Desactivada la alerta por la crecida del río Ebro

El Ayuntamiento de Zaragoza ha desactivado la fase de alerta del Plan Municipal de Protección Civil por la crecida del Ebro, cuya punta ha pasado esta madrugada por la capital aragonesa, sin apenas incidencias, con un caudal de 1.457,84 metros y una altura de 4,21 metros.

Los servicios municipales seguirán no obstante atentos a la evolución de la situación en las riberas del río, cuyo nivel va bajando ya “con relativa rapidez”, informan fuentes del Ayuntamiento.

La punta de la crecida ha pasado por la capital aragonesa a las 4.00 horas y se encuentra ya en descenso. A las 10.00 horas tenía un caudal de 1.427,60 metros cúbicos por segundo y su altura había descendido a los 4,15 metros, según el Sistema Automático de Información Hidrológica de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE).

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies