PSOE y PAR alcanzan un acuerdo, impiden un gobierno de derechas y esperan a Ciudadanos

El secretario general del PSOE-Aragón, Javier Lambán, y el presidente del Partido Aragonés (PAR), Arturo Aliaga (a la izda en la imagen superior de Europa Press), han cerrado un acuerdo para conformar el próximo Gobierno de Aragón tras las elecciones del pasado 26 de mayo. Su entendimiento cierra las puertas a un posible gobierno de la derecha, pero necesita del apoyo de Cs para alcanzar la mayoría que garantice su funcionamiento.

Así lo han indicado, en declaraciones a los medios de comunicación, este viernes después de mantener una reunión. Lambán ha evidenciado que necesitan “más participantes” para conformar “una mayoría estable”, ya que entre los 24 escaños de los socialistas y los tres del PAR suman 27 diputados en las Cortes de Aragón, a siete de la mayoría, que se logra con 34 de los 67 diputados del Parlamento autonómico.

Acuerdos con otras fuerzas

Por eso, ha deseado que se incorporen otras fuerzas políticas que se sientan “atraídas” por “la responsabilidad y la centralidad”, en velada alusión a Ciudadanos, al que esperan incorporar al acuerdo.

En este contexto, ha mencionado que en los próximos contactos que lleven a cabo con otras fuerzas políticas se realizarán con la participación simultánea del PSOE y del PAR.

“A partir de ahora, los contactos con otras fuerzas políticas para seguir ampliando ese gobierno los mantendremos conjuntamente Arturo Aliaga y yo”, ha detallado Lambán.

Acuerdo “inamovible”

Lambán ha puesto en valor la experiencia de gobierno y trayectoria tanto de su partido como del PAR, así como los 27 escaños que suman en conjunto, y ha aludido a la “centralidad” y la coincidencia en puntos fundamentales para la futura incorporación de otros actores en el futuro Gobierno de Aragón en el que tanto PSOE como PAR tendrán una presencia “fuerte y clara”.

El también presidente de Aragón en funciones ha apuntado que ahora “tienen que ser otros” los que den pasos para configurar esa mayoría necesaria para el nuevo gobierno, si bien ante la insistencia de los medios sobre la posibilidad de contar ahora con Cs frente a las fuerzas de izquierda (Podemos Equo, CHA e IU) ha insistido en que “solo excluyen a Vox” y que el resto de fuerzas políticas tendrán que decidir si se reconocen en las bases del acuerdo alcanzado con el PAR: la centralidad, la moderación y la transversalidad.

“El acuerdo con el PAR es inamovible”, ha ahondado, aunque ha reconocido que en los próximos días habrá “llamadas en todas las direcciones” y que el candidato de Cs, Daniel Pérez Calvo, es “un señor al que el resultado electoral ha puesto en una posición importante para la definición de la futura estabilidad del gobierno de la comunidad”, ya que consiguió 12 escaños necesarios para que PSOE y PAR puedan gobernar.

Además de resaltar la “altísima sintonía” en los planteamientos de PSOE y PAR, Lambán ha subrayado que ambas formaciones rechazan su participación en cualquier gobierno que dependa de Vox, un partido contrario a la autonomía, las comarcas, trasvasista y que pretende romper los consensos alcanzados en Aragón, ha dicho.

Vox impide el pacto de derecha

A este respecto, Aliaga ha coincidido en que la “incompatibilidad manifiesta” con Vox en relación al Estatuto de Autonomía y el adn del PAR hacen “imposible” llegar a acuerdos con las otras formaciones de derecha (PP, Cs y Vox), que sumarían los 34 escaños necesarios de la mayoría absoluta.

Su partido huye de los frentismos, ha aseverado, tanto en Aragón como en Madrid, con quien es necesaria “una buena relación”, y ha defendido que están abiertos a quien quiera sumarse a este acuerdo, si bien ha subrayado que “lo lógico” es que sea Cs quien se adhiera.

Ha desvelado que fue el compromiso transmitido por Lambán de trabajar por Aragón “sin intereses partidistas” lo que le convenció para responder rápidamente a su invitación de negociar, antes de recordar que siempre ha defendido que tenía que ser el PSOE, como lista más votada con 24 diputados, quien formara gobierno y que lo lógico es que lo hiciera con Cs.

Una vez alcanzado este acuerdo verbal, “porque en Aragón no hace falta firmarlos en papel”, según Aliaga, a partir del próximo lunes de forma conjunta, con la participación de ambos y ya no en reuniones bilaterales, según Lambán, empezarán a perfilar el programa de gobierno, en el que no existen diferencias “insalvables” sino “asperezas que limar”, después de que se hayan intercambiado documentos básicos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies