activado

Activado el Plan de Protección Civil por calor hasta el sábado

El Ayuntamiento de Zaragoza ha activado este jueves el Plan Municipal del Protección Civil por olas de calor, que permanecerá en vigor hasta este sábado ante la previsión de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) de que podrán superarse los 41 grados.

El consistorio desactivó el pasado lunes este plan, que permaneció cinco días activo por las altas temperaturas registradas la semana anterior.

La puesta en marcha del mismo conlleva la coordinación de diferentes servicios municipales que pueden desarrollar actuaciones que ayuden a mitigar el efecto del calor sobre la ciudadanía o actuar en las situaciones en que sea necesario.

Intervienen así Bomberos y Protección Civil, Policía Local, Prevención y Salud, Movilidad Urbana, Instalaciones Deportivas, Parques y Jardines, Servicios Públicos, Infraestructuras, el Instituto Municipal de Salud Pública, Arquitectura, Acción Social y Familia, Medio Ambiente o Comunicación, han informado fuentes municipales en un comunicado.

El Cuerpo de Bomberos ha activado a los Voluntarios de Protección Civil para atender a personas vulnerables que puedan precisar atención en la vía pública o en alguna instalación municipal y los Servicios Sociales Especializados pondrán a disposición de las personas que lo necesiten los espacios del Albergue Municipal que habitualmente se usan en las olas de frío para que sirvan de refugio durante las horas de más altas temperaturas.

Teleasistencia

Se flexibilizarán también los horarios de estancia en las zonas comunes del Albergue y en el caso de los Servicios Sociales Comunitarios se prestará especial atención a los más de 11.000 usuarios de servicio de Teleasistencia, con llamadas de información y de control, ya que en muchos casos se trata de mayores que viven solos.

El Servicio de Ayuda a Domicilio, que atiende a 5.000 personas, servirá como cauce para la difusión de consejos y de ayuda en caso necesario, algo que también se realizará a través de la treintena de Centros de Mayores de la ciudad.

El Ayuntamiento recuerda además que bañarse tanto en el Ebro como en el Gállego o el Huerva puede entrañar un grave riesgo de ahogamiento, además de ser una práctica no autorizada, y apunta que las piscinas públicas emitirán mensajes de precaución, tanto en lo relativo a la exposición al sol como en la hidratación.

Se van a supervisar especialmente los grifos de agua potable distribuidos por la ciudad, tanto en el ámbito urbano como en parques y jardines y durante el fin de semana, los actos programados en la vía pública y en instalaciones deportivas podrían verse afectados por las altas temperaturas.

Recomendaciones

Entre las recomendaciones para hacer frente a la ola de calor, el Ayuntamiento recuerda que toda la ciudadanía es susceptible de sufrir trastornos aunque deben estar especialmente protegidos los mayores de 65 años y los menores de 5, sobre todo los bebés, así como personas que lleven a cabo una actividad que requiere mucho esfuerzo físico o que presenten enfermedades previas, especialmente las que sufren del corazón o de alta presión sanguínea.

Recomiendan asimismo durante el día mantener las ventanas y persianas cerradas para proteger la vivienda del calor, beber agua sin tener sed, evitar las bebidas alcohólicas y las comidas calientes o pesadas, así como usar ropa ligera, de colores claros y preferentemente de algodón, sombrero o gorra para protegerse del sol y protección para los rayos solares.

Recuerdan además que no es recomendable realizar actividades que exijan esfuerzo físico importante cuando está haciendo mucho calor y que no se debe dejar a niños, ancianos o animales en coches con las ventanas cerradas.

Desalojadas dos urbanizaciones por la gran crecida del río Gállego

Los Bomberos de Zaragoza han evacuado dos urbanizaciones de viviendas próximas a los cauces del Ebro y del Gállego por el riesgo de inundación ante el elevado volumen de agua que portan ambos ríos a su paso por el término municipal de la capital aragonesa.

En concreto, se ha evacuado a cerca de 40 personas de la urbanización denominada “Torre Urzaiz”, en el barrio rural de Movera, dada su cercanía al cauce del Ebro pasada la desembocadura del río Gállego (en la foto superior de Aragón TV, momentos antes del desalojo de una de las colonias).

Asimismo, en el barrio rural de Peñaflor se ha desalojado la urbanización “El Soto”, de Pastriz, por la proximidad al cauce del río Gallego que baja muy crecido por los aportes recibidos del Pirineo.

En el casco urbano, el Cuerpo de Bomberos de Zaragoza ha realizado más de 30 servicios, de los que 25 han sido originados por filtraciones de la lluvia en tejados, terrazas y desagües atascados, entre otras incidencias.

Asimismo, se les ha requerido ante la caída de varios árboles en emplazamientos públicos como un ejemplar que se ha vencido sobre una casa en la plaza Escultor Bayod, en el barrio del Actur; otro ha caído en el tejado de una vivienda social.

El tercero que han tenido que atender ha sido en el parque Miraflores donde se ha tenido que cortar un árbol que ha caído sobre otro y corría riesgo de derribarlo; entre los últimos servicios, han tenido que acudir a la calle cuarta Avenida y en el camino Cabaldós.

Plan de Protección Civil

El Ayuntamiento de Zaragoza ha activado, a través del Área de Servicios Públicos y Personal, el Plan Municipal de Protección Civil ante la previsión del aumento de caudal del río Gállego y se ha organizado el desalojo de las urbanizaciones Torre Urzaiz, en Movera, y del Soto de Pastriz.

Como está regulado para estos casos, se ha puesto en aviso al Comité Asesor que, coordinado por el consejero municipal de Servicios Públicos, Alberto Cubero, ha puesto en marcha el Plan de Emergencias de Protección Civil, cuyo objetivo es minimizar los riesgos y molestias que pueda provocar la riada.

Bomberos, Policía Local, el Área de Infraestructuras, el personal de Limpieza Pública y la Agrupación de Voluntarios de Protección Civil están alerta ante la evolución de los acontecimientos.

Precaución

Por ello, se recomienda actuar con precaución en las proximidades de los ríos, abstenerse de acercarse demasiado a las riberas, no aparcar vehículos cerca de los cauces o en zonas que sean susceptibles de inundación pro crecida y evitar atravesar vados inundados.

Asimismo se insta a respetar las indicaciones de las fuerzas y cuerpos de seguridad y de Protección Civil, no sobrepasando en ningún caso las zonas que hayan sido acotadas.

En principio ha sido activado el primer nivel del Plan, es decir, nivel de alerta, en una tarde en la que se han realizado numerosos servicios de bomberos, muchos de ellos relacionados con el colapso de canaletas en tejados, así como inundaciones en garajes y árboles caídos.

Activado Plan de Protección ante el riesgo de nevada

El Ayuntamiento de Zaragoza ha activado el Plan Municipal de Protección Civil ante el riesgo de nevadas en la capital aragonesa anunciado para esta noche del martes al miércoles por la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

La última gran nevada en Zaragoza se produjo hace trece años (en la foto superior de @meteoZGZ, el paseo Independencia casi oculto por los copos).

La Comisión Local de Protección Civil, encargada de coordinar todos los medios y recursos necesarios para afrontar cualquier hipotética situación que pueda producirse, ha sido también activada. En ella están representados responsables de Bomberos y Protección Civil, Policía Local, Movilidad Urbana, Infraestructuras y las empresas concesionarias de la Limpieza (FCC) y del Transporte Urbano (Avanza), coordinados por el consejero municipal de Servicios Públicos y Personal, Alberto Cubero.

En previsión de esta situación, este martes 27 de febrero se ha dado orden a los servicios de limpieza de no baldear en previsión de heladas y se ha hecho acopio de 25 toneladas de sal.

La Aemet advierte en sus últimos avisos sobre el riesgo de nevadas para altitudes entre 200 y 400 metros en la zona de la Ribera del Ebro. La Comisión Local de Protección Civil sigue el desarrollo de estas previsiones y ya ha organizado los medios necesarios para el caso de que lleguen a hacerse realidad, informa el Ayuntamiento en una nota de prensa.

No utilizar el coche

El Plan Municipal de Protección Civil, que también se activó el pasado 6 de febrero, incluye una serie de recomendaciones para la ciudadanía que también es conveniente tener en cuenta en el caso de que las condiciones meteorológicas se compliquen.

En caso de que finalmente nieve, se recomienda no utilizar el vehículo privado a no ser que sea imprescindible. En este sentido, tanto Avanza como el servicio de taxis colaborarán en facilitar al máximo la movilidad de los ciudadanos.

Además, se recomienda utilizar el teléfono sólo para llamadas urgentes. (En este sentido, se ruega que las llamadas a Bomberos y/o Policía se realicen sólo en caso de verdadera necesidad) y proveerse de ropa y calzado adecuado.

También se sugiere tener reserva de alimentos de consumo regular; en caso de enfermos o personas de avanzada edad, asegure una provisión suficiente de medicamentos; disponer de linternas o, en su defecto, de velas, así como de pilas cargadas y secas.

Informarse

Hay que prestar atención a los medios de comunicación para obtener información sobre la situación atmosférica; revisar los tejados y bajantes de agua de la vivienda, así como los ajustes de puertas y ventanas exteriores; tener cuidado con las estufas de carbón, eléctricas y de gas, procurando que no estén cerca de visillos o cortinas y estar atentos a los juegos de niños en sus inmediaciones.

Tomar precauciones para evitar el envenenamiento producido por los braseros de picón o estufas de carbón, leña o gas, en lugares cerrados sin renovación de aire; airear habitaciones; evitar que se hiele el agua de las tuberías (en caso de frío más intenso), protegiendo las llaves de paso.

Alerta especial en Huesca

El comité ejecutivo del Plan de Nevadas de las carreteras del Estado se ha reunido esta tarde en Huesca para establecer los parámetros de actuación en la provincia y ha acordado el aumento del número de efectivos de la Guardia Civil de Tráfico en aquellos puntos que se prevén más complicados, como la mayoría de carreteras nacionales y autovías. Las nevadas de mayor intensidad se esperan esta madrugada, a partir de las tres, y la subdelegada del Gobierno, María Teresa Lacruz, ha asegurado que se está preparado para afrontar los efectos del temporal.

Lacruz aconseja que, si se confirman los peores datos, solo se coja el coche si resulta estrictamente necesario y que se tomen las precauciones habituales. La subdelegada insiste en que los cuerpos de seguridad y protección civil están perfectamente coordinados. Con ella han trabajado los responsables en Huesca de la Guardia Civil, Policía Local y Nacional y Protección Civil. La previsión de precipitaciones en forma de nieve, con hasta 40 centímetros de espesor en el norte de la provincia y 20 en el centro y el sur, ha obligado a tomar medidas.

Entre ellas, cuantificar el número de quitanieves disponibles, que son 37, y de 41 zonas de embolsamiento tanto para vehículos pesados como ligeros. La subdelegación del Gobierno se ha coordinado con las comarcas para “garantizar la circulación de vehículos en las vías sin que los usuarios se vean afectados”. Se cuenta con “las máquinas convenientes en cada zona y si fuese necesario actuar en otros sitios se trasladarían en función de cómo evolucione la situación meteorológica”.

Lacruz pide que “los usuarios de las vías seamos lo más responsables posibles y se sigan las instrucciones de la Guardia Civil y las patrullas que se van a ubicar en toda la provincia”. Insiste la subdelegada en que “la gente se informe de las previsiones y que todo aquel que no tenga que coger obligatoriamente lo evite hacer mañana y, si lo hace, que vaya equipado, con ropa y comida, el depósito de gasolina lleno y cadenas”.

Activado el Plan Municipal de Protección Civil ante el riesgo de nevada en la ciudad este martes

Mapa con previsiones de nevadas este martes y su intensidad

El Ayuntamiento de Zaragoza ha activado el Plan Municipal de Protección Civil ante el riesgo de nevadas en Zaragoza anunciado para este martes, 6 de febrero, por la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), que también prevé una intensa ola de frío a partir del miércoles, que podría perdurar hasta una semana. La nieve puede llegar con viento, lo que acrecentaría todavía más la sensación de frío.

La citada agencia anuncia en sus últimos avisos el riesgo de acumulación de hasta cuatro centímetros de nieve en Zaragoza, con precipitaciones para altitudes entre 200 y 400 metros en la zona de la Ribera del Ebro.

La Comisión Local de Protección Civil, encargada de coordinar todos los medios y recursos necesarios para afrontar cualquier hipotética situación que pueda producirse, ha sido también activada, ha indicado el Consistorio en una nota de prensa, y ya ha organizado los medios necesarios para el caso de que lleguen a hacerse realidad.

En ella, están representados responsables de Bomberos y Protección Civil, Policía Local, Movilidad Urbana, Infraestructuras y las empresas concesionarias de la Limpieza (FCC) y del Transporte Urbano (Avanza) coordinados por el Consejero de Servicios Públicos y Personal, Alberto Cubero.

Los termómetros se congelan a partir del miércoles

Consejos útiles

El Plan Municipal de Protección Civil incluye una serie de recomendaciones para la ciudadanía que también es conveniente tener en cuenta en el caso de que las condiciones meteorológicas se compliquen.

Estos son utilizar el teléfono solo para llamadas urgentes. En este sentido, se ruega que las llamadas a los bomberos y a la Policía se realicen sólo en caso de verdadera necesidad y no para demandar recomendaciones o informaciones.

En caso de que finalmente nieve, se recomienda no utilizar el vehículo privado a no ser que sea imprescindible. En este sentido, tanto el autobús urbano, como el servicio de taxis colaborarán en facilitar al máximo la movilidad de los ciudadanos.

También se aconseja proveerse de ropa y calzado adecuado; tener reserva de alimentos de consumo regular; y asegurar una provisión suficiente de medicamentos en el caso de enfermos o personas de avanzada edad. También, disponer de linternas o, en su defecto, de velas, así como de pilas cargadas y secas.

Además, se recomienda prestar atención a los medios de comunicación para obtener información sobre la situación atmosférica, revisar tejados y bajantes de agua de la vivienda, así como los ajustes de puertas y ventanas exteriores.

También hay que tomar precauciones para evitar el envenenamiento producido por los braseros de picón o estufas de carbón, leña o gas, en lugares cerrados sin renovación de aire; ventilar las habitaciones y evitar que se hiele el agua de las tuberías –en caso de frío más intenso–, protegiendo las llaves de paso.