PP y Cs se ponen de acuerdo y emplazan al PAR a un pacto de gobierno que debería respaldar Vox

El Partido Popular y Ciudadanos han mantenido la primera reunión para intentar constituir una coalición con la que alcanzar un acuerdo de programa de Gobierno, primero en el Gobierno de Aragón y posteriormente en el resto de las instituciones de la comunidad. Los dirigentes de PP y Cs emplazan ahora al PAR a pactar un programa con ellos y a suscribir un pacto de gobierno, que, aunque eluden mencionarlo de forma explícita, debería contar de forma imprescindible con el respaldo de Vox para ser viable.

Los candidatos del PP y Ciudadanos a la Presidencia de Aragón, Luis María Beamonte y Daniel Pérez, respectivamente, junto a los miembros de las ejecutivas nacionales Javier Maroto y José María Espejo, han mantenido esta primera reunión formal en Zaragoza en la que la formación naranja ha presentado su decálogo de condiciones para alcanzar acuerdos y que ha comenzado a negociar con los populares.

Tras esta toma de contacto, los líderes aragoneses avanzarán para alcanzar acuerdos programáticos con las condiciones concretas para Aragón en los próximos días.

Programa de gobierno

Daniel Pérez ha calificado las primeras conversaciones con los populares de satisfactorias en lo que ha sido “una primera toma de contacto”. Tras la reunión de este miércoles se constituirá la “primera mesa” para afrontar la cuestión programática, basada “en el decálogo” que han presentado a los populares y que estos han aceptado.

En su opinión, la propuesta que han presentado puede ser compartida por cualquier fuerza política “moderada, centrada y liberal” y por ello estarán “encantados” de abrirse a cualquier fuerza que se sume a “un proyecto aragonés.

También ha destacado que en problemas como la despoblación o el reto de acabar con el impuesto de sucesiones, entre otras cuestiones, se han puesto de acuerdo “desde el minuto 1”.

Cs no cuenta con Vox

Sobre la posibilidad de alcanzar acuerdos con Vox, Pérez ha apuntado que no cuentan con esta formación porque hay una “incompatibilidad clara entre sus planteamientos y los de Ciudadanos”.

Pérez ha apostado por la incorporación a este proyecto de otras fuerzas, como el Partido Aragonés, que ha asegurado que conoce esta reunión, de cuyo resultado también se le informará.

“Estamos convencidos de que el PAR puede encajar en este proyecto”, ha dicho Pérez, quien ha recordado que ahora están hablando de programas y en los próximos días empezarán a hablar del desarrollo de la legislatura.

Pérez ha recordado que lo que han analizado en esta reunión es el decálogo que aprobó su la ejecutiva nacional de su partido para hacerlo llegar a toda España y a partir de ahora deberán hablar “de todos los aspectos en relación directa con Aragón”, a la vez que ha insistido en que su opción preferente de negociación es el Partido Popular y no el PSOE.

Presiones al PAR

Por su parte, Luis María Beamonte ha manifestado su satisfacción por que Aragón haya sido el primer lugar en el que se ha producido este encuentro entre los populares y la formación naranja, del que ha remarcado que “no está hecho para fracasar”.

También el líder popular ha reconocido que el PAR conocía tanto la reunión como su contenido porque el partido aragonesista es “una pieza fundamental e importantísima en este escenario”.

Beamonte ha asegurado que para que el PAR se incorpore a esta coalición el documento inicial de los naranjas, y que han asumido los populares, “se implementará con todos los elementos que caracterizan a esta comunidad”, porque “todo es susceptible de ser mejorado”.

Sobre el posible reparto de cargos tanto en el Gobierno de Aragón como en otras instituciones, Beamonte ha afirmado que se ha hablado “nada de eso”. “Si no nos ponemos de acuerdo en lo más importante difícilmente podremos hablar del resto”, ha precisado.

El PP sí habla con Vox

Para el popular, en estos momentos lo importante es “presentar un proyecto de futuro”, aunque ha reconocido el interés que suscita la parte “más morbosa”, que es quien preside las diferentes instituciones en las que sean mayoría.

También ha explicado que en los próximos días van a poner en el mismo papel las propuestas de una formación y otra para después “compartirlas” con el PAR.

Sobre Vox, Beamonte ha reconocido que ha hablado con ellos, pero que no han avanzado “nada en concreto”. Aunque la coalición que se plantean es la de PP, Ciudadanos y PAR, aspiran a conseguir el apoyo de “34 diputados”, lo que implicaría el apoyo de la formación de extrema derecha.

Beamonte ha insistido en que en esta reunión han “avanzado y mucho” a la vez que ha defendido que tienen su proyecto y consideran “legítimo” plantear una alternativa a la izquierda.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies