Mejora la situación por la riada pero sigue el Plan de Protección

La situación en la ciudad por la crecida del Ebro tiende a normalizarse, pero continúa activado el Plan Municipal de Protección Civil dado que el nivel del río sigue siendo muy alto a su paso por Zaragoza, en tanto en cuanto a las 14.00 horas estaba a 5,06 metros con 1.886 metros cúbicos por segundo.

Fuentes municipales apuntan en una nota que el consejero de Servicios Públicos del Ayuntamiento de Zaragoza, Alberto Cubero, ha vuelto a hacer un llamamiento a la ciudadanía para que extreme las precauciones, no se acerque al cauce del río y respete las señalizaciones e indicaciones de Bomberos, Policía Local y Protección Civil.

Las fuentes precisan que en términos generales la situación en la ciudad de Zaragoza “va mejorando progresivamente a medida que desciende el caudal del río, aunque las complicaciones y las incidencias permanecen” (en la foto superior de Europa Press, la arboleda de Macanaz inundada).

Esta noche no se han producido incidencias especialmente reseñables salvo algunos achiques de agua en algunos garajes y huecos de ascensores en Echegaray y Caballero y La Almozara.

Apertura de un carril en la Z-30

A las 13.00 horas, además, se ha abierto uno de los tres carriles de circulación del Tercer Cinturón que permanecían cortados a la altura de Vadorrey, en sentido sur.

Si continúa el descenso del nivel del agua, esta tarde podría abrirse otro más en este punto, donde la Policía Local controla la circulación.

Por otro lado, el descenso del nivel del río ha permitido abrir el acceso a Torre Casetón, en Movera, así como a Torre Peirade y a la residencia canina Doc Garden.

Sin embargo, no se puede acceder todavía a la residencia canina de ADPCA y a Torre Urzáiz, ya que los caminos están anegados e impracticables.

Finalmente, se mantienen las afecciones a Monzalbarba y Alfocea, y en este último barrio, cuya carretera continúa cortada, sigue habilitado el acceso a través del campo de maniobras de San Gregorio en convoyes pilotados por la Guardia Civil y la Policía Local.

El Ebro a su paso este lunes a la altura de la pasarela del Voluntariado. Foto: Europa Press

Situación controlada en el Parque del Agua

En el Parque del Agua Luis Buñuel, que sigue cerrado, se ha trabajado toda la noche achicando agua y se ha conseguido que no entrara en el aparcamiento.

Según las mismas fuentes, la situación está controlada, ya que este parque se diseñó con amplias zonas inundables, y el agua no ha entrado en ninguno de sus edificios “sensibles” y ninguna de sus grandes infraestructuras se ha visto dañada.

Finalmente, las fuentes explican que las depuradoras de aguas residuales de La Cartuja y La Almozara están paradas. Volverán a ponerse en marcha en los próximos días, cuando el caudal del Ebro descienda a sus niveles habituales.

Por su parte, la planta potabilizadora de Casablanca funciona con total normalidad, y sus dos vías de abastecimiento (El Canal Imperial de Aragón y el sistema Yesa-acequia de Sora) se encuentran abiertas y en servicio.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies