El Casco Histórico será un espacio de “disfrute peatonal”, con calles sin desniveles y tráfico mínimo

La mayor parte del Casco Histórico transformará la fisonomía de sus calles, que se convertirán en vías denominadas como de ‘cota cero’, con elevación de calzadas y eliminación de aceras para potenciar su accesibilidad peatonal y la pacificación del tráfico rodado, en la línea de la actuación desarrollada en la calle Don Jaime. El gobierno municipal de ZeC prevé invertir en el “Plan Cota 0” cerca de seis millones de euros en lo que resta de legislatura y la siguiente. Las primeras actuaciones afectarían a las calles Manifestación, Santa Isabel, Torre Nueva y Fuenclara.

Las remodelaciones de este tipo que tiene previsto ejecutar el Ayuntamiento de Zaragoza se desarrollarán en todas las calles de la antigua Caesaraugusta romana, cuyo límite marca el actual Coso.

El anuncio de este ambicioso proyecto lo ha efectuado este jueves 29 de noviembre el alcalde la ciudad, Pedro Santisteve, durante su discurso en el Debate sobre el Estado de la Ciudad.

El alcalde ha subrayado que el actual gobierno municipal tiene previsto ejecutar el plan en los próximos años, en los que ZeC confía en seguir al frente de las responsabilidades ciudadanas.

El objetivo, ha indicado Santisteve, es convertir el Casco Histórico zaragozano en “un gran espacio de disfrute peatonal”.

Obras de acondicionamiento en la calle Don Jaime

Actuaciones similares a las de Don Jaime

El plan de elevación de calzada a cota cero es una medida “en línea con lo que hacen otras ciudades de nuestro entorno”, ha destacado el alcalde, quien ha incidido en que el proyecto prevé posibilitar el acceso rodado a la zona a residentes en la misma, así como a transporte público, emergencias y carga y descarga.

Santisteve ha calificado como “tremendamente exitosas” las experiencias de este tipo desarrolladas, no sin polémica con comerciantes y vecinos, en las calles Espoz y Mina y Don Jaime, para justificar su ampliación a otras vías del Casco Histórico.

El portavoz de Zaragoza en Común, Pablo Muñoz, ha precisado posteriormente en rueda de prensa otros aspectos del proyecto, que prevé una transformación completa del Casco Histórico para reducir la contaminación atmosférica y acústica en la zona, recortar los accidentes de tráfico, garantizar la accesibilidad universal, desarrollar un planteamiento sistémico entre todos los modos de transporte y redistribuir el espacio en la vía pública a favor de la movilidad no motorizada, entre otros objetivos.

Con las actuaciones previstas, los gobernantes municipales esperan conseguir que la movilidad peatonal en la zona suponga más de la mitad de los desplazamientos globales en el Casco Histórico.

Se pretende también lograr una mejora del paisaje urbano, aumentando la accesibilidad y seguridad de las calles e implantando espacios de prioridad no motorizada cuyo modelo sería luego aplicado en otras zonas de la ciudad.

El plan quiere hacer especial incidencia en los accesos a centros escolares y en el modo de desplazarse a ellos. En concreto se aspira a que la movilidad peatonal, ciclista y en transporte público supere el 90% de los desplazamientos a colegios.

En rojo, las calles en las que se actuará en la primera fase del Plan Cota 0

Dos fases

En el boceto del Plan Cota 0 presentado por el portavoz de ZeC se destaca que “la tendencia general en las ciudades es llevar a cabo actuaciones de este tipo que, además de unas mejoras sustanciales en los cascos históricos y barrios, consiguen revitalizar las mismas desde el punto de vista económico, tanto a nivel turístico como comercial. La remodelación de estas infraestructuras consigue que la gente vuelva su mirada al corazón de las ciudades”.

La primera fase de las nuevas transformaciones de calles en vías semipeatonales se prevé acometer a partir del inicio del próximo año y afectaría a las calles Manifestación, Santa Isabel, Torre Nueva, Miguel Molino, San Braulio, Torre Nueva, Pino, Fuenclara y Torresecas (en la imagen superior, recreación de la calle Manifestación transformada en semipeatonal cota 0) .

Esta fase contará con un presupuesto de algo más de dos millones de euros, provenientes de los remanentes de tesorería que el gobierno municipal puede dedicar a inversiones  financieramente sostenibles, ha explicado el concejal de Urbanismo, Pablo Muñoz.

El siguiente bloque contará con un presupuesto estimado de 3,8 millones de euros y se desarrollaría en la próxima legislatura que comenzará en mayo de 2019, y se ceñirá a calles del entorno de San Vicente Paúl y calle Don Jaime.

Entre las vías que pasarían a ser semipeatonales y con cota cero estarían las calles Mayor, San Lorenzo, San Jorge, San Andrés, Verónica, Refugio, Don Juan de Aragón, Sepulcro, Torrellas, Universidad o Santo Dominguito de Val, entre otras.

Con la culminación de este segundo bloque, la totalidad del Casco Histórico quedaría conformada con vías semipeatonales de cota 0, a excepción de la calle San Vicente de Paúl, que conservaría su actual fisonomía en la que se prioriza el tráfico rodado.

En rojo, las calles en las que se actuará en la segunda fase del Plan Cota 0

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies