PSOE y Cs “avanzan” hacia un pacto de gobierno en el Ayuntamiento

PSOE y Ciudadanos han “avanzado” este martes, según su propia terminología, hacia la consecución de un acuerdo de gobierno en el Ayuntamiento de Zaragoza, con la reunión celebrada por las candidatas a la alcaldía de ambas formaciones, Pilar Alegría (PSOE) y Sara Fernández (Cs). Las dos representantes han intercambiado sendos documentos programáticos y han asegurado que no existe ningún punto insalvable para culminar un pacto de gobierno, pese a que Cs no apoya el proyecto de la línea 2 del tranvía que defiende el PSOE, ni tampoco la Ley de Capitalidad.

Frente a esas divergencias, Pilar Alegría ha asegurado que “todo es negociable” y que esas diferencias no las veía como obstáculos insuperables para pactar con Ciudadanos.

Alegría ha indicado que su partido pone como condiciones para el impulso de la segunda línea del tranvía “que sea un acuerdo de todos los grupos municipales” y que se encuentre “la fórmula adecuada de gestión público privada” para este medio de transporte

Tras la reunión celebrada esta mañana por ambas candidatas en las dependencias municipales del partido naranja (imagen superior de Aragón Radio), ha llamado la atención la buena disposición de Sara Fernández hacia un posible acuerdo con los socialistas pese a que ha insistido en “nuestro socio preferente sigue siendo el PP”, eludiendo en todo momento mencionar que ese pacto con los conservadores exigiría el respaldo de los neofascistas de Vox para ser efectivo.

Las mismas posibilidades de pactar con PP que con PSOE

Sara Fernández ha precisado que la negociación con los socialistas en el Ayuntamiento de Zaragoza estaba desvinculada de las conversaciones respecto al Gobierno de Aragón.

La candidata de Cs ha indicado que en estos momentos existen las mismas posibilidades de que alcancen un entendimiento con PP que con el PSOE, aunque ha matizado que el posible acuerdo con uno u otro partido “no serían iguales>”, sin especificar cuáles serían esas diferencias.

En cualquier caso, Fernández ha insistido en que “no hay nada decidido” y que hasta la constitución de la nueva Corporación el próximo sábado día 15 de junio van a seguir reuniéndose con los socialistas en busca de un posible acuerdo, sin descartar que el entendimiento pudiera pasar por una abstención de Cs en la sesión de investidura para que saliera elegida la socialista Alegría.

Sin obstáculos insalvables

Ésta última ha calificado la reunión con su homónima de Cs como “muy constructiva” y ha subrayado que pese a que el documento que le ha entregado la representante liberal contiene medidas relativas a la organización territorial del Estado y a la aplicación del artículo 155 de la Constitución en Cataluña, “el decálogo lo hemos recibido de buen grado” y ha insistido en que esos puntos no suponían ningún obstáculo para la negociación.

Alegría ha asegurado que se había producido “un avance importante” con Cs en este encuentro solicitado por el PSOE y ha admitido que se puede negociar lo relativo al tranvía o la ley de capitalidad de cara a la consecución de un acuerdo de gobierno.

A este respecto ha indicado que el documento trasladado por el PSOE, además de esas cuestiones también contenía propuestas relativas a organización y limpieza de espacios públicos, movilidad, innovación y emprendimiento, y medidas contra la violencia de género, entre otras cosas.

Tanto Alegría como Fernández han coincidido en señalar en que durante la reunión sólo se han tratado aspectos programáticas, sin abordarse cuestiones relativas al reparto de responsabilidades dentro del gobierno municipal.

Gobierno en minoría

Respecto a la posibilidad de gobernar en minoría con la abstención de Cs en la investidura, Pilar Alegría ha expresado su predilección por alcanzar un acuerdo de gobierno global con Ciudadanos para dotar de “estabilidad” a la ciudad, pero se ha mostrado abierta a cualquier fórmula “porque tenemos vocación de gobierno”.

La candidata socialista también ha desvinculado la negociación municipal de la autonómica y ha indicado que el PSOE ostenta “la legitimidad otorgada con sus votos por los ciudadanos y ciudadanas de Zaragoza” para ostentar la alcaldía.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies