Los bomberos logran atender tres días después todas las incidencias por la tormenta del domingo

Tras tres intensos días de trabajo, los Bomberos de Zaragoza han logrado concluir los trabajos de limpieza y la reparación de incidencias por la tormenta ocurrida este domingo en la capital aragonesa. Este miércoles se han afrontado las 14 incidencias pendientes, mientras que solo en el martes se completaron 43 servicios.  Desde el lunes, el cuerpo tenía pendientes 70 servicios.

La mayor parte de estas actuaciones se han realizado en la margen izquierda, la zona más afectada por las fuertes rachas de viento y lluvia, que llegaron a superar los 100 kilómetros por hora.

El viento que ha soplado durante estas últimas jornadas ha dificultado “bastante” los trabajos, provocando algunas caídas de ramas adicionales que se han sumado al resto de incidencias, según ha informado el cuerpo de bomberos.

El parque del Tío Jorge, cerrado

La margen izquierda del Ebro fue la zona de la ciudad más afectada por la tormenta, con especial incidencia en el parque del Tío Jorge.

En este espacio, cuya mejora es una de las grandes reclamaciones históricas de los vecinos, la tormenta derribó una veintena de árboles, la mayoría de ellos de grandes dimensiones. Por este motivo, permanecerá cerrado hasta el viernes para garantizar la seguridad y poder analizar con más detenimiento el arbolado.

Durante la tormenta del domingo se registraron rachas de viento de más de 100 kilómetros por hora y precipitaciones de 22 litros por metro cuadrado en unos minutos, que provocaron la caída de unos 50 árboles en la ciudad y los bomberos recibieron más de 150 avisos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies