afectados

Los vecinos reclaman que se apruebe cuanto antes la nueva ordenanza sobre ruido

La Plataforma de afectados por el ocio nocturno en Zaragoza ha instado este viernes al Ayuntamiento de la capital aragonesa a seguir adelante con la nueva ordenanza contra la Contaminación Acústica de Zaragoza por las consecuencias positivas que tiene para la ciudad y para que se apruebe en abril.

Esta plataforma, integrada por las asociaciones Escuela y Despensa, Lanuza, La Harta, La Huerva, Las Cuatro Plazas, Stop Ruido Casco Histórico y Vía Romana, ha comparecido por primera vez en rueda de prensa tras su constitución para afrontar el grave problema que provoca el ruido del ocio nocturno en la ciudad y para exponer su postura ante la nueva ordenanza de Zaragoza, en periodo de exposición pública.

Una normativa a la que la organización, como ha explicado Miguel Morte, ha aportado alegaciones durante todo el proceso participativo y que ahora “no se puede reducir al interés de los hosteleros o de la ciudadanía” en alusión a las críticas que desde el sector hostelero se ha lanzado contra la ordenanza y que piden paralizar.

En este sentido, desde esta organización se ha advertido que los bares “no tendrán que gastar ni un euro en reformas y si lo hacen es porque no cumplen la ley actual, no porque las normas las ponga ahora la ordenanza”, al recordar que existe una ley de rango superior, la estatal, de 2001, a la que la de Zaragoza está obligada a adaptarse.

Apelaciones a la hostelería

Desde Stop Ruido, su presidente, Antonio Pérez, ha subrayado que solo es una parte pequeña de la hostelería la que produce el daño y a la que hay que pedirle “respeto”, de ahí que la nueva normativa les reconozca como “responsables solidarios”.

Por eso, al portavoz de Escuela y Defensa, Pedro Martínez, le genera “inquietud” al tiempo que califica de “barbaridad” que el sector hostelero pida la paralización de la ordenanza cuando además, a juicio de Antonio Pérez, estos locales son el “germen” del ruido porque “cuando están abiertos hay ruido y cuando están cerrados, no”.

Entre los argumentos que utiliza esta organización para dar una solución al problema del ruido, que, recuerdan, lleva 40 años sin solución, figuran la vulneración del derecho a la vida privada, a la salud, a la protección contra la contaminación acústica y a la inviolabilidad personal y familiar que establece la Constitución y a la relación directa que existe entre el ruido exterior y la actividad de los locales de ocio.

Medición de ruido

Para demostrar sus argumentos, la plataforma ha recurrido a la medición del ruido que se produce en determinadas calles con una empresa homologada que ha constatado que en las calles Mayor, Espoz y Mina y Cuatro de Agosto, donde se han instalado los sonómetros, entre el 44 y 52 % de las noches los valores se sitúan por encima del máximo establecido en los objetivos de calidad ambiental y está generando un “problema de salud pública”.

Por su parte, la asociación vecinal Lanuza Casco Viejo ha decidido iniciar una campaña de información para advertir a los usuarios de las actividades entorno al Centro de Música Las Armas del problema sanitario que les supone el ruido y suciedad que se genera.

Todas estas organizaciones consideran un avance la nueva normativa y piden además la necesidad de declarar el distrito del Casco Histórico como zona de especial protección, estudiar la declaración de zonas saturadas y buscar un nuevo modelo de ocio.

Una rotura en una tubería deja sin agua a 30.000 personas en Casetas, Utebo y Garrapinillos

Una rotura de una tubería de gran diámetro ha dejado sin agua desde esta mañana del viernes 21 de septiembre al municipio de Utebo y a los barrios rurales de Casetas y Garrapinillos, afectando a unas 30.000 personas y a numerosos centros de trabajo. Los técnicos han conseguido realizar un desvío provisional y en Utebo y Garrapinillos se recuperará el suministro en las próximas horas, pero en Casetas el corte persistirá durante toda la jornada, según han informado responsables del Ayuntamiento de Zaragoza.

La rotura se produjo en el interior de una nave industrial del Polígono El Águila de Utebo, por cuyo subsuelo discurre la tubería, en la que por trabajos particulares se produjo un pinchazo en la tubería, de hormigón con camisa de chapa, por el que se está produciendo la fuga.

Desde el Ayuntamiento indican que a pesar de que la avería está localizada en Utebo, y que se ha producido en unas instalaciones particulares (cuyos titulares son los responsables de su reparación), por responsabilidad y profesionalidad, y por la gran cantidad de personas afectadas, las Brigadas Municipales de Conservación han asumido la reparación de esta rotura, “sobre cuya tipología tienen, además, mucha experiencia, al entender que la solución no se podía dejar en manos menos experimentadas en unos trabajos tan especializados”.

Labores complicadas

Los trabajos han comenzado con el vaciado de la tubería, que será laborioso y dilatado en el tiempo al tratarse de un conducto con varios kilómetros de longitud.

Está previsto que el vaciado termine sobre las 14.00 horas aproximadamente, y a partir de ese momento se comenzará con la reparación propiamente dicha, que se llevara a cabo a lo largo de toda la tarde.

A continuación, una vez resuelta la incidencia, se procederá al llenado de la canalización, que también lleva varias horas, como consecuencia de ello, está previsto que estos tres núcleos se queden sin suministro de agua durante todo el día de hoy.

Donde menos notarán la incidencia será en Garrapinillos, ya que, al disponer de un depósito regulador, mantendrá el suministro de agua mientras el depósito tenga agua.

Tanto en Utebo como en Casetas las afecciones al vecindario serán más duraderas en el tiempo, hasta que se vuelva a restablecer el servicio.

Los afectados por el embalse de Biscarrués piden poner fin al proyecto

Los afectados por el embalse de Biscarrués consideran que la anulación del anteproyecto y la declaración de impacto ambiental por parte de la Audiencia Nacional es una oportunidad para dar el paso al ámbito político y que se deje de insistir en esta regulación del río Gállego, dando carpetazo a este proyecto.

Anulado el proyecto en el ámbito judicial, ahora hay enterrar políticamente este proyecto, ha indicado portavoz de la Coordinadora Biscarrués-Mallos de Riglos, Lola Giménez. “Estamos muy contentos, ha sido una lucha muy larga en la que la gente ha invertido muchas horas, esfuerzos e ilusiones y ver que por fin en uno de los frentes, como es el judicial, se hace justicia y se declara la ilegalidad de este proyecto, para nosotros supone oportunidad para dar el paso en los siguientes ámbitos, es decir, para que desde el mundo político se aproveche esta sentencia para dejar de insistir en esta regulación y en esta zona”.

Así ha valorado Lola Giménez las dos sentencias de la Sección Primera de la Sala de lo Contencioso-Administrativo de la Audiencia Nacional, en respuesta a los recursos interpuestos, por una parte, por los ayuntamientos de Biscarrués, Murillo y Santa Eulalia de Gállego y la Coordinadora Biscarrués-Mallos de Riglos y, por otra, por las organizaciones ecologistas de ámbito estatal SEO Bird Life, Ecologistas en Acción, Grenpeace, Adena WWF y Amigos de la Tierra.

Solicitud de que no se recurra la sentencia

La Coordinadora Biscarrués-Mallos de Riglos van a solicitar al Ministerio de Medio Ambiente y a Riegos del Alto Aragón que no recurran esta sentencia. “Aquí también hay que hacer una reflexión y preguntarse los motivos de tanto empeño en hacer algo que va en contra de la normativa europea y de la normativa medioambiental sabiendo que está mal, y por qué este empeño en este último año en sacar un proyecto sabiendo que podía ser anulado. Es decir, el millón doscientos mil euros que se ha gastado en la redacción del último proyecto ya se sabía, a los políticos se les ha dicho por activa y por pasiva que esto podía ser prevaricación y malgastar dinero público porque podría haber una sentencia judicial”.

Además, ha aprovechado para dejar claro que aunque se hable del sistema Almudévar-Biscarrués, el embalse de Almudévar lleva una tramitación y el de Biscarrués otra. “Otra cosa es que lo hayan hecho las mismas personas o la misma Confederación Hidrográfica del Ebro con los mismos técnicos y de la misma manera y pueda correr la misma suerte”.

Las dos sentencias consideran que se ha infringido la Directiva Marco del Agua y que faltan estudios y evaluaciones sobre el impacto de la obra hidráulica de Biscarrués. A este ausnto ha hecho referencia el delegado de SEO Bird Life en Aragón, Luis Tirado, quien ha apuntado que en la sentencia se habla de vigilar y conservar las masas de agua antes de un nuevo proyecto y que no se define la factura que los regantes van a tener que pagar tras la construcción del embalse. Dos asuntos muy importantes que no se contemplan.

Dimisión

Por su parte, el alcalde de Biscarrués, José Torralba, ha solicitado la dimisión del presidente de la Confederación Hidrográfica del Ebro, Raimundo Lafuente, “por su vergonzoso trabajo, se le tendría que caer la cara de vergüenza y es improcedente que este personaje siga en su puesto cuando se ha tumbado el proyecto”.

También ha demandado “responsabilidades políticas y administrativas” en aquellos “implicados en amoldar para sus intereses la Declaración de Impacto Ambiental”.

Torralba pide que “se nos compense por 30 años de lucha y nos ayuden a fortalecer el turismo, a mejorar la agricultura y la ganadería y a asentar población. Que por una vez nos tengan respeto y no piensen en nosotros como pantano sino como pueblo”.