Protestas en el Centro Salud Univérsitas hasta que haya seguridad

Los trabajadores sanitarios del centro de salud Univérsitas de Zaragoza, donde el pasado viernes un paciente agredió con un cuchillo a un médico, se concentrarán todos los viernes en la puerta principal a las 11.00 horas de la mañana para demandar al Gobierno de Aragón que dote con medidas de seguridad las instalaciones y especialmente poniendo un guardia de seguridad, mientras estén abiertas al público. Esta medida ya se ha adoptado en otros centros de salud de Zaragoza además de en hospitales y centros de especialidades.

El sindicato Médicos de Atención Primaria de Aragón apoya esta reivindicación y anima a trasladar la protesta, también todos los viernes y a la misma hora, a todos los centros de Aragón, en solidaridad con los compañeros que vivieron la agresión.

“Hoy en Univérsitas habrían agradecido que el Salud hubiera enviado un guarda de seguridad, de los muchos que tiene, aunque fuera de forma temporal, pero está claro que no demuestran ningún interés”, ha asegurado el presidente del sindicato, Leandro Catalán. Los sindicatos médicos de Aragón reclaman, además de otras medidas, que se dote con personal de seguridad a todos los centros de salud de Aragón, tanto urbanos como rurales, durante el horario de atención al público.

Más protestas

El malestar entre los médicos va en aumento y este lunes 11 de marzo se ha producido otra concentración de protesta en el centro de salud Las Fuentes Norte, uno de los pocos que cuenta desde hace poco con vigilante de seguridad, a raíz de que se registraran también varias agresiones (foto superior).

Los Médicos de Atención Primaria de Aragón critican asimismo las declaraciones de la consejera de Sanidad del Gobierno de Aragón, Pilar Ventura, rechazando la medida de poner personal de seguridad en todos los centros porque significaría, a su juicio, “criminalizar” a los consultorios. “¿Por qué entonces el propio Gobierno ha puesto seguridad en algunos? Podemos entender que se haga de forma progresiva pero no tiene sentido hacerlo en unos sí y en otros no”, ha destacado Catalán.

Además, ha recordado que la seguridad privada está presente en otras instalaciones sanitarias y en edificios oficiales como el propio Gobierno o las Cortes de Aragón. “No es un problema de “criminalizar” nada, solo queremos que no nos agredan, ni a los médicos ni a otros profesionales sanitarios ni a los propios pacientes”, ha subrayado.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies