Acompaña

CHA pide más medios y el programa ‘Acompaña’ ante el aumento de personas que mueren solas

El portavoz del grupo municipal de CHA en el Ayuntamiento de Zaragoza, Carmelo Asensio, ha pedido aumentar la partida presupuestaria en ayuda a domicilio y teleasistencia, además de reforzar el programa ‘Acompaña’ ante el aumento de personas mayores que mueren solas, ya que en la primera quincena de agosto se han contabilizado nueve casos y hasta 20 en todo el 2018.

Ha apostado por aumentar los presupuestos de servicios municipales como la ayuda a domicilio y la teleasistencia y aunque ha reconocido que los pliegos se han licitado con un aumento del 25 por ciento ha apuntado que hay una lista de espera de más de 4.000 personas en ayuda a domicilio y de 976 en teleasistencia en la ciudad de Zaragoza.

Asensio ha propuesto que la mesa de trabajo para abordar este asunto se constituya en la primera semana septiembre y que sea abierta a las entidades, profesionales y el movimiento vecinal involucrado en la atención a las personas mayores.

Programa ‘Acompaña’

En rueda de prensa ha recordado que el programa ‘Acompaña’ surge en 2016, cuando se plantea implantarlo para atender las necesidades de mayores que viven solos en el barrio de Santa Isabel, en el que CHA preside la Junta de Distrito, pero ha abogado por que se extienda al resto de la ciudad.

“Además de dar una respuesta institucional hay que ser capaz de aprovechar recursos públicos y la red de entidades que trabajan con las personas mayores, implicar a comercios, farmacias y peluquerías, entre otros establecimientos para que hagan la labor de atención y prevención de los casos que se dan de personas que viven solas en sus casas”.

Asensio ha defendido que “tiene que ser de forma integral y de forma corresponsable porque no se puede permitir que vivan y mueran solas”. “Hay que tener voluntad política y tener entre todos responsabilidad porque una sociedad no puede abandonar a sus mayores”, ha enfatizado.

Reflexión colectiva y respuesta social

Los modos sociales y las condiciones sanitarias han cambiado y la gente vive más tiempo, lo que lleva aparejados problemas como una tasa de envejecimiento que en Aragón el del 20,7 por ciento por encima de los 65 años, que es la tercera del Estado español y de las más altas Europa.

Es un aspecto positivo que va acompañado de otro negativo como la “tremenda soledad en la que viven muchos mayores, porque muchos ancianos se ven desplazados de la unidad familiar”.

Hay 83.000 personas mayores de 65 años que viven solas en Aragón, la mayoría en Zaragoza, de las que solo el 12 por ciento está en residencias y el 88 por ciento en viviendas solas o con su pareja.

“Es grave lo que pasa y queremos hacer propuestas para evitar este problema, del que todos los datos se han dado en Zaragoza, y es curioso que donde todos vivimos físicamente más cerca se viva más lejos de los problemas de las personas mayores”, ha observado.

“Nos debe hacer reflexionar para que el Ayuntamiento pueda atender la demanda de estas personas porque su soledad no solo afecta a cubrir sus necesidades básicas, sino a un mayor nivel de riesgos de accidentes domésticos y el empeoramiento de sus enfermedades”, ha razonado.