Un 32% de los participantes en los programas de inserción laboral de Cáritas lograron un empleo

Un total de 954 personas lograron encontrar un empleo el año pasado gracias a los programas de inserción laboral de Cáritas. Esto supone que un 32% de los 2.947 participantes en este tipo de iniciativas consiguió un trabajo. El perfil de estos participantes se corresponde en un 66% de los casos con el de una mujer.

En cuanto a su procedencia, ha subido ligeramente el número de españoles (49%) frente a los de origen extranjero (51%) y los tramos de edad más mayoritarios son las personas de más de 45 años. Además, más de la mitad de todos ellos tiene solamente estudios básicos, ha informado en rueda de prensa la ONG.

Para que aquellas personas que recurren a Cáritas para encontrar un trabajo lo consigan, la entidad invirtió en 2016 más de tres millones de euros, casi un 30% más de lo presupuestado para este asunto en 2016.

Programas

Esto programas contemplan el desarrollo de talleres laborales, programas de búsqueda de empleo y se apoyan en las agencias de colocación de las que dispone Cáritas. De hecho, 56 personas de esas 954 han sido contratadas en alguna iniciativa social de la organización, como las basadas en el reciclado de ropa.

Desde Cáritas insisten en la importancia de este tipo de programas en los que, destacan, es necesario trabajar no solo la búsqueda de empleo sino la adquisición de habilidades para ello (en la imagen superior de Cáritas, participantes en un curso de formación en Huesca).

“Para poder llegar a tener un empleo tienes que tener unas competencias y unas capacidades que hay que trabajarlas para que después puedas llegar al mercado laboral”, ha explicado el secretario técnico de Cáritas Aragón, Jesus Luesma. Y es que, tal y como ha indicado Luesma, las personas que acuden a este tipo de programas “tienen deterioradas esas condiciones o les falta una labor muy importante para saber enfrentarse a ese trabajo”.

La recuperación económica no llega a todos

Además, desde Cáritas han advertido que la recuperación económica no ha llegado a todos. “Muchas personas, sobre todo las familias que se encuentran en pobreza y exclusión social no notan que les haya llegado esa situación”, ha aseverado el presidente de la entidad, Carlos Sauras.

Esto se debe, ha explicado Sauras, a que la población más vulnerable “sufrió especialmente” la crisis, a que la desigualdad “está enquistada en la sociedad” y además ha alertado de que el número de hogares con todos sus miembros en paro sigue siendo “importante”, a lo que hay que sumar la existencia de los conocidos como “trabajadores pobres”.

Para continuar con estos programas, Cáritas continuará con su expansión y próximamente abrirá una empresa de inserción laboral en Teruel.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies