El alcalde dice que las fiestas son “ejemplo de convivencia y comunidad”

El alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, ha deseado que las Fiestas del Pilar sigan siendo “ejemplo de convivencia, espíritu comunitario y respeto a la mujer” y ha animado a los ciudadanos a dejarse “sorprender” por las actividades que se ofrecen en plazas y barrios.

En declaraciones a los medios de comunicación, tras participar en la Ofrenda de Flores a la Virgen del Pilar, este viernes, 12 de octubre, día central de las fiestas, ha explicado que estas fiestas se están caracterizando, entre otras cosas, por sus conciertos con la entrada libre porque el Ayuntamiento “se ha volcado en que la gente pueda disfrutar sin tener que contribuir con su economía precaria en estos tiempos”.

Respecto a las dos denuncias que ha habido por presuntas agresiones sexuales durante estas fiestas, Santisteve ha comentado que “desgraciadamente las hay todos los días, no solo en fiesta”.

Ha añadido que el Ayuntamiento de Zaragoza está aplicando el ‘Protocolo de respuesta institucional ante una agresión sexual durante las Fiestas del Pilar’, que ha supuesto realizar en ambos casos un paro de cinco minutos de todas las actividades municipales para mostrar la repulsa de la ciudad a estos actos.

Santisteve ha comentado que es “obligación” del consistorio “hacer pedagogía social, sensibilización, prevención” y se ha felicitado por “lo bien que ha reaccionado la ciudadanía” ante el protocolo, para estimar que “es algo que va calando” y esgrimir que con “una buena educación de lucha contra el machismo conseguiremos revertir esta situación porque Zaragoza es una ciudad de convivencia y cohesión social”.

Las mejores fiestas populares

Pedro Santisteve ha animado a los zaragozanos “a que sigan disfrutando de las mejores fiestas populares del mundo” y ha asumido como algo que “entra dentro del cargo” los abucheos y críticas que ha recibido cuando ha salido la comitiva de la corporación municipal del Ayuntamiento para dirigirse hacia la Ofrenda.

Según ha apuntado, han sido “tres, cuatro, cinco, diez personas” y “también he encontrado a gente que me ha saludado con cariño y que están encantados de ver a su alcalde como uno más de ellos, uno entre iguales, que es lo que soy”.

No obstante, ha comentado quienes le han increpado “están en su derecho de criticar a las autoridades”, pero han de hacerlo de forma “constructiva, razonada, motivada” para ir “hacia debates serenos y sosegados porque estoy convencido de que quieren lo mejor para la ciudad y todos tenemos que sumar desde la calma, desde un debate pacificado, tranquilo y bien argumentado”.

Santisteve ha esgrimido que el equipo de gobierno de Zaragoza en Común (ZeC) ofrece “un modelo de ciudad para un siglo XXI complejo, difícil y que requiere del apoyo de todos”.

Comitiva municipal

El alcalde ha partido del Ayuntamiento de Zaragoza pasadas las 11.30 horas junto al resto de la comitiva municipal, en la que han participado gran parte de los concejales de todas las formaciones políticas, salvo de CHA (imagen superior de Aragón Digital).

Santisteve vestía traje regional, igual que los otros dos miembros de ZeC que han desfilado con él, el consejero municipal de Economía y Cultura, Fernando Rivarés, y la consejera de Participación, Transparencia y Gobierno Abierto, Elena Giner.

Según ha relatado el alcalde, llevaba un traje de muda, “cómo cualquier zaragozano o aragonés en el día de hoy”, una indumentaria de finales del siglo XIX, que incluía un fajín de seda y chaleco, “que es un guiño a las mujeres” porque era de color morado.

Según ha detallado, este traje se usaba tanto en el Pirineo y Sabiñánigo, en la provincia de Huesca, como en la zona turolense del Matarraña e incluso en Valencia y “se le llamaba de ‘caramelete’ porque tiene botones que son como caramelos”, ha explicado.

Portaba también un sombreo de ala ancha, “para cubrirse del agua y del viento y que abriga”, y un pañuelo morado en la cabeza, con lazada a la derecha y que “tiene doce maneras de ponérselo”. El traje se completaba con calzas de pana y una chupa, “que ya se le llamaba así entonces”, y una camisa de lino debajo.

Santisteve ha agradecido la colaboración de la profesora de Indumentaria, Conchi Millán, y del Espacio de Indumentaria de Valdealgorfa, “que son quienes nos han facilitado el traje y que se esfuerzan cada año por vestir a su alcalde”.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies