Cerrado el parque Tío Jorge hasta el viernes para revisar el arbolado tras el temporal del domingo

El Ayuntamiento de Zaragoza ha decidido cerrar el parque Tío Jorge hasta el viernes para revisar todo el arbolado, que sufrió severos daños con la fuerte tormenta acaecida en la tarde del pasado domingo. En torno a 20 árboles fueron derribados por las rachas de viento superiores a los 100 km/h y ahora los técnicos municipales han recomendado una inspección a fondo en el parque para garantizar la seguridad en la zona.

La Margen Izquierda fue el área de Zaragoza más afectada por la tromba de agua y viento. Los desperfectos se dejaron notar de forma especial en el parque del Tío Jorge y sus inmediaciones, donde cayeron derribados por la fuerza de los elementos una veintena de árboles, pero también anuncios publicitarios y vallas (en la foto superior de Aragón Press, técnicos y operarios municipales revisan daños en el parque Tío Jorge y retiran árboles caídos).

La edad y el mal estado de las raíces pueden haber sido las principales causas de que los árboles no hayan podido soportar la tormenta, en un espacio cuya mejora reclaman desde hace tiempo los vecinos de Picarral y Arrabal.

Árboles caídos en el parque Tío Jorge. Foto: Policía Local

Numerosas emergencias

A lo largo de todo este lunes 13 de agosto los bomberos han seguido realizando servicios para paliar daños ocasionados por la tormenta en toda la ciudad, como caídas de árboles, inundaciones, arranque de persianas o derribo de vallas.

Las labores del cuerpo, que ha registrado centenares de llamadas de emergencia, continuarán en la mañana del martes para tratar de atender todos los servicios solicitados.

“Tenemos trabajo todo este lunes y mañana para dejarlo todo al día”, han resumido en declaraciones a Europa Press desde el Cuerpo de Bomberos de Zaragoza.

Más servicios el lunes

A primera hora de este lunes tenían pendientes unos 24 servicios, que han ido solventando, pero a lo largo de la mañana se han ido produciendo otros tantos, han explicado.

“Algunas incidencias se produjeron el domingo y otras se han detectado esta mañana debido a las consecuencias de la tormenta de ayer”, han aclarado en referencia a la caída de árboles y ramas, además de lamas de edificios, persianas o desprendimientos de cascotes de cornisas, han enumerado.

A este respecto cabe señalar que el servicio de emergencias 112 recibió hasta 1.230 llamadas de emergencia en todo Aragón durante la tarde y noche del domingo de personas que reclaman ayuda para hacer frente a los estragos causados por el temporal.

En la capital aragonesa los daños afectaron también a semáforos derribados por el viento, saturación de alcantarillas, así como inundaciones de algunas calles.

Consecuencias

En relación con las consecuencias del temporal del domingo en Zaragoza, el alcalde accidental de la ciudad y consejero de Servicios Públicos, Alberto Cubero, ha considerado  que la caída de 50 árboles de los más de 150.000 que hay en la urbe “entra dentro de la normalidad” cuando se producen, como este domingo en la capital aragonesa, rachas de viento de más de 100 kilómetros por hora.

Cubero se ha felicitado por que no se produjeran daños personales con la tormenta que descargó sobre la ciudad y que, sobre todo en la margen izquierda, produjo las afecciones “habituales”, con caídas de árboles, cornisas, mobiliario urbano y algunos techos, así como con la paralización del tranvía durante una hora por la caída de un árbol sobre la catenaria en la avenida Montesori y el cierre de algunas calles por acumulación de agua.

Cincuenta de 150.000 árboles es para Cubero “un porcentaje reducido” para una tormenta de estas características, cuya magnitud no se puede calcular ni cuándo se van a producir.

Además, ha agregado que, al contrario de lo que dice la oposición, la poda no garantiza que los árboles no caigan con estas rachas, y aunque no se trata de una medida eficaz, ha agregado que en el nuevo pliego de condiciones de la contrata de parques y jardines se incluye una inversión de “varios millones de euros más” para aumentar las podas, para que se pueda reducir el ciclo, que ahora está en siete años.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies