abono

Mal olor en la ciudad por unos fangos en unos campos de Movera

Unos fangos utilizados como abono en unos campos del barrio de Movera han provocado este martes mal olor durante toda la jornada del martes en la capital aragonesa, debido a que el cambio en la orientación del viento ha trasladado la fetidez hacia la zona urbana de Zaragoza.

Desde mediada la mañana, el mal olor ha sido apreciable en casi toda la ciudad, cuyos habitantes han mostrado perplejos sus molestias por una pestilencia nada habitual y de origen, en principio, desconocido.

Según ha informado el Ayuntamiento de Zaragoza, el origen de este olor se encuentra en unos campos del barrio rural de Movera en los que se han extendido unos lodos que se usan como abono y que proceden de una empresa papelera (en la imagen superior de Ayuntamiento de Zaragoza, un remolque deposita los lodos en los campos de Movera).

Aunque es una práctica habitual, este martes ha coincidido con vientos de componente este-sureste en la ciudad que han enviado todo el olor hacia Zaragoza, lo que ha causado molestias a los vecinos de la capital.

El Ayuntamiento acaba el ejercicio de 2018 con el 92% de las facturas de proveedores pagadas

El Ayuntamiento de Zaragoza ha cerrado el 2018 con un total de 21.540 facturas a proveedores reconocidas y que están valoradas en 290.848.817 euros. De ellas, el Departamento de Economía y Hacienda ya ha pagado algo más del 92%, lo que suponen 267.835.649 euros, según refleja el apartado de transparencia del portal web municipal.

Del total de las facturas reconocidas, hay 20 que superan el millón de euros, que generalmente corresponden con certificaciones de los grandes contratos de la ciudad, como los del servicio de limpieza y el del transporte público. En concreto, hay tres facturas, las tres con Avanza Zaragoza S.A.U. como proveedor, que están todavía con el pago “en trámite”.

La factura de mayor cuantía corresponde a la certificación del mes de octubre de Limpieza viaria, recogida y transporte de residuos con la empresa FCC-SA. Supuso un total de 5.676.076 euros que se abonaron el 21 de diciembre.

En segundo lugar se encuentra la certificación relacionada con los ajustes por inversión de 2017 del Servicio de Movilidad Urbana que gestiona Avanza Zaragoza. En este caso la factura asciende a 4.731.658 euros y el pago está “en trámite”.

Las tercera, cuarta y quinta facturas de mayor cuantía económica corresponden con las certificaciones de julio, agosto y septiembre de limpieza viaria, recogida y transporte de residuos con la empresa FCC-SA (imagen superior). Ascienden a 4.607.506, 4.447.547, y 4.367.028 euros, respectivamente.

En los tres casos el importe ya está abonado. En concreto, la factura de julio se pagó a finales de septiembre, la de agosto se pagó a finales de octubre, la de septiembre se abonó a finales de noviembre de 2018.

En julio de 2017 el Ayuntamiento de Zaragoza había abonado el 93,34% de las facturas reconocidas de ese ejercicio. En concreto, se habían reconocido un total de 11.773 facturas, por un importe algo superior a los 145,4 millones de euros, de los que en julio se habían pagado 135,6 millones.

Aragón Press

El PP propone un bono mensual de 15 euros para jóvenes en bus urbano, metropolitano y tranvía

El PP en el Ayuntamiento de Zaragoza propone implantar  un abono de transporte (bus urbano, tranvía y bus metropolitano) de 15 euros al mes del que podrían disfrutar todos los jóvenes de entre 8 y 25 años. Los populares calculan que la medida podría suponer un desembolso de algo más de un millón de euros a las arcas municipales, pero a cambio “se incentivaría el uso del transporte público entre los más jóvenes, es decir, con proyección de futuro”.

El grupo municipal popular va a presentar la propuesta en el Debate sobre el Estado de la Ciudad que se celebra esta semana y además la incluirá en su programa electoral municipal para 2019, según ha explicado su portavoz, Jorge Azcón.

El representante conservador ha señalado que en la actualidad los niños zaragozanos a partir de cuatro años pagan el billete de bus o tranvía sin ninguna bonificación y que sólo los jóvenes de 14 a 26 años poseedores del Carné Joven pueden acogerse a bonos trimestrales o anuales con descuentos.

La propuesta del PP pasaría por ampliar la gratuidad del billete hasta los ocho años, una sugerencia que ha realizado desde principio de la presente legislatura, y a partir de esa edad y hasta los 25 años ofrecer la posibilidad de la “tarifa plana” a 15 euros mensuales para todos los jóvenes que lo deseen, aunque no estén empadronados en la ciudad, simplemente presentando el DNI, en una iniciativa que Azcón ha calificado como “rompedora” y que a su juicio “revolucionará el actual sistema de precios”, con la que además se pretende “enganchar a los jóvenes al transporte público de Zaragoza”.

Duplicar los actuales abonados jóvenes

El PP aspira a que “los jóvenes sean la punta de lanza de una nueva política de precios” que “fomente el transporte público, que ya está testada y que funciona en comunidades como la de Madrid, pionera en implantar este tipo de abono y con un éxito total que casi llega al 100% de los potenciales usuarios”.

En el caso de Zaragoza, el portavoz  popular ha explicado que en la ciudad hay 110.000 jóvenes entre 8 y 26 años, de los que 64.000 tienen entre 14 y 26 años. Es decir, esa es la cifra potencial actual de quienes pueden acogerse a bonificaciones en el transporte a través del Carné Joven, aunque sólo 8.500 han adquirido el abono trimestral o anual, que les cuesta 78,65 o 269,9 euros, respectivamente.

El objetivo del PP mediante la implantación del abono mensual de 15 euros sería inicialmente duplicar la cifra actual de abonados jóvenes, es decir, llegar a los 17.000, para seguir aumentándola en años posteriores.

La medida auguran los ediles populares que supondría un incremento del 10% en el uso del transporte urbano y un incremento de 10 millones más de usos anuales.

Un abono de 910 € permitirá esquiar en las siete estaciones aragonesas

Las siete estaciones de esquí aragonesas se han unido por primera vez para ofrecer esta temporada un abono conjunto que abarcará el dominio esquiable más grande de España, con 390 kilómetros de pistas. Su coste será de 910 euros.

Las estaciones de Cerler, Formigal-Panticosa, Javalambre y Valdelinares, del grupo Aramón, han suscrito un acuerdo por dos años, prorrogables anualmente, con las de Candanchú y Astún para ofrecer a los esquiadores un producto con el que quieren liderar el mercado español de la nieve y ser germen de un futuro proyecto de unión física de estaciones.

Así lo ha afirmado en la presentación del abono “Ski Pirineos” el presidente de Aragón, Javier Lambán, quien ha resaltado el importante paso que supone este acuerdo, gracias a la colaboración público-privada para poner a Aragón a la “cabeza” del sector de la nieve en España y en camino de aspirar al liderazgo en el ámbito europeo.

Especialmente, ha dicho el presidente, si culminan las obras de infraestructuras de acceso al Pirineo y se logra la unión física de estaciones, convencido de que los “sarpullidos” que ese proyecto genera en algunos partidos y sectores sociales encontrarán “el tratamiento adecuado, se atenuarán, se eliminarán” si se aseguran grandes consensos, posibilidades financieras y la sostenibilidad.

Un proyecto, declarado de interés general para Aragón la pasada legislatura, que en estos tres años de su Gobierno se ha postergado por carecer de fondos para acometerlo pero que en futuros mandatos se tendrá que intentar “por todos los medios”.

Unión comercial

El paso dado supone la unión comercial en virtud del acuerdo suscrito por la sociedad Aramón -formada al 50 % por el Gobierno de Aragón e Ibercaja- y las sociedades de Astún y Candanchú para ofrecer a los esquiadores un bono que les permitirá acceder a todas las pistas del Pirineo aragonés y a las turolenses de Javalambre y Valdelinares, que en su caso ofrecerán un abono complementario para esquiar en ambos centros invernales.

Para el presidente de Astún, Jesús Santacruz, este acuerdo les aboca a trabajar juntos en el futuro, ya que es el camino que debe de recorrer el sector para crecer y desarrollarse ante la competencia en la nieve de Cataluña, Andorra o el Pirineo francés.

En ese sentido, el presidente de Candanchú, Fernando Yarza, ha reclamado al presidente de Aragón que logre la finalización de las autovías de acceso al Pirineo para que los esquiadores se desplacen también a la comunidad entre semana.

Por su parte, la presidenta de Aramón y consejera de Economía del Gobierno de Aragón, Marta Gastón, ha indicado que este paso representa “un antes y un después” para las estaciones aragonesas al ofrecer el mayor dominio de España con un producto a un precio competitivo, con descuentos e incluso facilidades de pago.

Descuentos y modalidades

El pase tiene un coste de 910 euros, pero se puede adquirir con un 25 por ciento de descuento (por 683 euros) hasta el 5 de noviembre, y con un 5 por ciento de rebaja más para las familias de más de cuatro miembros, o por 439 para esquiar solo entre semana.

El abono, que también se puede financiar por 98 euros al mes, se pone hoy a la venta y es único, de forma que no habrá pases de cada una de las estaciones, salvo el complementario para las estaciones turolenses, por 289 euros.

Ski Pirineos nació la pasada temporada de la mano del grupo Aramón y Candanchú y con la incorporación de Astún y la posibilidad de que sus usuarios esquíen también en Teruel, consigue aunar toda la nieve de Aragón.

El Ayuntamiento reclama a Avanza 2,4 millones de euros por los abonos de bus de sus trabajadores

El Gobierno municipal de Zaragoza en Común (ZEC) ha acordado requerir a la concesionaria del transporte urbano de autobús, Avanza-Zaragoza, que abone al Ayuntamiento 2,4 millones de euros en concepto de los abonos de transporte a sus trabajadores y familiares desde el inicio de la concesión hasta el 31 de diciembre de 2017.

“Es un requerimiento formal. En 2016 se inician las conversaciones y se ha precisado todo este tiempo para llegar al requerimiento y esperamos respuesta formal, que afecta a la plantilla entera y sus familiares”, ha expuesto la concejal de Movilidad y Medio Ambiente, Teresa Artigas.

“Los servicios jurídicos dicen que es la empresa la que tiene que hacer el pago porque está en el pliego de condiciones y son beneficios sociales que corresponde a la empresa asumir y no a terceros, como al Ayuntamiento”, ha apostillado Artigas.

En rueda de prensa, ha aclarado que el requerimiento es hasta el final del 2017 y en el 2018 se descontará de las aportaciones que se realizan a Avanza cada año”.

Afecta a la empresa

De este modo, las cantidades a abonar se añadirán a la recaudación por venta de billetes. Esta reclamación se fundamenta en que el contrato en vigor recoge expresamente la “no gratuidad del servicio de transporte público a empleados y familiares que quedan excluidos y por tanto su importe se deberá disminuir del pago municipal por el servicio”.

Los beneficios de carácter social recogidos en los convenios colectivos afectan al titular de la empresa y sus empleados, sin que en ningún caso tengan efectos frente a terceros.

En consecuencia, esta mejora social para los empleados de Avanza y sus familiares corresponde financiarla a la empresa y no al Ayuntamiento, por lo que se produce esta reclamación para regularizar este asunto en el actual contrato en vigor, ha concluido.

Aramón y Candanchú lanzan abono de temporada conjunto

El Grupo Aramón y la estación de Candanchú han presentado el abono de temporada más grande de España. Ambos se han unido comercialmente para lanzar una tarjeta conjunta, Ski Pirineos, un abono que sale a la venta este jueves 5 de octubre y que permitirá a los esquiadores deslizarse por más de 300 kilómetros de pistas.

Ski Pirineos es producto del acuerdo comercial de las estaciones de Aramón, pertenecientes al holding de la nieve que conforman Gobierno de Aragón e Ibercaja al 50 por ciento, y de Candanchú, la estación de esquí decana de la nieve en España.

El pase permite esquiar y disfrutar indistintamente en tres de los valles del Pirineo aragonés con estaciones de esquí: el valle del Aragón, donde se ubica Candanchú; el de Tena, con el dominio esquiable de Formigal-Panticosa; y Ribagorza, donde abre sus puertas la estación de Cerler.

Por 98 euros al mes

Los esquiadores que adquieran este abono de temporada de manera anticipada tendrán un descuento del 25 por ciento en la compra del pase, cuyo precio se ha establecido en 827 euros. La oferta estará vigente hasta el 6 de noviembre y permitirá adquirir este producto por 620 euros, que darán acceso a más de 300 kilómetros de pistas.

Los amantes del esquí podrán también fraccionar el pago del abono de temporada hasta en seis meses, pudiendo disfrutar del Pirineo por 98 euros al mes. Además, los clientes de Ibercaja podrán dividir el pago hasta en doce meses.

Las estaciones ofrecerán descuentos a familias numerosas, con un 5 por ciento adicional al precio de venta, y este año, como novedad, se pone en marcha un producto especial para las familias de cuatro miembros en las que se compren como mínimo dos forfaits de adulto combinados con los de niños. Para aquellos que solo pueden calzarse los esquís de lunes a viernes se mantiene el abono ‘días laborales’, que costará 399 euros.

Ski Pirineos lanza también el Season Pass Club, un club de ventajas exclusivas al que puede acceder todo el que adquiera el abono de temporada. Por 69 euros, sus miembros conseguirán múltiples beneficios, como dos forfaits de día para regalar y un alquiler de material de gama alta, así como cuatro pases de superdebutantes con los que obsequiar a quien deseen.

Liderar el mercado

Los detalles de la iniciativa se han dado a conocer en un acto al que han asistido el presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán; la consejera de Economía, Industria y Empleo, Marta Gastón; y el máximo responsable de la entidad Ibernieve, Fernando de Yarza.

Precisamente Lambán, durante el evento, y según informa el Gobierno de Aragón por medio de una nota de prensa, ha hecho hincapié en la vocación con la que se crea este bono, la de “liderar el mercado nacional de esquí”.

Precisamente la extensión de las pistas, esos 300 kilómetros, es el argumento que ha esgrimido el presidente aragonés para resaltar el que, ha dicho, es “el primer dominio esquiable de España”.

Los retos que se asoman son, para Lambán, “competir con Los Alpes y el resto de estaciones europeas”.

Gastón, por su parte, ha valorado el largo trabajo emprendido para llegar hasta la creación de Ski Pirineos: 26 meses dedicados a desatascar situaciones que permanecían en litigio desde hace diez años.

Según ha señalado, la rentabilidad económica de la iniciativa se mezclará con la rentabilidad social.

De Yarza, por su parte, ha remarcado que el objetivo a medio plazo pasa por extender acuerdos como el ratificado hoy a otros proyectos.