Las rampas de acceso a buses urbanos tienen una fiabilidad del 90 %

Las rampas de acceso en los autobuses urbanos de Zaragoza tienen una fiabilidad cercana al 90 por ciento, según han dado a conocer este lunes la concejala de Movilidad, Teresa Artigas, y la gerente de comunicación de Avanza, Olga Serrano, en declaraciones a los medios antes de la reunión con responsables del Consejo de la Juventud para evaluar la implantación de estos elementos.

En el encuentro también han participado Nerea de la Natividad y Marina Joven, voluntarias de la Fundación DFA y ganadoras del concurso Cambiamos Zaragoza impulsado hace tres años por el Consejo de la Juventud para mejorar la accesibilidad en la ciudad.

Tras ese concurso, el Consejo lanzó varias iniciativas para mejorar la accesibilidad en la ciudad y en las líneas de autobuses urbanos que se han debatido en las distintas reuniones mantenidas con el Ayuntamiento y Avanza, como empresa concesionaria del servicio, que se han celebrado desde entonces.

“Antes coger un autobús era una odisea porque la rampa podía o no funcionar y ahora hay más autobuses que la tienen”, ha explicado a los medios Nerea de la Natividad.

Mejoras

No obstante, Marina Joven considera que todavía hay mejoras que acometer y que falta información y formación entre los conductores de autobuses para sacar la rampa manual en el caso de que no funcione la eléctrica o de que dispongan de ella.

Serrano ha señalado que en la actualidad el cien por cien de la flota de Avanza tiene rampa, aunque son solo los autobuses híbridos, el 25 por ciento cuando termine 2019, los que tienen rampa eléctrica y manual. Los convencionales solo la tienen eléctrica.

Desde Avanza existe un protocolo interno para que se comuniquen las incidencias en la accesibilidad, que no solo se deben a las rampas sino que también están relacionadas con las cotas de las aceras o los pasos elevados, aunque aseguran que los conductores tienen “voluntad de ayudar a los usuarios” y son solidarios, según Serrano.

Accesibilidad

Artigas ha señalado que el Gobierno de Zaragoza decidió a principio de legislatura dotar de rampa a todos los autobuses y que al inicio del mandato solo el 72 por ciento de la flota la tenían.

Entre las mejoras llevadas a cabo en este tiempo ha citado la colocación de dos rampas en los híbridos y la realización de pruebas de fiabilidad de los sistemas que han subido del 80 por ciento en 2016 a casi el 90 por ciento actual.

“Se han dado pasos para mejorar la accesibilidad al cien por cien pero queda todavía camino por recorrer”, ha reconocido también la concejala.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies