Las trabajadoras de Frutos Secos El Rincón inician dos días de huelga contra sus “horribles” condiciones

Las trabajadoras de la empresa Frutos Secos El Rincón están llamadas a secundar este lunes, 24 de diciembre, y el próximo martes, 1 de enero, dos jornadas de huelga para reivindicar el cumplimiento del convenio y una mejora de su situación, dado que sus condiciones laborales son “horribles”.

Así lo han aseverado en declaraciones a los medios de comunicación los responsables del sector de comercio de los sindicatos UGT Aragón, David Martín, y OSTA, Olga Gómez, con motivo de la concentración convocada por el comité de empresa de Frutos Secos El Rincón, constituido por UGT, OSTA, Independientes y MIT, y que se ha desarrollado en la plaza España de la capital aragonesa (imagen superior).

Martín ha explicado que se ha convocado esta huelga por la excesiva carga de trabajo y “la falta de pago de los pluses” fijados por el convenio –apertura y cierre de establecimiento, domingos y festivos, horas extraordinarias–, aclarando que “no es una huelga por la negociación del convenio, sino porque las condiciones de estas trabajadoras son horribles”.

“Cobran muy poco, les pagan mal, tienen que denunciar para cobrar lo fijado en el convenio y, al final, nos hemos visto obligados a tener que hacer una medida de fuerza que no desearía nadie para intentar recobrar los derechos que la empresa no les reconoce”, ha dicho tajante.

Cartel de apoyo a la protesta

Indignación

Ha indicado que las trabajadoras están “indignadas, y con toda la razón del mundo”, porque la empresa no cumple con las condiciones alegando que “no tiene dinero, pero de repente las trabajadoras ven que han comprado otra empresa”, ha criticado, detallando que unas 380 trabajadoras están llamadas a secundar las dos jornadas de huelga.

La responsable del sector de comercio en OSTA, Olga Gómez, ha observado que esta empresa cuenta con una plantilla con “casi un cien por cien de trabajadoras”, únicamente con unos “cuatro chicos” en tiendas, y ha reprochado que “no se tiene en cuenta la conciliación laboral y familiar”.

La huelga “está basada en la precariedad laboral”, tanto por el tipo de contrato que se realiza a estas trabajadoras como por el hecho de que “no se abonan pluses de domingos y festivos, ni los pluses de apertura y cierre del establecimiento y las trabajadoras ven que pierden poder adquisitivo y se ven obligadas a denunciar por la vía judicial”.

Nuevo convenio

Gómez ha manifestado que se está negociando el nuevo convenio colectivo después de que el anterior finalizara en diciembre de 2013 y “desde entonces tampoco han tenido una subida salarial y la empresa tampoco paga el convenio como está establecido. Las trabajadoras han dicho basta ya, no pueden más”.

El salario base de estas trabajadoras es de 868 euros al mes, ha precisado Gómez, al detallar que se encargan de preparar bocadillos, servir cafés y bebidas, rotar los productos que llegan a las tiendas, recoger los pedidos “de bastante peso y ellas solas” y no conocen sus turnos con la suficiente antelación, ha asegurado.

La pasada semana, el comité de empresa y la compañía mantuvieron una reunión en el servicio de mediación y “la empresa dijo que estudiaría la situación, pero eso no da garantías a las trabajadoras que quieren soluciones ya y que sean reales, no meros compromisos”, ha concluido.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies