Trabajadores del centro de residuos van a la huelga

Los trabajadores del Ctruz han anunciado una huelga indefinida al no llegar a un acuerdo con la empresa en la negociación del convenio colectivo. Los empleados piden, al menos, una subida “algo superior” al IPC. El Gobierno de ZeC asegura que Urbaser tiene “suficiente capacidad económica para atender esas reivindicaciones”.

El presidente del comité de empresa de la UTE Ebro Urbaser, Vicente Vicioso, ha lamentado que la empresa “no atienda a estas razones mínimas”. Asegura que en su día comenzaron con salarios “que no eran precisamente altos”.

Este es el cuarto convenio “y en los años de crisis los empleados entendimos la situación”, ha reconocido Vicioso, pero ahora, ha agregado, “creemos que es cuando había que dar un salto a nivel económico y social, y la empresa no quiere”.

Los empleados de esta planta tienen una jornada laboral de 1.800 horas anuales y también quieren reducir esta cifra porque “en los tiempos en los que estamos nos parece una exageración”, ha manifestado Vicioso, ya que “trabajamos los sábados y los festivos y nuestras condiciones ni a nivel económico ni social están en los momentos en los que deberían estar”.

Apoyo del gobierno municipal

El consejero municipal de Servicios Públicos y Personal, Alberto Cubero, ha trasladado a los trabajadores su apoyo como Gobierno al considerar “completamente justas” sus reivindicaciones, sobre todo, ha indicado, en lo que a la recuperación del poder adquisitivo se refiere. Además, Cubero ha aseverado que la empresa Urbaser tiene “la capacidad económica suficiente como para atender esas reivindicaciones”.

En concreto, Cubero ha recordado que, en los últimos diez años, Urbaser ha aumentado un 20% los residuos que la ciudad de Zaragoza destina al Ctruz, y, por lo tanto, “los beneficios empresariales han aumentado un 20%”, ha aclarado el consejero, porque “han pasado de 200.000 toneladas a 250.000 y de 7,5 millones de euros a más de 9,5 millones”. Por ello, Cubero considera que Urbaser tiene “el suficiente volumen económico como para atender las reivindicaciones justas de los empleados”.

Pero además, Cubero ha hecho hincapié en que Zaragoza “ha sido generosa con la empresa al facilitarle la utilización de la planta para cualquier proyecto de investigación y desarrollo”. “Siempre hemos sido colaboradores con Urbaser y por eso ahora nos sorprende esta actitud de cerrazón que tiene con estos 160 empleados”, ha añadido el concejal.

La huelga afectaría al funcionamiento del servicio, pero se desarrollaría en la planta de tratamientos, no en la recogida de los residuos. Por ello, Cubero reconoce que no será una movilización “que se vaya a visualizar mucho en la ciudad”, pero sí “puede afectar a un servicio esencial y que determina el impacto ambiental de la ciudad al entorno”.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies