Protesta por el realojo propuesto por la DGA a una mujer que le dejaría sin trabajo

Decenas de personas se han concentrado este viernes 14 de septiembre frente a las puertas de la sede del Gobierno de Aragón en protesta por el realojo de una mujer que el próximo lunes deberá abandonar su vivienda actual en Zaragoza para residir en otra de Tamarite de Litera (Huesca), facilitada por la Administración.

La situación de Ana Belén (en la foto superior de Efe, a la derecha junto a la pancarta), según ha explicado ella misma a los medios de comunicación, afronta un inminente desalojo de la casa en la que se encuentra en estos momentos, que es de alquiler.

Ha dicho que durante dos meses no pudo hacer frente al pago, y en ese lapso de tiempo la propietaria del piso le envió un burofax con el que la instaba a abandonar la casa. Ella no ha vuelto a pagar el alquiler.

Asimismo, se dirigió a la Administración para solicitar una vivienda dadas sus circunstancias, y toda vez que cumplía los requisitos para hacer el trámite, ha comentado.

Según sus palabras, tiene trabajo en la actualidad, así que el realojo en una vivienda en Tamarite de Litera conllevaría perder su empleo.

Las personas concentradas ante la sede del Gobierno de Aragón han reclamado que sus responsables deben ofrecer a la mujer afectada un realojo “en condiciones dignas y sin que suponga desarraigo”.

Explicaciones de la directora de Vivienda

La directora general de Vivienda del Gobierno de Aragón, Mayte Andreu, ha destacado minutos después que la Administración ha estado ayudando a Ana Belén “en todo momento”, en concreto con ayudas al alquiler.

Ha explicado que la gestión a este respecto busca “adecuar la respuesta habitacional a la situación de la persona”, en este caso “una mujer sola que en el momento de demandar” dicha solución habitacional no tenía “carga familiar” ni empleo.

Según sus declaraciones, en la actualidad, en Zaragoza, no hay “viviendas pequeñas” para ella, ya que las que están aún a disposición, un total de 12 de dos y tres dormitorios, están reservadas para “unidades de convivencia con otras características”, es decir, con menores a cargo escolarizados o para personas mayores que necesiten atención próxima al domicilio.

Escasez de viviendas

La solución para Ana Belén, por tanto, pasa por ofrecerle desde la Administración una vivienda que “se encuentra habitable” y que, por ocuparla, no se excluye de las disponibles para otras unidades de convivencia.

Con todo, Andreu ha asegurado que si el Gobierno tuviera “un parque de viviendas mayor”, a Ana Belén se la podría realojar en Zaragoza, pero la realidad es que no cuentan en el Ejecutivo con el número suficiente.

Preguntada por la consecución por Ana Belén de un nuevo empleo, la directora general ha precisado que lo que consta en el expediente es que hará una entrevista “dentro de 20 días”.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies