Los patinetes salen de las aceras esta Semana Santa

La ordenanza municipal que regula el tránsito y estacionamiento de los patinetes verá la luz de manera inicial durante la próxima Comisión de Urbanismo y Sostenibilidad, que se celebrará el próximo miércoles, 17 de abril.

Tras las conversaciones mantenidas con estos grupos, el Gobierno de Zaragoza en Común se ha mostrado dispuesto a apoyar los votos particulares de PSOE y Ciudadanos, han informado desde el Consistorio en una nota de prensa.

De esta forma, y con el apoyo al texto que Chunta Aragonesista ya había mostrado, existe mayoría suficiente para que en la comisión de Urbanismo del próximo día 17 quede aprobada esta ordenanza, han informado fuentes municipales.

En concreto, el PSOE ha propuesto que a los efectos de determinar el número de carriles por sentido de circulación queden excluidos los carriles de autobús y taxi.

Además, han solicitado que se evalúe anualmente la evolución del uso y de las tipologías de VMP, así como de las necesidades de señalización, mantenimiento e infraestructuras viarias adecuadas para este tipo de vehículos.

Apoyo del PSOE

El PSOE ha confirmado este viernes en un comunicado que apoyará esta ordenanza para evitar que haya un “vacío legal” y para propiciar criterios de seguridad, aunque ha reclamado la unificación de toda la normativa municipal que tiene que ver con la movilidad.

El voto particular presentado por Ciudadanos exige que los vehículos de movilidad personal cuenten con la homologación pertinente para el transporte de pasajeros y mercancías.

La norma referente a los conocidos como vehículos de movilidad personal (VMP) determina que los patinetes podrán circular por los carriles bici y por calzadas con limitación de velocidad a 30 km/hora o menor y descarta la circulación por las aceras.

La otra gran novedad de la ordenanza es que el aparcamiento se deberá realizar en las mismas condiciones que las bicicletas para los patinetes de tipo “A” -los más extendidos- y en las mismas que ciclomotores y motocicletas para los de tipo “B”, que son los más potentes.

La nueva ordenanza pretende establecer una regulación mínima sobre la clasificación y condiciones de circulación y aparcamiento de los VMP, a la espera de contar con un marco normativo estable y común de carácter estatal.

En cuanto a la clasificación, el proyecto se remite transitoriamente a la establecida por la Dirección General de Tráfico en su instrucción de noviembre de 2016, a la espera de que el mismo organismo la modifique o la actualice.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies