PP, PSOE y Cs votan a favor de paralizar la regulación de los patinetes

El Pleno del Ayuntamiento de Zaragoza, con los votos favorables de PP, PSOE y Cs, y la oposición de ZeC y CHA, ha resuelto este viernes 21 de diciembre que debería paralizarse el proceso de regulación de los patinetes, para solicitar la elaboración de un estudio técnico con arreglo al cual elaborar posteriormente una ordenanza completa sobre movilidad compartida. La decisión adoptada no va a paralizar no obstante la iniciativa de ZeC para sacar cuanto antes un concurso para adjudicación de licencias de patinetes, porque la potestad corresponde al gobierno municipal.

La decisión plenaria ha venido motivada por la presentación de una moción por parte del grupo del PSOE para paralizar el proceso porque a su entender no se está desarrollando de forma correcta.

La concejala de Movilidad, Teresa Artigas (ZeC) ha sostenido que los técnicos municipales se han reunido en varias ocasiones con responsables de las cuatro empresas de patinetes presentes en la ciudad para extraer información sobre comportamientos de los usuarios, necesidades, etc.

“Fruto de ese trabajo es la memoria que se ha entregado a los grupos municipales”, ha indicado Artigas, quien ha insistido también en que la decisión de limitar la concesión a dos empresas y reducir la presencia de vehículos hasta 1.700 patinetes en toda la ciudad, así como la presencia en todos los distritos, provienen igualmente de esas conclusiones técnicas.

Artigas ha asegurado que esas medidas garantizan la presencia de patinetes en todos los barrios de la ciudad, a la vez que evitan la aglomeración de vehículos en determinados puntos y la sobreocupación de espacio público.

Voluntad de bloqueo

La concejala de ZeC ha espetado al PSOE que la presentación de esta moción para paralizar la regulación de los patinetes es una muestra más de su voluntad de bloquear la gestión municipal y le ha recriminado que no haya realizado aportaciones al proyecto del Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS) en materia de movilidad compartida.

“Tienen cero voluntad constructiva en materia de movilidad, cuando los grupos progresistas podríamos ponernos fácilmente de acuerdo para elaborar una buena regulación”, ha sentenciado Artigas.

A ese respecto la concejala socialista Lola Ranera ha explicado que su negativa a aportar propuestas al PMUS era muestra de protesta por la decisión de ZeC en febrero de copar las sociedades municipales y ha acusado al gobierno municipal de “soberbia” en materia de movilidad.

Ranera ha defendido imitar la opción planteada por el Ayuntamiento de Madrid para regular las diferentes alternativas de movilidad ciudadana compartida: “En Madrid –ha apuntado- se ha realizado un estudio sobre el estado y capacidad de las infraestructuras de movilidad, sobre el uso del espacio público, etc. y posteriormente se ha elaborado una ordenanza que ha sido debatida en el pleno”.

Frente a esta postura, Ranera ha criticado la adoptada por ZeC, que “abusa de los órganos de contratación del gobierno y pone en marcha el proceso sin contar con los demás grupos”.

La concejala socialista ha criticado que hasta ayer por la tarde el gobierno municipal no les hubiera entregado una memoria, “que no estudio”, sobre los patinetes.

Por otro lado, ha incidido en que la regulación debería ser global, contemplando todas las modalidades de movilidad compartida (bicis, motos, coches) y no sólo los patinetes, para a partir de ahí determinar las condiciones de las concesiones, el número de patinetes en la calle, su circulación y su estacionamiento.

Una oportunidad

La concejala de CHA Leticia Crespo ha considerado por el contrario que la memoria facilitada el jueves por la concejala de Movilidad, Teresa Artigas, “es el equivalente al estudio que están solicitando” y ha insistido en la urgencia de regular la presencia de los patinetes eléctricos de uso compartido, una realidad que “nos ha superado a todos y se está haciendo lo posible por adecuar la situación al interés de la ciudadanía”.

Crespo ha defendido que se limite la actividad de las empresas de movilidad compartida para que “su presencia no suponga un perjuicio sino una oportunidad”, y ha insistido en que demorar la regulación “no es la respuesta”.

Por el contrario, el grupo de Ciudadanos, por boca de su concejal Alberto Casañal, se ha mostrado partidario de apoyar la moción socialista y ha reclamado a ZeC que cuente con los demás grupos para regular la movilidad compartida.

Por su parte, el concejal del PP Sebastián Contín ha recriminado al gobierno municipal el retraso de los planes reguladores y sus carencias como la falta de un perfil del contratante o la falta de un canon para las empresas potencialmente concesionarias, lo que a su juicio discrimina “al principal servicio de movilidad compartida que es el taxi y que abona sus correspondientes tasas”.

También ha censurado la limitación de empresas y la reducción del número de patinetes, “que debería atender a la demanda que se produzca”, así como la intervención del gobierno municipal en las condiciones de contratación por parte de las concesionarias.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies