Las Cortes aprueban la ley contra la discriminación por orientación sexual e identidad de género

El Pleno de las Cortes de Aragón ha aprobado este jueves la Ley de igualdad y protección integral contra la discriminación por razón de orientación sexual e identidad de género. Los seis grupos han apoyado este proyecto de ley al que han presentado 235 enmiendas, incorporándose el 82 por ciento.

En una sesión a la que han asistido representantes de los colectivos LGTBI, que han participado con sus propuestas en la elaboración de esta iniciativa legislativa y que han celebrado la aprobación de la misma desde la tribuna de público mostrando banderas arco iris, el Parlamento aragonés ha dado el visto bueno a una ley que forma parte del ámbito legislativo de la igualdad.

Ha presentado el proyecto de ley la coordinadora de la Ponencia, la diputada socialista Pilimar Zamora, quien ha trabajado en este órgano junto con Carmen Susín (PP), Amparo Bella (Podemos), Lucía Guillén (PAR), Carmen Martínez (CHA) y Patricia Luquin (IU). El 91 por ciento de las enmiendas aprobadas han recibido el apoyo unánime.

En representación del PP, Carmen Susín ha apelado al principio de igualdad y de no discriminación “para cualquier ciudadano”, recalcando que esta ley “es necesaria para el avance de la sociedad” y para proteger los derechos de muchos aragoneses, reivindicando el derecho a la igualdad. Ha precisado que el PP no comparte muchas cuestiones de forma, de ahí la presentación de 58 enmiendas.

Contra la discriminación

En su turno como diputada del PSOE, Pilimar Zamora ha resaltado que esta nueva norma “combate la discriminación” y es “valiente y necesaria”, añadiendo que “marca un antes y un después y responde a décadas de reivindicación”, constituyendo “un logro colectivo” del colectivo LGTBI.

Zamora ha avisado de que tan importante como aprobar una ley es que cuente con una mayoría parlamentaria “solvente” que asegure su durabilidad, dejando claro que “no paramos” para promover una sociedad “más igualitaria y más humana”.

Desde Podemos, Amparo Bella ha dicho que con esta ley “afianzamos derechos largamente perseguidos” que responden a “conquistas sociales que, hoy en día, son irreversibles”, por lo que este es “un día histórico” que da pie a “un comenzar abierto” porque no será “un cuento de hadas con un final feliz”.

Ha dejado claro que estos son “derechos humanos incontestables frente al odio, la feministifobia, la homofamilifobia, la violencia y los asesinatos que nos hacen morir a todas y todos un poco cada día”, frente a lo que “solo tenemos nuestras manos, el diálogo, la defensa de la convivencia, la diversidad y la aceptación de todo el colorido que atraviesa nuestra sociedad”.

“Los géneros se construyen y, de la misma manera, pueden ser deconstruidos”, ha continuado la parlamentaria de la formación morada, quien ha aseverado que esta ley contribuye a “no tener que volver a entrar en el armario ni a poblar calabozos y cárceles en el sistema penal o en las relaciones sociales cotidianas”.

Derechos blindados

Para la diputada del PAR, Elena Allué, este día “marcará un antes y un después” en relación a la convivencia y los derechos de las personas LGTBI, comentando que esta es una ley “muy esperada” porque “va a dar respuesta, por fin, a un colectivo que lleva mucho tiempo esperando” ver materializados estos derechos, que así se blindan.

A juicio de la diputada de Cs, Desirée Pescador, esta es una ley “completa, justa” y que “abre las puertas a la diversidad”, confiando en que sea efectiva “lo más posible”. Ha dado “un sí rotundo” a la prevención contra la discriminación.

Pescador ha destacado algunos aspectos de la nueva ley, como considerar el VIH como una infección y no como una enfermedad o ampliar el ámbito de aplicación a los familiares del colectivo LGTBI con especial atención a los menores que estén a su cargo.

La diputada de CHA (Grupo Mixto) Carmen Martínez ha expresado que el de hoy ha sido “un ejercicio de buena política”, ya que se crea un marco específico contra la discriminación y sirve para reconocer “el trabajo de 40 años de activismo contra las estructuras de poder que han perseguido, judicializado y medicalizado las vidas” del colectivo LGTBI.

La portavoz de la Agrupación Parlamentaria de IU Aragón, Patricia Luquin, ha aseverado que “damos una lección de cómo se debe de estar en la política en un momento en el que la extrema derecha quiere venir para quedarse” y ha proclamado que “la diversidad nos define, nos hace sentirnos seres humanos plenos”.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies