La manifestación contra la violencia machista derriba un muro simbólico contra el patriarcado

La capital aragonesa ha sido este domingo uno de los puntos neurálgicos de la lucha contra la violencia machista. Zaragoza se ha sumado a las manifestaciones convocadas a las 12.00 horas en todo el país con motivo del Día Internacional de la eliminación de la violencia contra las mujeres, un acto de carácter reivindicativo al que han acudido cientos de personas.

Una vez más las mujeres han salido a la calle bajo el lema ‘Contra las violencias machistas, lucha feminista’, pero esta vez lo han hecho “más empoderadas” si cabe para reclamar igualdad y para denunciar los “89 feminicidios” que se han producido este año en España, dos de ellos en Zaragoza.

La concentración, convocada por la Coordinadora de Organizaciones Feministas de Zaragoza, ha comenzado en la plaza España al mediodía (imagen superior de Iker G. Izagirre con manifestantes junto al muro de cartón derribado).

Allí se han concentrado mujeres y hombres ataviados con prendas moradas y con pancartas donde se podía leer ‘Disculpen las molestias, nos están matando’, ‘Sin nosotras, el mundo se para’, ‘La calle, la noche, también son nuestras’ o ‘Somos el grito de las que ya no tienen voz’.

Pancartas que recogían en parte las reivindicaciones que hoy se han escuchado alto y fuerte en el centro de la capital aragonesa, donde se ha derribado un muro con cajas de cartón que plasmaban las distintas violencias machistas.

Muro derribado

Durante el acto ha sido derribado un muro simbólico “contra el patriarcado” para poner de manifiesto que sólo la “lucha de las mujeres”, con la implicación de toda la sociedad, podrá derruirlo también en la realidad.

El muro de cajas de cartón reflejaba las distintas desigualdades que viven las mujeres a diario. Una a una, las que han ejercido como portavoces han ido derribándolo, tirando al suelo las cajas con lemas como “brecha salarial”, “cultura de la violación” o “canon de belleza dañino”.

Una vez derribado el muro, una de ellas ha exclamado: “¡ojalá fuera tan fácil derribar este muro “invisible” y “eficaz” en la realidad!”, algo que, ha añadido, conseguirán con la lucha feminista, con la unión de las mujeres que en este 2018 han demostrado que están “más empoderadas” y “hartas de tanta desigualdad”.

Pancarta en la manifestación crítica contra el comportamiento de la justicia ante la violencia machista. Foto: Aragón Digital

Implicación de los hombres

Después, Nieves Boj, de la coordinadora, ha leído el manifiesto con el que se ha criticado la falta de avances en el Pacto de Estado contra la Violencia de Género, la precariedad laboral que sufren las mujeres, y su efecto en la brecha salarial de las pensiones, o la falta de seguridad en los puntos de encuentro, donde una mujer fue asesinada por su expareja en Zaragoza.

Han reclamado, además, la implicación de los hombres; que el humor no sea refugio de mensajes humillantes y una educación afectivo-sexual a todos los niveles basada en la reciprocidad y no en la dominación para evitar la “cultura de la violación” que tan integrada, ha dicho, está en la sociedad.

Para ello, han apelado a la responsabilidad de todos los partidos políticos y más presupuesto para implantar medidas. “Basta de excusas, nos están matando”, ha ahondado.

En esta ocasión, se ha puesto especial énfasis en la “justicia patriarcal” y en la falta de perspectiva de género en la judicatura. “La Manada lleva toga demostrando que la violencia contra la mujer sale barata”, ha comentado.

También se han visto pancartas en este sentido, como ‘Contra la justicia machista, lucha feminista’ y hasta una persona ataviada con el mazo y la toga de juez subida a unos zancos.

Superviviente de la violencia machista

Entre los asistentes, se encontraba Laura, una superviviente de violencia machista y madre de tres niños, miembro de la asociación Somos. “Estamos aquí y eso ya es mucho, pero nos sentimos aisladas, incomprendidas, nos rehuyen y no nos ayudan, cada día es una lucha”, ha manifestado.

Cerca de ella se encontraba Eva Borja, de 18 años, una joven comprometida con la lucha feminista que cree que las mujeres deben estar hoy en día “más unidas que nunca”. Aunque, según ha reconocido, ha sufrido acoso en las calles, sobre todo por la noche, es optimista, porque “el feminismo está calando”.

Más curtida en esta lucha está Teresa, quien a sus 63 años, lleva “toda la vida” reivindicando los derechos de la mujer. “Estoy aquí porque soy mujer, por solidaridad”, ha aseverado.

Tras la lectura del manifiesto, la concentración ha cantado al unísono ‘Ista, ista, ista, Zaragoza Feminista’ y se ha dirigido hacia la plaza Paraíso, por el paseo Independencia.

Tras la pancarta ‘Contra las violencias machistas, lucha feminista’ se encontraban las diputadas de IU y CHA, Patricia Luquin y Carmen Martínez. También ha asistido la directora del Instituto Aragonés de la Mujer (IAM), Natalia Salvo, o el presidente de CHA, José Luis Soro.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies