Estrategia para impulsar Economía Social con casi cincuenta acciones

El Ayuntamiento de Zaragoza ha presentado este lunes 22 de octubre su primera estrategia de impulso a la economía social con el horizonte puesto en el periodo 2018-2022, que servirá como marco global que aglutine todas las medidas y objetivos en este ámbito.

Con esta estrategia, elaborada a través de un proceso participativo en el que han colaborado las entidades del sector, se pretende marcar las líneas a seguir en un ámbito en el que ya se están haciendo “muchísimas cosas”, ha indicado en rueda de prensa la concejala de Educación e Inclusión, Arantza Gracia.

Para ello, se contemplan un total de 23 objetivos y 47 acciones concretas, estructuradas en seis ámbitos de intervención: interlocución y participación política, sensibilización y visibilización, consumo responsable, formación, redes e intercooperación y emprendimiento y empresa.

Entre las acciones programadas a corto plazo destacan la participación de las entidades representativas de estas empresas en órganos económicos y sociales como Ebrópolis, el Consejo de Ciudad o el Observatorio de la Contratación Pública.

Contratación

Otra de las medidas será la formación al equipo técnico y político del Ayuntamiento sobre economía social y contratación pública responsable, con hincapié en los servicios que realizan asesoramiento para el emprendimiento y en aquellos que gestionan los fondos públicos de ayuda a las empresas de la ciudad.

En este sentido, Gracia ha resaltado la importancia de formar a los técnicos municipales en la elaboración de pliegos para que las empresas de economía social se puedan presentar a ellos en igualdad de oportunidades, por ejemplo, rebajando las exigencias de solvencia económica, que estas compañías y las pymes no pueden satisfacer de la misma manera que las grandes.

También se va a elaborar un mapa común de entidades que facilite a la ciudadanía el conocimiento de este sector y de sus diferentes iniciativas, que vendrá junto con un plan de comunicación que contemple acciones dirigidas tanto al interior como hacia el exterior.

Asimismo, se creará la Comisión para el Fomento de la Economía Social, un órgano asesor y consultivo compuesto por representantes de los grupos municipales, técnicos de las diferentes áreas implicadas y por la Asociación Aragonesa de Economía Social (CEPES).

Objetivos

En cuanto a los objetivos de la estrategia, se resumen en cuatro grandes ejes: revitalizar la economía social de la ciudad, destacando las prioridades de generación de empleo estable y de calidad, la inserción social o la sostenibilidad empresarial; informar y difundir sus valores y compromisos; establecer un marco de referencia para su impulso con un componente de una mayor innovación y apoyo en capital humano; y dar a conocer la economía social y solidaria, sus principios y su aportación al desarrollo local.

La concejala ha subrayado el papel relevante de la economía social a la hora de mitigar los desequilibrios del mercado, ya que son las que mejor resisten los embates de la crisis, de mantener a la gente trabajando en el territorio y generar un desarrollo endógeno y riqueza dentro del propio entorno, por lo que son las más difíciles de deslocalizar.

La economía social supone un 10 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) y un 12,5 por ciento del empleo de toda España, con un 80 por ciento de contratos indefinidos y casi la mitad de los trabajadores por debajo de los 40 años, ha explicado.

Así, en los últimos ocho años se han creado 29.000 empresas de economía social y 190.000 puestos de trabajo, de los que 128.000 han recaído en personas con algún tipo de discapacidad o en riesgo de exclusión social.

Ayudas y subvenciones

Gracia ha señalado también que el Gobierno de ZeC está trabajando con la economía social, por ejemplo, con el aumento en un 55 por ciento de las ayudas al emprendimiento social, la creación de una línea para mantener y consolidar el empleo creado, subvenciones para ayudar a la capitalización de estas empresas, un laboratorio de innovación social de la mano de la Universidad o el convenio con Atades en materia de agroecología.

Además, ha destacado los 150.000 euros en subvenciones al empleo verde, sector donde tiene mucho que decir la economía social.

Por su parte, el presidente de CEPES Aragón, Felipe Gómez, ha apuntado que uno de cada tres aragoneses está relacionado de algún modo con la economía social, lo que habla “muy bien” de una sociedad civil que “se preocupa por resolver sus problemas”.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies