes Campillo ha criticado que el Ayuntamiento acepte un precio de asistencia por hora de 16,92 euros, cuando los propios técnicos municipales lo valoran en 20,96 euros la hora, y ha reclamado que el Gobierno de Aragón aporte más dinero al servicio a domicilio.

La vicealcaldesa Broto le ha recriminado que estaba mezclando la atención a domicilio con los servicios de ayuda a la dependencia y ha insistido en que la encomienda de gestión sobre asistencia domiciliaria la financia totalmente la DGA.

Por otro lado, Broto ha acusado al PP de “dejar caer en el pozo a personas dependientes en grado 1, 2 y 3 cuando han gobernado en Aragón” y ha reclamado que el Gobierno estatal cumpla con la financiación de la atención a la dependencia que le corresponde por ley.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies