afección

Empieza el corte del tren Zaragoza-Teruel-Sagunto, que durará tres meses y afectará a 60.000 viajeros

Este martes 9 de julio ha comenzado el corte de la línea ferroviaria de Zaragoza a Teruel y Sagunto (Valencia) para realizar obras de mejora en la vía, que durará tres meses y afectará a unos 60.000 viajeros, según las estimaciones de Renfe, que ha establecido un servicio alternativo por carretera para mantener el servicio a todas las estaciones de la línea, con el mismo precio que el tren pese a que su duración será mucho más dilatada.

Así lo ha explicado en Teruel Rafael Lázaro, responsable de los servicios regionales de Renfe en Aragón, quien ha apuntado que el corte afecta a un total de 17 estaciones.

El plan alternativo busca “adaptarse a cada población”, según Lázaro, por lo que se ha dispuesto dar el servicio en autobuses y en microbuses, así como un teléfono de contacto para cualquier duda.

Así y todo, ha reconocido el responsable de Renfe, todas las opciones suponen “más tiempo de viaje” porque implican tener que entrar a las poblaciones.

Precio inalterable

A preguntas de los periodistas ha explicado que el precio del billete no se va a reducir porque está determinado por el Ministerio de Fomento y “se trasladó para que lo estudiaran, pero contestaron que no”.

Renfe estima que el corte afectará a 40.000 viajeros de media distancia, los de la línea entre Zaragoza, Teruel y Sagunto, y a 20.000 de la línea 5 de Cercanías de Valencia.

En lo que se refiere a personal, los cuatro comerciales de la estación de Teruel continuarán trabajando en la capital con normalidad mientras que los 17 empleados de la base de conductores están dando servicio en otras provincias: cuatro en Zaragoza y trece en Valencia.

Modernización

El corte de la línea abarca el periodo del 9 de julio al 5 de octubre y el objetivo de Adif es realizar obras de modernización.

Se prevé reanudar el tráfico de cercanías de la línea C-5 en el trayecto Sagunto-Caudiel a partir del 15 de septiembre.

La inversión se enmarca dentro del Plan Director de esta línea, que tiene previsto invertir hasta 2023 un total de 386 millones de euros, de los que los primeros cien se habrán ejecutado al final de estas obras.

Se trata de una vía única, con un trazado antiguo y pendiente todavía de electrificar que es a lo que se dedicará principalmente la inversión pendiente tras estas obras.

Los trabajos que obligan a cortar la línea consisten en la mejora de terraplenes y la consiguiente eliminación de limitaciones de seguridad, que obligan a ir a 30 kilómetros por hora en algunos tramos (en la imagen superior, un tractor adelanta al tren en uno de sus tramos lentos), así como la construcción de apartaderos, la ejecución de un nuevo paso inferior en Teruel y la renovación de la superestructura de vía.

Afecciones al tráfico por obras en paseo Echegaray durante un mes

La complejidad que implica la reparación de una filtración producida por una tubería de vertido en el angular del paseo Echegaray y de la avenida Cesaraugusto prolongará las obras durante un mes en el que estarán ocupados un carril de tráfico del paseo y otro del puente Santiago.

La duración de las obras está motivada por la profundidad que exige la excavación para acceder a las tuberías, informan fuentes municipales en una nota de prensa.

La rotura está localizada en un colector de 200 centímetros de diámetro que recoge los vertidos de la avenida César Augusto y que discurre a una profundidad de aproximadamente 5 metros.

Además, la rotura se produjo en la confluencia con otros dos colectores (una galería de 120-180 centímetros que transporta los vertidos de margen derecha del Ebro hacia la estación de la depuradora de la Cartuja) y un antiguo colector de dimensiones 200-230 centímetros de ladrillo.

Afecciones desde el lunes 4 de septiembre

Los trabajos obligarán a ocupar, a partir del próximo lunes día 4, uno de los dos carriles de circulación del paseo Echegaray de sentido hacia la basílica del Pilar y uno de los dos carriles del puente de Santiago, en sentido entrada ciudad, así como el corte de la salida desde Cesaraugusto hacia el paseo Echegaray.

Desde las 9 de la mañana del lunes quedará cortado el paso peatonal que cruza la avenida Cesaraugusto, y será necesario apagar todo el cruce para cambiar la regulación del mismo.

Se prevén dificultades de circulación en toda la zona, debido a la vuelta de vacaciones y a la supresión de uno de los dos carriles en paseo Echegaray y el puente Santiago.

Obras en el Miguel Servet afectarán a 100 camas

Este sábado, 15 de julio, comenzarán los movimientos para despejar las zonas necesarias para que puedan iniciarse las obras de construcción de la nueva unidad de Salud Mental del Hospital Miguel Servet de Zaragoza. Los trabajos de derribo empezarán en agosto y durante todo el proceso se verán afectadas unas 100 camas de la segunda, la tercera y la cuarta planta del Hospital, aunque no todas están ocupadas ya que en verano disminuye notablemente la actividad y son menos los pacientes que la ocupan. Aún así, los servicios afectados por las obras serán reubicados a otros espacios.

La nueva unidad se ubicará en la tercera planta del centro, donde actualmente hay 57 camas, y permitirá contar con el doble de camas y espacio que en la actualidad. Tras los nueve meses que durarán los trabajos, la nueva unidad contará con 30 camas y con una superficie útil de 1.153 metros cuadrados frente a los 578 metros cuadrados actuales, además de disponer de más zonas de apoyo como sala de terapias, despachos, comedor, zona de estar, trabajo social, etc. El proyecto cuenta con una inversión de 2,5 millones de euros.

Para garantizar el servicio, se abrirán 34 camas en el Hospital de la Defensa aunque ningún paciente será trasladado allí sino que serán utilizadas para nuevos ingresos, según ha indicado el gerente del Sector Zaragoza II, José Manuel Aldámiz-Echevarría. Éstas se suman a las 20 que ya hay abiertas en ese centro para Geriatría, 12 de Psiquiatría y ahora 34 en una de Medicina Interna. En total, 54 camas del área médica.

La disponibilidad de espacios en el Militar (el personal se trasladará del Servet) permitirá liberar la segunda planta del Servet en la zona A, que funcionará como colchón durante los trabajos. Allí se ubicará el servicio de Urología, que actualmente está en la planta 4B, justo encima de donde va a ser la demolición. Aunque este servicio disminuye su capacidad en la nueva ubicación, al ser época estival se queda con los recursos que de forma habitual tiene en estos periodos.

Otras unidades afectadas

Respecto a la segunda planta B, justo debajo de la obra, los trabajos afectan a tres unidades: Arritmias, Reanimación y Hemodiálisis. La actual unidad de Arritmias fue inaugurada hace año y medio y dispone aún de las antiguas instalaciones operativas en la primer planta del edificio Multifuncional, por lo que puede trasladarse allí provisionalmente.

Los pacientes de Reanimación serán acogidos en la unidad de Cirugía Sin Ingreso (planta baja Edificio Multifuncional), que también reduce su actividad quirúrgica en verano y puede habilitar espacios.

Hemodiálisis volverá a su ubicación anterior en la planta baja del Hospital General. La unidad había sido trasladada de allí por la construcción de la nueva cafetería, l. No obstante, tras la reforma de Salud Mental, Hemodiálisis dispondrá de una nueva ubicación, en la planta baja del Edificio Multifuncional, para que sus usuarios, ambulatorios, dispongan de un acceso directo desde la calle.

El Hospital de Semana, que actualmente ocupa la planta que se va a derribar, se cierra en largos periodos de verano por baja ocupación, si bien los enfermos que siguen requiriendo tratamiento lo reciben en los servicios que corresponde. Este verano se va a mantener la misma dinámica que años anteriores y, una vez concluido septiembre, su movilidad se coordinará con el Servicio de Urología en la planta 2A. Además, está previsto que se adecúe un espacio definitivo para el Hospital de Semana en el área que queda libre de Hemodiálisis, en la planta baja del Hospital General.

Tal y como ha apuntado Aldámiz-Echevarría, el objetivo es ir mejorando las instalaciones con las que cuenta el hospital, “minimizando” las molestias por las obras.

Aldámiz-Echevarría ha informado también de que las obras de construcción de la nueva cafetería finalizarán en julio y en agosto se realizará el montaje. Asimismo, está previsto que se abra en septiembre.