Importantes proyectos municipales paralizados porque la DGA no autoriza créditos de 24,8 millones

Actuaciones en rehabilitación de vivienda, compra de vehículos para la Policía Local, actuaciones en materia de ahorro energético y lucha contra el cambio climático, reformas en centros deportivos municipales, actuaciones correspondientes a presupuestos participativos, renovación de la red de aguas, obras de sellado del vertedero u obras en el parque Torre Ramona, entre otras inversiones, se encuentran sin ejecutar debido a que el Gobierno de Aragón no otorga la autorización administrativa para que el Ayuntamiento de Zaragoza pueda disponer de los créditos bancarios de 24,8 millones previstos en los presupuestos municipales de 2018 para sufragar en parte esos proyectos.

La normativa exige que la financiación externa de las corporaciones municipales sea supervisada por una entidad administrativa superior, en el caso de Aragón, por la DGA.

La financiación de los citados proyectos mediante créditos está prevista en los presupuestos municipales aprobados el pasado 3 de marzo con los votos de ZeC, PSOE y CHA. “Veinte días después se solicitó permiso a la DGA para disponer de esos créditos, que se pudieron solicitar tras sanear las cuentas municipales, después de siete años intervenidas”, ha explicado el concejal de Economía, Fernando Rivarés (en la foto superior de zaragoza.es, durante la presentación del presupuesto municipal de 2018).

El concejal ha agregado que el Gobierno de Aragón dispone de un plazo de tres meses para pronunciarse y se dirigió por primera vez al Ayuntamiento el 1 de junio, “para solicitar una serie de aclaraciones, un requerimiento que atendimos 14 días después”.

Según fuentes de la DGA consultadas por Ten! Zaragoza, el Ejecutivo territorial “está dentro de plazo” para dar una respuesta al Ayuntamiento, por lo que se deduce que desde el Pignatelli se contabiliza el plazo desde el 1 de junio, en que se efectuó la primera comunicación.

A este respecto, Rivarés ha señalado que si el Consistorio no puede disponer de esos créditos hasta septiembre será casi imposible que puedan ejecutarse este ejercicio importantes proyectos para la ciudad, lo cual ha calificado como “lastre tremendo” y muy lesivo para los intereses de la ciudadanía zaragozana.

Comunicación

El concejal ha insistido en que la comunicación entre DGA y Ayuntamiento “es constante” y que no entendía la dilación en pronunciarse por parte del Gobierno aragonés. “Si no se puede ejecutar todo lo previsto, no será responsabilidad del gobierno de la ciudad, pero sí será una desgracia para toda la ciudad”, ha sentenciado.

El responsable municipal ha indicado que la DGA alude a la realización de diferentes informes antes de pronunciarse sobre la idoneidad de los créditos. “Pues que los hagan ya”, ha solicitado Rivarés.

Respecto a la persistencia de contenciosos político-financieros entre ambas instituciones que pudieran estar entorpeciendo la autorización administrativa, como el cobro el ICA, el pago de las obras del tranvía o el futuro del edificio de los antiguos juzgados en la plaza del Pilar, Rivarés ha expresado de forma contundente que “no me cabe en la cabeza que un procedimiento administrativo tan importante pueda verse contaminado por política de otro nivel”.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies