Nuevo Centro de Protección Animal estará listo en febrero de 2019

Las obras de la primera fase del nuevo Centro Municipal de Protección Animal (CMPA) de Zaragoza, que se corresponden con los espacios caniles y el centro de interpretación, estarán terminadas a mediados de febrero de 2019, como ha confirmado este martes 25 de septiembre el consejero de Servicios Públicos y Personal, Alberto Cubero, con motivo de una visita al recinto.

Los trabajos de construcción de la primera fase del nuevo CMPA fueron adjudicados a la empresa Urbanizaciones y Medio Ambiente, SLU, por un importe total de 756.847,06 euros, con una reducción del plazo de ejecución de 15 días naturales sobre los 8 meses previstos (en la imagen superior de zaragoza.es, estado actual de las obras del centro)..

Sobre este mismo equipamiento, también se ha adjudicado la construcción del Centro de Transformación Eléctrica para el CMPA a la empresa Proviser Ibérica, SL, por un importe total de 54.328 euros.

Garantizar derechos de los animales

El nuevo Complejo Municipal de Protección Animal se ubicará en una parcela municipal de 18.250 metros en el polígono Empresarium, rodeada por una zona verde que, aunque se ha tratado como zona de parque estepario, puede complementar los usos que se desean para las nuevas instalaciones, informan fuentes municipales en una nota de prensa.

Una de las principales características de este proyecto es que, desde su planteamiento inicial, está pensado para promover y garantizar los derechos y el bienestar de los animales que acogerá.

Se plantea la construcción de un Complejo Municipal de Protección Animal cuyas instalaciones permitan realizar actividades diversas tendentes a los objetivos que el Ayuntamiento de Zaragoza está llevando a cabo desde el año 2012.

Se deberá de compartir actividades de protección directa, alojamiento y cuidado de animales, con actividades de promoción y sensibilización a la ciudadanía.

Numerosas instalaciones

Se quiere construir un complejo de referencia en el que la población de Zaragoza y su zona pueda acudir tanto a compartir espacios con animales domésticos, en el caso de que en su domicilio no pueda tenerlos (cat-café), como recibir formación e información respecto de una adquisición responsable de mascotas y poder solucionar fácilmente conductas que, en ocasiones por falta de conocimiento, suele provocar abandonos indeseados.

También se prevé crear una zona de exposición/interpretación para educar en la tolerancia y el respeto por todas las especies que habitan el planeta.

El complejo se articula en torno a sus dos elementos principales: los caniles y el centro de interpretación. El resto de instalaciones son construcciones subordinadas a ellos: Centro de Interpretación; Naves de caniles; Umbráculo de gatos; Piscina de rehabilitación; Incineradora; Almacén; Estercolero; Fosa de cadáveres; Pozo de bombeo del vertido; Zona de esparcimiento y agility; Elementos de urbanización: Plaza de acogida, aparcamientos, etcétera.

En esta primera fase se plantea el edifico del Centro de Interpretación, dos naves de caniles, el umbráculo de gatos, el estercolero y la fosa de cadáveres, mientras que el resto de elementos se deja para fases posteriores.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies