PSOE y Podemos logran un preacuerdo para un gobierno de coalición que eliminará el ICA y apostará por la escuela pública

PSOE y Podemos-Equo alcanzaron este viernes 26 de julio un preacuerdo de gobierno en Aragón, que prevé la eliminación del ICA (Impuesto de Contaminación de las Aguas), la sustitución del Pacto del Agua por otro acuerdo sobre recursos hidráulicos, la mejora e impulso de la escuela pública o una nueva ley sobre el cambio climático y la transición energética, entre otras cosas. El pacto prevé también que Podemos-Equo entre en el Gobierno de Aragón para gestionar competencias propias, por lo que es muy probable que en el próximo Ejecutivo presidido por el socialista Lambán haya consejeros de PSOE, Podemos, PAR y CHA.

El preacuerdo logrado por socialistas y podemistas en Aragón (en la imagen superior, los líderes de ambos partidos, Lambán y Escartín en un reciente encuentro poselectoral), tras unas “negociaciones frenéticas” en estos últimos días, según fuentes de los equipos negociadores, llega justo a tiempo para que Javier Lambán pueda ser investido como presidente de Aragón en las sesiones de las Cortes previstas para el día 30 y 31 de este mes de julio.

El contenido del documento va a ser trasladado a las bases de Podemos-Equo esta misma mañana de sábado 27 de julio para a mediodía abrir una consulta entre la militancia, que se prolongaría hasta el lunes por la tarde, de forma que su resultado sea conocido el martes por la mañana.

Investidura de Lambán asegurada

Si se cumple este calendario, Lambán intervendría el martes día 30 en la sesión de investidura teniendo la seguridad de que repetirá como presidente aragonés, puesto que a los votos de su partido sumaría los de PAR (tres diputados), CHA (tres), IU (uno) y ahora Podemos-Equo (cinco, si sus bases ratifican el preacuerdo). Lambán lograría así 36 votos, dos por encima de los 34 que marcan la mayoría absoluta.

El preacuerdo alcanzado por PSOE y Podemos-Equo en Aragón no ha estado exento de dificultades, puesto que los podemistas exigieron desde el principio que el documento englobara las pretensiones de todos los partidos que van a sustentar el futuro gobierno de coalición (PSOE, Podemos, CHA, PAR e IU) y que fuera un acuerdo para los cuatro años de legislatura y para todas las políticas del Gobierno, vetando posteriores acuerdos puntuales con otras fuerzas en asuntos concretos.

Está cláusula recogida en el preacuerdo era muy importante para Podemos-Equo porque impide la posibilidad de que los socialistas alcancen pactos sectoriales con Cs o PP, como ya hicieron en la anterior legislatura.

Además, el carácter global del preacuerdo presupone que el contenido del mismo ha sido asumido también por el PAR, la primera fuerza que pactó con los socialistas y cuyo posicionamiento ideológico más se aleja de los postulados que defiende Podemos-Equo.

ICA, educación, clima, vivienda…

Fuentes próximas al equipo negociador de Podemos-Equo aseguraron que en el partido existe “satisfacción” con el preacuerdo alcanzado con los socialistas, cuya ejecutiva regional revisará también su contenido antes de darle el visto bueno definitivo.

Las citadas fuentess confirmaron que el desarrollo de las negociaciones había estado influenciado por las conversaciones a nivel estatal, pero la investidura fallida de Pedro Sánchez no parece haber afectado a socialistas y podemistas aragoneses, que han actuado de forma autónoma para lograr el entendimiento que se frustró a nivel estatal.

La satisfacción de los portavoces de Podemos consultados hacía referencia también al contenido del preacuerdo, en el que se contempla la eliminación del polémico ICA, uno de los principales puntos de fricción entre ambas formaciones la pasada legislatura, o la apuesta decidida por el refuerzo de la escuela pública, frente al requerimiento del PAR de tratar en igualdad de condiciones a la oferta educativa concertada.

Las citadas fuentes podemistas también indicaron que el acuerdo recoge importantes compromisos legislativos, como la elaboración de una ley aragonesa contra el cambio climático y la transición energética, ya reclamada por Podemos-Equo la pasada legislatura, una ley de vivienda que garantice vivienda digna para todos o el impulso de la ley de autónomos elaborada sobre todo con los postulados defendidos por Podemos.

Presencia en el gobierno

El preacuerdo incluye asimismo un refuerzo de las inversiones en sanidad, sobre todo en atención Primaria, la consecución de igualdad de recursos y acceso a servicios sociales en todo el territorio aragonés, el desarrollo de las leyes de igualdad y del colectivo LGTBIQ, la aplicación de un plan de apoyo al pequeño comercio, facilitar la venta directa de productos agrícolas o el impulso de la agroecología, entre otras materias.

Tanto socialistas como podemistas han expresado su satisfacción por haber llegado a un entendimiento en Aragón, que evita la formación de un gobierno de derechas apoyado y determinado por los neofascistas de Vox.

Por lo que respecta a la incorporación de Podemos-Equo al futuro Gobierno aragonés “está asegurada”, según responsables del partido morado, que no precisaron cómo se concretaría su presencia en el Ejecutivo de Lambán, aunque parece que Podemos podría asumir una consejería y responsabilidades de segundo nivel en otros departamentos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies