Ayuntamiento amenaza con los tribunales a la DGA por los juzgados

El consejero municipal de Urbanismo del Ayuntamiento de Zaragoza, Pablo Muñoz, ha anunciado que el Gobierno municipal de Zaragoza en Común (ZeC) emprenderá la vía judicial si en el plazo de un mes “improrrogable” el Gobierno de Aragón no revierte parte de los antiguos juzgados de la plaza del Pilar.

Pablo Muñoz ha detallado que la reversión tiene que ser tanto de los suelos como del vuelo (edificio) y ha recordado que desde el Ayuntamiento esperan desde hace más de dos años con requerimientos formales a que se lleve a efecto.

“No vamos a dejar que sobre un edificio tan importante de la ciudad el Ayuntamiento no tenga nada que decir porque no nos están dando lo que nos deben”.

Ha precisado que la parte municipal corresponden a calles y parcelas de una parte del edificio viejo, otra del nuevo y otras de la ampliación que hace inviable el proyecto del Gobierno de Aragón de ubicar el Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS), por lo que hay que llegar a un acuerdo.

Propiedad de la ciudad

En 2016 el Gobierno de ZeC descubrió que una parte de los juzgados son de la ciudad porque en 1956 se cedieron al Estado y luego pasaron a la Comunidad autónoma, tres propiedades de unos 3.000 metros cuadrados en total para uso de juzgados y por un tiempo de durante 30 años. Cesión que se renovó en 1986 por el mismo periodo.

Antes de vencer ese plazo los edificios dejaron de prestar ese uso y se tienen que entregar al Ayuntamiento de Zaragoza. Se inicia el proceso de negociación en febrero de 2016 para entregar las partes que son municipales, pero desde el Gobierno de Aragón no hay contestación y se requiere en mayo de 2017 con una mesa de negociación y se llega a un acuerdo, que se ha incumplido, según han apuntado desde el Consistorio.

El último hito se produce en el debate sobre el Estado de la Ciudad con una resolución aprobada por la mayoría del pleno que dice que si, en el plazo de tres meses, no se ha logrado la reversión de los juzgados que se inicie la vía judicial para su reclamación.

Un mes de plazo

“Hemos dado la última oportunidad y si en 30 días no hay acuerdo se acudirá a los juzgados par reivindicar esa parte. La mano sigue tendida pero tiene el plazo de un mes”, ha manifestado el consejero municipal de Urbanismo.

Pablo Muñoz ha expuesto que el acuerdo pasa porque el Ayuntamiento renuncia a parte de la propiedad original de los inmueble y obtiene el uso del 55 por ciento del edificio principal que da a la plaza del Pilar. En concreto, sería una superficie de 4.768 metros y la utilización conjunta de la planta baja de la ampliación del edificio con sala comunes de 1.145 metros cuidaros e incluye los gastos y la rehabilitación conjunta. “Es un proyecto lógico y ecuánime para gestionar el principal edificio de la principal plaza del ciudad, pero la DGA lo ha desoído”, ha agregado.

Desde el Ayuntamiento de Zaragoza se considera que sería un buen espacio para usos asociativos y es “perfecto” como sede de asociaciones vecinales, ecologistas y de la FAMP, además de albergar un espacio parecido a un centro cívico. “Es perfectamente compatible con el uso solo de mañanas del Gobierno de Aragón como sede del IASS”, ha apostillado Muñoz.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies