Sólo dos empresas de patinetes operarán en la ciudad, con vehículos en todos los distritos

Sólo dos empresas de patinetes eléctricos podrán obtener licencia para operar en Zaragoza, su parque de vehículos estará limitado a 850 cada una de ellas y deberán tener presencia en todos los distritos de la ciudad. Los patinetes no podrán ser estacionados en las aceras estrechas y dispondrán, junto a las bicis de uso compartido, de espacios específicos en las calzadas, que el Ayuntamiento va a habilitar en todos los barrios, comenzando por el Casco Histórico. El concurso también establecerá garantías laborales para los trabajadores y colaboradores de las empresas que resulten adjudicatarias.

Éstas son algunas de las condiciones del concurso público para adjudicar dos licencias de alquiler de patinetes eléctricos, cuyos pliegos definitivos espera tener listos el Ayuntamiento de Zaragoza antes de fin de año, de modo que su adjudicación definitiva se produzca en la primavera de 2019, y que han sido dados a conocer por la concejala de Movilidad, Teresa Artigas, y el de Servicios Públicos, Alberto Cubero.

En la actualidad hay en torno a 1.200 patinetes eléctricos de uso compartido repartidos por la ciudad, correspondientes a cuatro empresas distintas. En su mayor parte se concentran en la zona Centro y Casco Histórico, y “generan numerosos problemas en cuanto a uso del espacio público, sobre todo, para personas con movilidad reducida”, han señalado los ediles de ZeC.

Ese motivo, evitar que pueda haber un monopolio empresarial en la prestación del servicio y las previsiones de demanda por parte de la ciudadanía zaragozana ha llevado a responsables técnicos y políticos municipales a restringir y controlar la presencia de las empresas de patinetes en la ciudad (en la imagen superior de zaragoza.es, un patinete eléctrico circulando por el carril bici de paseo Echegaray).

La concejala Artigas da detalles de la nueva normativa junto al también concejal Alberto Cubero. Foto: zaragoza.es

Sólo dos empresas

El concurso limita a dos el número de empresas, por lo que la mitad de las que ahora operan en Zaragoza, saben ya que deberán abandonar la ciudad o formar consorcios empresariales con otras firmas para mantener su oferta. La adjudicación se les otorgará por espacio de dos años, con posible prórroga por un ejercicio más.

Cada una de ellas podrá dispersar sus patinetes por las calles de la ciudad, siempre que lo haga por todos los distritos, hasta 850 de este tipo de vehículos de movilidad personal (VMP), que se podrán ampliar en función de la evolución del servicio hasta un máximo de 1.700, es decir, entre las dos empresas concesionarias podrán repartir por Zaragoza en los tres potenciales años de vigencia de la contrata un máximo de 3.400 patinetes.

El primer criterio de valoración de las ofertas empresariales que se presenten a concurso será el de la distribución de vehículos por todos los distritos de la ciudad, independientemente de que unos puedan resultar más rentables que otros por número de usos. “No queremos que ocurra como con el servicio Bizi, que sigue teniendo sin cubrir algunos barrios de la ciudad”, ha puntualizado Alberto Cubero.

El segundo criterio más valorado será que los vehículos utilizados para la recogida de patinetes para su recarga y posterior redistribución sean de “0 emisiones”, al objeto de primar la reducción del impacto ambiental de la actividad.

Garantías laborales

En tercer lugar se valorará que la plantilla disponga de contratos indefinidos, además de que los colaboradores para la recogida y distribución de patinetes sean contratados con arreglo a la regulación laboral vigente “y no como ahora que funcionan sin ningún tipo de respeto a la normativa”, ha indicado Cubero.

También se valorará que los patinetes dispongan de un sistema de ‘geo-vallado’ que no permita aparcarlos fuera de los espacios específicamente reservados a estos vehículos. Además, se puntuará también que las empresas establezcan un sistema de vigilancia propio para el correcto estacionamiento de los patinetes.

Los pliegos de la contrata prohibirán que las empresas subcontraten la recarga de los patinetes, para evitar la figura del ‘recargador’ que cobra por patinete que recarga en su casa. También se obligará a las empresas a disponer de un teléfono gratuito para atención a los usuarios.

Respecto a los nuevos estacionamientos para vehículos de movilidad compartida, Teresa Artigas ha precisado que se habilitarán en zonas ocupadas ahora por coches particulares y servirán tanto para patinetes como para bicicletas. Además, patinetes y bicis podrán estacionarse en zonas de aparcabicis ya existentes, de modo que desaparezcan de las aceras y zonas peatonales en las que ahora se dejan, con el consiguiente perjuicio para los viandantes.

Respecto a las zonas por donde se permitirá circular a los patinetes, Artigas ha insistido en que la ordenanza está ahora en proceso de elaboración, incluida una encuesta ciudadana todavía en vigor. Pero ha insistido en poco tiempo estará lista y que en cualquier caso prohibirá la circulación de los patinetes eléctricos por las aceras.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies