26-M

El PSOE podría seguir gobernando en Aragón con apoyo de los grupos de izquierda, pero no con Cs

El PSOE ganaría las elecciones territoriales en Aragón, con el 26,4 % de los votos, que le darían entre 20 y 22 escaños, seguido del PP con entre 18 y 19 parlamentarios y el 22,2 por ciento, en un hemiciclo que quedaría igual de fragmentado, con las mismas siete fuerzas, y en el que no entraría Vox. El respaldo de los grupos de izquierda (Podemos, IU, CHA) a un Ejecutivo socialista le permitiría a Lambán seguir al frente del Gobierno aragonés. En cambio, PSOE y Ciudadanos es probable que no acumulen mayoría absoluta en las Cortes de Aragón (34 escaños), lo que quizá podrían conseguir si se sumaran a ellos los diputados del PAR.

Podemos-Equo quedaría como tercera fuerza en el Parlamento con entre 10 y 12 diputados y el 15 por ciento de los votos, seguido por Cs con 9 o 10 escaños y el 12,7 por ciento de los votos.

Según la encuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas publicada este jueves, el PAR se haría con el 6 por ciento de los votos en la comunidad, que le otorgarían entre 3 y 4 diputados, seguido de IU, con el 4,8 % y 3 escaños, seguido de CHA, con el 3,9 % y entre 0 y 1 diputados.

Vox, que lograría el 3 por ciento de los votos, no obtendría sin embargo escaños, al igual que PACMA, que conseguiría el 1,8 por ciento según esta encuesta, que cifra en el 2,3 % los votos en blanco y en 1,9 % los sufragios a otros partidos.

La derecha no suma

De este modo, todos los partidos con representación en el Parlamento aragonés la mantendrían, aunque serían el PSOE, Ciudadanos e IU las únicas fuerzas que incrementarían sus diputados: entre 2 y 4 más los socialistas, que ahora tenía 18; entre 4 y 5 más Cs (tenía 5), y dos más IU, que tenía uno.

Por su parte, perderían escaños el PP (que tiene 21 y quedaría con entre 18 y 19); Podemos Equo (que tenía 14 y quedaría con 10 o 12), el PAR (que bajaría de 6 a entre 3 y 4), y CHA, que perdería uno de los dos que tenía.

La izquierda, que lograría aglutinar el 50,1 por ciento de los votos, podría formar gobierno en el mejor de los escenarios que prevé el CIS, con 38 escaños (cuatro más de los necesarios para la mayoría del parlamento, compuesto por 67 diputados).

Mientras, las fuerzas de la derecha que obtendrían diputados, según el barómetro, suman un 40,9 % de los votos (un 43,9 % si se añaden los de Vox), y en ninguno de los escenarios que prevé la encuesta podrían sumar para gobernar, porque quedan como máximo con 33.

Según el voto directo de esta encuesta, el 19,4 % de los ciudadanos dijeron que votarían al PSOE; al PP el 13,6 %; a Podemos- Equo el 5 %; a Ciudadanos el 4,5 %; a IU el 1,9 %; al PAR el 2 % y a CHA el 1,5.

A Vox dijeron que le votarían el 2,2 % de los ciudadanos; a Pacma el 1,1 y el 0,2 por ciento a otros partidos.

Mucho indeciso

El 36,9 % de los ciudadanos respondió que no sabe a quién votará, el 3,5 % no contestó, el 7 % que no votaría, el 1 % dijo que emitiría un voto en blanco y el 0,2 % que lo emitiría nulo.

Para esta encuesta, realizada entre el 21 de marzo y el 23 de abril, se efectuaron 892 entrevistas a la población con derecho a voto y residente en España en un total de 31 municipios de Aragón, de las que 498 se hicieron en Zaragoza capital y 105 en su provincia. En las provincias de Huesca y Teruel se hicieron 162 y 127, respectivamente.

Por municipios, las encuestas se repartieron a razón de diez por provincia más la capital aragonesa.

El error es ±3,3% para el conjunto de la muestra, mientras que para cada una de las provincias los errores son del ±7,9% para la de Huesca, del ±8,9% para Teruel y del ±9,8 para la Zaragoza, mientras que en la capital es del ±4,5%.

Los partidos de izquierda matizan los resultados electorales y alertan sobre el 26-M

Los partidos de izquierda aragoneses han aprovechado el día de valoración de resultados tras las elecciones generales de este domingo para destacar que el voto progresista en Aragón no ha superado al voto conservador, pese a que el PSOE haya triunfado en los comicios, y por tanto las fuerzas de progreso deben estar alerta y en acción si quieren asegurarse la victoria en la convocatoria territorial y municipal del 26 de mayo.

El secretario de relaciones y alianzas con otras fuerzas políticas de Podemos Aragón, Iván Andrés, ha resaltado que tienen “mucho trabajo por hacer” en las elecciones autonómicas y municipales para consolidar la mayoría de izquierda en Aragón, donde existe “un empate técnico” entre las fuerzas de derecha e izquierda, que hay que decantar hacia la última.

Y aunque ha apuntado que existe una afección de las elecciones generales en las autonómicas y municipales, también ha valorado que la presencia de PAR y CHA en la cita del 26 de mayo y su ausencia en los comicios de ayer hace que los resultados “no sean directamente extrapolables” ya que son dos elementos a considerar “para conformar nuevas mayorías”.

En las Cortes confía en que se reconozca el “ingente trabajo” hecho por su grupo parlamentario, ya que todas las políticas que se han llevado a cabo desde el Gobierno de Aragón de recuperación de derechos y servicios públicos se han hecho con el apoyo de sus 14 diputados.

Y en las municipales, a las que no se presentaron en 2015, tienen ahora 60 candidaturas en los principales municipios de Aragón, lo que les hace ser “optimistas” porque pueden ser una fuerza “influyente” y van a poder conformar mayorías suficientes para declinar la balanza “hacia el cambio”.

Riesgo de triunfalismo

El presidente de Chunta Aragonesista (CHA), José Luis Soro, ha recalcado que sería un “grave error” que la izquierda caiga en el “triunfalismo” después de la victoria del PSOE en las elecciones generales ya que en Aragón la derecha ganó en cuanto a votos, motivo por el que ha destacado la necesidad de que en los próximos comicios locales y autonómicos se garantice “un gobierno de izquierdas”.

“Las tres derechas han obtenido 48 mil votos más que las izquierdas en Aragón: siete diputados entre PP, Ciudadanos y Vox, frente a los 6 del PSOE y Unidas Podemos. Tenemos un gran reto por delante durante el próximo mes en el que tenemos que garantizar, no solo que no gobierne la derecha, sino un gobierno de izquierdas”, ha manifestado el consejero.

Asimismo, esta “necesidad” se apoya con la irrupción de Vox en el Congreso de los Diputados con 24 diputados, un hecho que, para Soro es una “mala noticia”.

“Los nostálgicos del Franquismo han entrado en el Congreso, aunque con menos fuerza de lo que esperaban o de lo que algunos se temían, pero ahí están, y eso es un retroceso de décadas desde el punto de vista democrático y territorial del autogobierno”, ha recalcado el presidente de CHA.

Por todo ello, el máximo representante de CHA ha manifestado que, en esta situación, su formación es la “garantía” de que el PSOE no gobierne con Ciudadanos en Aragón”, y así garantizar ese “gobierno de izquierdas”.

Soro ha advertido de que CHA se juega “avanzar o retroceder” en las próximas elecciones municipales y autonómicas del 26 de mayo y ha animado a trabajar intensamente para “evitar la tentación al PSOE de que pacte y gobierne con Ciudadanos”.

Soro ha realizado estas declaraciones durante la presentación de las candidaturas de localidades de la Comarca Central de Zaragoza (foto superior de Aragón Press) entre las que figura Cuarte, Cadrete, La Puebla de Alfindén, María de Huerva, Villamayor, Utebo, y Zaragoza ciudad. Las candidaturas están cargadas de “ilusión, ecologismo y feminismo, y por tanto de futuro”, ha enfatizado.

“Hemos demostrado que a la gente le va bien que CHA gobierne. Somos imprescindibles y en mayo nos jugamos mucho. Retroceder o seguir avanzando”, ha esgrimido el dirigente aragonesista.

La “tentación naranja” del PSOE

El coordinador regional de IU, Álvaro Sanz, ha destacado el apoyo de la ciudadanía a las fuerzas progresistas en las elecciones generales de este domingo y por eso ha expresado su confianza en que el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, “no caiga en la tentación naranja”.

En una nota de prensa, Sanz ha lamentado la pérdida del diputado de Huesca de la coalición Unidas Podemos con la que concurría IU, pero ha resaltado que con el resultado de las votaciones se ha puesto de manifiesto que “la ciudadanía quiere un país progresista y un Gobierno que se apoye en Ciudadanos representa un retroceso para los derechos y libertades y una amenaza a nuestros servicios públicos”.

“La gente, con su voto ha dejado claro que no quiere un gobierno ni conservador, ni neoliberal, ni mucho menos fascista. Hay una mayoría plural de izquierdas y esto es buena noticia”, ha incidido el coordinador regional de IU.

Por eso ha instado a Sánchez a que “aclare, antes del desarrollo de la próxima campaña electoral, si va a pactar o acordar con Ciudadanos, empezando por la mesa del Congreso, ya que si espera a que esté cerrado el mapa de los pactos a nivel estatal, autonómicos y municipales para contar con Cs, eso “supondría un fraude a todas las personas que han dicho no a un gobierno de derechas y que somos mayoría”.

“En este sentido, -continúa- la ambigüedad calculada y el silencio o las propuestas de gobierno en solitario son malos síntomas que esconden las contradicciones internas de un partido socialista en el que muchos de sus barones, como Lambán, parece que están deseando pactar con la formación de Rivera”.

“El PSOE de Javier Lambán o de Pilar Alegría no es el mismo PSOE que ayer coreaba en Ferraz ‘Con Rivera no’”. “Tanto Lambán como Anadón y Alegría, prefieren ‘con Rivera sí’ y lo han demostrado en votaciones concretas como el impuesto de Sucesiones, ICA, el proyecto Torrevillage, por ejemplo”, ha advertido Sanz.

Comienza la segunda vuelta electoral en Aragón

Un del todo previsible cierre de filas de los dirigentes aragoneses de los partidos en torno a sus jefes es lo que ha dado de sí el día posterior a las elecciones generales, en el que el duelo y las celebraciones, aparentemente, han durado poco: hay que hacer borrón y cuenta nueva para afrontar la segunda vuelta de estos comicios, las elecciones territoriales y municipales del 26 de mayo.

El secretario general de los socialistas aragoneses, Javier Lambán, en tiempos “enemigo” del ganador de las elecciones y su jefe federal, Pedro Sánchez, ha defendido que es a este a quien corresponde marcar las pautas de los pactos que inevitablemente habrán de sucederse a la jornada de votación, siempre que los posibles socios acepten desarrollar sus políticas “dentro de la Constitución”.

Lambán le hizo valer el mismo domingo electoral a Pedro Sánchez, cuando le llamó para felicitarle, que el PSOE de Aragón se había “dejado la piel” para contribuir al buen resultado en España, y a cambio, según ha dicho antes de presidir la ejecutiva del partido, recibió el “apoyo comprometido” del líder para lograr que Lambán revalide su cargo como presidente de la Comunidad tras el 26 de mayo.

El PSOE tiene “muy avanzado ya” el programa electoral y actividades “muy novedosas” para la campaña que arranca en diez días, y cuenta con militantes y simpatizantes, muy animados tras la victoria, para trasladar a la ciudadanía que hay dos opciones: un gobierno autonómico presidido por el PSOE o uno en el que estará presente Vox, según Lambán.

Ciudadanos, a por todas

El otro gran vencedor de las elecciones ha sido Ciudadanos, que ha logrado sobrepasar al PP en 12.000 votos en Aragón.

Los datos le han servido al candidato de la formación naranja a la Presidencia del Gobierno autonómico para decir que su partido es la “alternativa clara” al PSOE de Lambán y le obligan a reforzar su oferta como “cortafuego del sanchismo”.

Sí que ha considerado “una mala noticia” que vaya a haber cuatro años más de un PSOE “totalmente secuestrado por Pedro Sánchez”, que volverá a pactar con un partido populista, como ha tachado a Podemos, y con nacionalistas e independentistas.

“Salimos a ganar” el 26M y, ha reiterado, a tenor de los resultados de las generales, “es evidente” que los aragoneses piden que Cs sea “la alternativa” y asumirán ese mandato, aunque no descartan los pactos, tampoco con el PSOE, a quien ha advertido de que no debe extrapolar los resultados de las generales a las autonómicas y locales.

PP: reflexión y autocrítica

En el lado de los perdedores se ubica el PP, cuya secretaria general en Aragón, Mar Vaquero, ha reclamado “unidad” en torno al presidente nacional del partido, Pablo Casado, quien ha cosechado los peores resultados de la historia del PP en unas generales, aunque ha reconocido que son necesarias reflexión y autocrítica.

También considera que los resultados no son extrapolables a los comicios de mayo y se ha comprometido a trabajar desde ya mismo en recuperar la confianza” de los españoles, desde el liderazgo de la oposición en el Congreso, en tanto en cuanto a nivel nacional Ciudadanos no ha logrado adelantar a los populares.

Unidas Podemos mantiene el tono optimista

Unidas Podemos ha perdido también representación en Aragón, pero el secretario de relaciones y alianzas con otras fuerzas políticas de Podemos Aragón, Iván Andrés, ha incidido en que el electorado ha dejado claro, con una movilización “récord”, que es “claramente de izquierdas” y que quiere “un entendimiento” entre los socialistas y la formación morada, basado en propuestas de programas.

En este panorama, ha dicho que habrá que lidiar con “diferentes formas de entender la política” y abrir una nueva época “de entendimiento, pactos y diálogo en todos los aspectos”, también en política territorial, que se deberá abordar de otra manera.

Vox, aunque con menor fuerza que la que le auguraban algunas encuestas, consigue representación por Zaragoza, aunque el diputado electo por la circunscripción, Santiago Morón, reconoce que la sensación, a pesar del “éxito”, es “agridulce”, porque esperaban más.

Ya trabajan en la elaboración de candidaturas para las municipales con la promesa de “aligerar” el peso de la administración en la organización territorial y eliminar el “gasto innecesario” que generan determinadas administraciones territoriales, como las comarcas.

PAR y CHA, preparados

El PAR y CHA no concurrían a esta cita, pero también se preparan para los próximos comicios.

Este lunes, el presidente de Chunta Aragonesista, José Luis Soro, ha advertido del “grave error” que sería que la izquierda caiga en el “triunfalismo”, ya que en Aragón la derecha ganó en número de votos, motivo por el que ha destacado la necesidad de que en los próximos comicios locales y autonómicos se garantice “un gobierno de izquierdas”.

Y el presidente del PAR, Arturo Aliaga, en un receso de la Comisión Permanente que el partido ha celebrado para analizar los resultados, se ha mostrado contento por la decisión de no concurrir a las elecciones generales con el PP, poder mantener su identidad y presentarse a los comicios autonómicos y municipales con un programa serio y con la intención de contribuir a la estabilidad de las instituciones.