Harinera ZGZ realizará más de 50 actividades en primer cuatrimestre

Harinera ZGZ, el espacio de cultura comunitaria del barrio de San José, ha presentado su boletín de actividades para el primer cuatrimestre de 2019 con más de cincuenta actividades, talleres y proyectos. Abordarán disciplinas variadas como arte textil, circo, música o artesanía, entre otras. Al mismo tiempo, la entidad ha hecho balance de 2018, un año de impulso gracias a más de 200 actividades y 20.000 participantes y la apertura de dos nuevas plantas, que consolidan a este espacio de cultura comunitaria zaragozano como referente a nivel estatal e internacional.

Un año crucial en el que han conseguido situarse en el puesto número 51 de la clasificación anual que elabora el Observatorio de la Cultura de la Fundación Contemporánea y en el que han comenzado a albergar once proyectos residentes.

Una mirada al pasado a modo de balance y otra al futuro en forma de programación que han presentado este jueves 10 de enero el director general de Cultura del Ayuntamiento de Zaragoza, Saúl Esclarín, junto con Kira Rivarés y José Luis Blasco, del Colectivo Llámalo H; la diseñadora gráfica Sara Monerri y el coordinador de Harinera ZGZ, Diego Garulo (en la imagen superior de zaragoza.es).

Arte textil, circo, música, fotografía, teatro o danza son algunas de las propuestas de la programación del primer cuatrimestre de este espacio de gestión horizontal, que tiene como objetivo que nadie salga de sus actividades sin “mancharse las manos”.

Espacio de creación

Y es que, este singular entorno colaborativo del barrio de San José, ubicado en la antigua harinera, se basa en la premisa de ser no solo un espacio de consumo de cultura, sino también de creación comunitaria.

“A lo largo de este año la comunidad de la Harinera ha crecido, se han multiplicado las actividades y ha tenido un retorno social y cultural más allá incluso de lo que pensábamos”, ha explicado el director general de Cultura zaragozano.

Para Esclarín, la Harinera se ha convertido en el primer espacio municipal público de la ciudad que garantiza que la ciudadanía pueda “ejercer sus derechos culturales”, es decir, “participar en su gestión y crear, producir y validar su propia cultura”.

De esta forma, y bajo la premisa de que “otra forma de hacer cultura es posible”, la Harinera ha presentado su programación para los próximos cuatro meses, recogida en un boletín diseñado por Sara Monerri y centrado en el concepto “transformación”.

En total, más de cincuenta actividades, talleres y proyectos que abordan planteamientos tan singulares como el de “A ciegas”- un proceso de experimentación sensorial con los ojos cerrados-, los “Diálogos de aguja” de los talleres de bordado o el grupo abierto de reutilización de prendas de vestir y costura creativa.

La música seguirá teniendo un protagonismo importante en este cuatrimestre, con los proyectos impulsados por Orquesta Escuela, que incluyen el programa de música comunitaria “Sonemos juntos” o el nuevo “Coro experimental para Jóvenes Audaces” en el que es posible experimentar con la voz nuevos lenguajes poéticos.

“Los domingos jugamos en Harinera”, “Historia de un juguete viejo”, “Películas de papel”, “Cuéntole cuentos” o “Poegráficos” son algunas de las actividades destinadas a la infancia y la adolescencia, que tienen un importante peso en las propuestas culturales del centro.

Además, el proyecto “El vuelo del ibis rojo” acercará este cuatrimestre hasta Harinera ZGZ a unos 300 alumnos de diez centros educativos del barrio de San José y sus alrededores, para trabajar en torno al arte comunitario, la observación de la naturaleza y el cuidado del medioambiente.

Artes escénicas

Las artes escénicas vendrán de la mano del teatro comunitario y de los talleres de la Escuela de Circo Social, que además celebrará el día 23 de febrero “La fiesta del circo”, abierta a todos los públicos.

La reflexión y el diálogo en torno a la cultura comunitaria y a los nuevos modelos de gestión y transformación de la ciudad se plasmarán con la presentación del libro “Escuchar y transformar la ciudad” y proyectos como “Ágora Ciudadana”, “Gestionando la abundancia” o el ciclo de conferencias “La ciudad es para mí”.

Toda la información sobre las actividades está disponible en el boletín impreso que se puede encontrar en la propia Harinera y en diferentes centros y espacios culturales de toda la ciudad, así como en la página web y las redes sociales de Harinera ZGZ.

Unas actividades que despertaron el año pasado un alto grado de satisfacción, tal y como refleja la encuesta “emocional” realizada el año pasado, en la que la totalidad de los usuarios encuestados reconocieron que se lo habían pasado bien, un 96,7 % llegó a reírse y un 94 % conoció a alguien nuevo.

La actividad de este espacio se completa con las once residencias, con incorporaciones este año de La Escuela de Circo Social de Zaragoza, el proyecto Culturas Ciclistas Femenino Plural de La Ciclería, el estudio de diseño y comunicación La Dársena -que continúa después de haber sido seleccionado en la primera convocatoria- y los proyectos de fotografía, maquillaje y alfabetización visual Tropolab, Visaje y Chabi Foto.

Ideas que se unen a las de los que solicitaron dos años de residencia en la primera convocatoria: La Fabricadora, Pixel y Pincel, Pares Sueltos, Neme Mata, Mottainai ZGZ, Laura Guarnieri y Orquesta Escuela.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies