Alfonso I el Batallador se queda sin león en su pedestal

El Ayuntamiento de Zaragoza ha procedido a retirar este martes el león de bronce del monumento a Alfonso I El Batallador en el Parque Grande José Antonio Labordeta. La escultura estaba muy deteriorada y se va a proceder a su limpieza y restauración.

El león, símbolo de la ciudad de Zaragoza, fue modelado por Virgilio Garrán y fundido en los talleres de Averly. Se colocó en 1927, dos años después que la estatua del Batallador diseñada por José Bueno.

Los monumentos ubicados en parques y vías públicas están sometidos al deterioro producido por factores ambientales y por los actos vandálicos. En este caso, el león de bronce se encontraba en mal estado con rayas, pintadas e incluso un hueco horadado en una de sus patas.

Su restauración se va a llevar a cabo en una función zaragozana, a la que ha sido trasladada la escultura esta misma mañana. Esta actuación es la primera de las que se van a llevar a cabo en el monumento a Alfonso I El Batallador, en el que se van a acometer diferentes tareas de limpieza y conservación a lo largo de los próximos meses.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies