Alberto Cubero

Junta Arbitral de Consumo tramita 319 expedientes en 2018, de los que resuelve 102 con negociación

La Junta Arbitral de Consumo del Ayuntamiento de Zaragoza ha tramitado 319 expediente en 2018, de los que 102 se resolvieron con negociación entre las partes mediante la mediación y el resto, 215, se resolvieron por un laudo emitido por diferentes colegios arbitrales y solo dos las empresas reclamadas no accedieron a este sistema.

De los 215 laudos emitidos por la Junta Arbitral de Consumo, 153 fueron estimatorios, 10 desestimatorios, y 52 conciliatorios. Por temáticas, la telefonía móvil y fija copa la mayoría de los laudos arbitrales con 179 casos, seguido del mobiliario, con 14, correos y telégrafos (6), comercios (5), transportes (4) y servicios (3).

El consejero municipal de Servicios Públicos y Personal del Ayuntamiento de Zaragoza, Alberto Cubero, ha presentado estos datos en rueda de prensa con motivo de la celebración este viernes, 15 de marzo, del Día Mundial de los Derechos del Consumidor.

Ventajas para resolver conflictos

Cubero ha recordado que antes de acudir a la justicia ordinaria se puede recurrir a los servicios de la Junta Arbitral de Consumo que ofrece varias ventajas como la rapidez en la resolución del conflicto, que suele ser de un mes frente a los 2 ó 3 años de una sentencia judicial.

En rueda de prensa, ha elogiado que se trata de un mecanismo de mayor agilidad en la tramitación, porque en el 70 por ciento de los casos se ha solucionado la reclamación de los consumidores en menos de 48 horas.

“Además es gratis y la justicia ordinaria, según como vaya el pleito con los costes de abogados puede salir por más de 3.000 euros o más de lo que se reclama. El fallo de la Junta Arbitral tiene la validez de una sentencia firma porque está avalada por el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social”.

Reconocimiento a nivel europeo

Alberto Cubero ha resaltado que la Junta Arbitral de Consumo del Ayuntamiento de Zaragoza es la primera reconocida en el ámbito europeo por sus 32 años de trayectoria y por la “calidad y capacidad para mediar y emitir laudos en todo el ámbito de la Unión Europea porque cualquier vecino de un país miembro puede acudir a este órgano”.

En representación de la Unión Europea, la Agencia Española de Consumo, dependiente del ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, ha concedido a la Junta Arbitral de Consumo del Ayuntamiento de Zaragoza la acreditación para su inclusión en el listado nacional de entidades acreditadas de la Dirección General de Consumo. Este sello de calidad implica que la Junta zaragozana se convierte en un espacio homologado para resolver litigios transfronterizos.

Zaragoza ha sido la quinta ciudad de España en crear una Junta Arbitral de Consumo, un mecanismo para resolver litigios que facilita a los consumidores la resolución de conflictos.

Órgano poco conocido

En estos 32 años de experiencia la Junta Arbitral de consumo ha tenido a su cargo la tramitación de más de 18.000 expedientes, (con un aumento progresivo año tras año), lo que revela la difusión y de las expectativas que proporciona el sistema Arbitral.

No obstante, Cubero ha considerado que es un órgano de resolución de conflictos “todavía poco conocido” y ha confiado en que tenga una mayor difusión con motivo de la celebración de este 15 de marzo y que sea más requerido por los consumidores y usuarios.

De los 18.000 expedientes atendidos en esta Junta, en 9.495 se ha iniciado el procedimiento arbitral, realizándose mediación en 8.505 expedientes, de lo que en más de 7.000 se resolvió la controversia sin necesidad de iniciar el procedimiento arbitral ni dictar laudo.

La primera fase del nuevo Centro de Protección Animal podría estar acabada antes del verano

El Ayuntamiento de Zaragoza ultima las obras en el nuevo Centro Municipal de Protección Animal ubicado en el Polígono Empresarium de la capital, con un presupuesto de más de 800.000 euros y con capacidad para 128 perros y 28 gatos. Tal y como ha informado el Consistorio, se prevé que las obras en el centro concluyan en marzo y que los animales que se encuentran en las instalaciones del barrio rural de Peñaflor puedan ser trasladados en la primera mitad de este año, con un retraso de varios meses respecto al calendario previsto.

Las instalaciones incluyen un centro de interpretación (oficinas, clínica y sala de actividades), dos naves para animales y un centro de transformación eléctrica (foto superior).

El alcalde zaragozano, Pedro Santisteve, se ha trasladado este jueves al futuro centro para visitar las instalaciones, acompañado por el consejero de Servicios Públicos y responsable de Protección Animal, Alberto Cubero.

Instalaciones dignas

En declaraciones remitidas por el Ayuntamiento, el primer edil ha subrayado la importancia de contar con unas instalaciones dignas y construidas con criterios de bienestar animal, “para una ciudad del siglo XXI como es Zaragoza”.

Por su parte, el responsable de Protección Animal, ha recordado que una de las novedades es que el nuevo centro prestará sus servicios con personal propio y no externalizado como hasta ahora.

Entre los avances en materia de protección animal, Cubero ha mencionado la consolidación de las políticas de sacrificio cero, la promoción de las adopciones, la tenencia responsable de animales, la exclusión de los circos con animales, la nueva ordenanza de protección animal o las colonias felinas.

El proyecto contempla el desarrollo de una segunda fase en la cual está previsto que la capacidad se amplíe de los 156 perros y gatos actuales hasta los 288 animales.

El bloqueo del Ayuntamiento al calendario de bomberos reabre el debate sobre el sexismo

Los bomberos de Zaragoza no mostrarán sus torsos desnudos en el próximo calendario navideño. La decisión del equipo de Gobierno municipal de no apoyar la publicación porque fomenta un canon de belleza del “heteropatriarcado” ha avivado un debate público sobre el sexismo en las campañas publicitarias.

A pesar de que la sesión de fotografías ya se había realizado, desde el Consistorio se niegan a que el logotipo, los materiales y las instalaciones municipales aparezcan en un calendario que “idealiza los cuerpos musculados” y que promueve unos valores de “fuerza y la virilidad” como modelo de éxito social.

“Igual que no pondríamos el logo municipal a un cartel donde apareciera una mujer con unas medidas de 90-60-90 y el cuerpo en posición insinuante, no lo podemos hacer aquí”, ha defendido el consejero municipal de Servicios Públicos del Ayuntamiento de Zaragoza, Alberto Cubero, en declaraciones a Efe.

“No es una cuestión moral”

El edil de Zaragoza en Común ha asegurado que no se trata de una “cuestión moral”, ya que su equipo apoyaría incluso una publicación con “desnudos integrales”, sino que no comparte el planteamiento del calendario porque no coincide con las políticas de género de su Gobierno.

“La propuesta que se nos plantea es el calendario de bomberos típico de todas las ciudades de doce meses y doce fotos con trabajadores del cuerpo de bomberos con el torso desnudo y posiciones de enseñar músculo”, ha explicado el consejero municipal.

En ese sentido, Cubero ha señalado la “frustración e inseguridad” que supone tanto para hombres como para mujeres enfrentarse a los roles culturales de belleza de la sociedad y ha recordado la responsabilidad de las administraciones públicas para mostrar otros puntos de vista.

La precipitada decisión ha puesto contra las cuerdas a los organizadores del calendario, que si quieren contar con el apoyo del Ayuntamiento de Zaragoza deberán modificar la temática de la publicación en apenas dos meses para garantizarse las ventas antes de que concluya el año.

Recaudación solidaria

La recaudación de los calendarios se destinará a la ONG Dona Médula Aragón, una asociación sin ánimo de lucro que realiza campañas para concienciar a la ciudadanía sobre la necesidad de aumentar el número de donaciones.

“Entendemos que el calendario tiene una labor social y solidaria, pero no todo vale; que vendan más mostrando un modelo corporal no lo justifica”, ha añadido Cubero, sorprendido por la trascendencia que ha alcanzado su decisión.

A pesar de que no esperaba encontrar la noticia en los medios de comunicación, el edil de Zaragoza en Común se ha mostrado satisfecho por que la difusión sirva para abrir un debate con la ciudadanía.

La próxima semana, los representantes de la Asociación Cultural de Bomberos de Zaragoza y de la consejería municipal de Servicios Públicos del Ayuntamiento se reunirán para tratar de acercar posturas y encontrar una solución de consenso.

Fuentes próximas a los bomberos de Zaragoza han manifestado su malestar ante la decisión del equipo de Gobierno municipal; sin embargo, la asociación cultural no ha contestado a las llamadas telefónicas de Efe para mostrar su punto de vista.

Carlos Villar Ortiga / Efe

FCC rechaza un plan de poda adicional por 1,4 millones

La empresa FCC ha rechazado el contrato complementario que le ha ofrecido el Gobierno de Zaragoza en Común, que supone un incremento en la contrata que mantiene con el Ayuntamiento de 1,4 millones de euros para intensificar la poda del arbolado.

Así lo ha anunciado este lunes 20 de noviembre en rueda de prensa el consejero de Servicios Públicos y Personal, Alberto Cubero quien, no obstante, no cierra la puerta a que FCC pueda aceptar finalmente esta propuesta cuyo objetivo es reducir los ciclos de poda de los actuales 7-8 años a los 2-3 que son recomendables.

Según Cubero, los 1,4 millones de euros del contrato complementario es el doble de lo que se destina a poda en la actualidad y “la única condición” es que ese importe extra, ha dicho, conlleve la contratación de personal y la compra de maquinaria para realizar estos trabajos.

Sin embargo, ha reconocido que las negociaciones “no han terminado bien” porque según la empresa el contrato es “deficitario” y el nuevo importe “debería destinarse a un equilibrio presupuestario”, a juicio de Cubero, “para engordar los beneficios empresariales”.

Aplazamiento de la poda

Ahora, Cubero ha informado de que “habrá que esperar al próximo otoño” con motivo de la elaboración de un nuevo pliego de condiciones que contaría con una mayor dotación económica y que asumiría la nueva empresa.

Según el responsable de los Servicios Públicos, jurídicamente tampoco es posible hacer un contrato con otra empresa para un servicio que ya realiza la actual contrata, por eso ZeC mantiene “la mano tendida” con la esperanza de que “FCC entienda que en la ciudad no están dispuestos a tirar el dinero” y porque el contrato complementario ya recoge el correspondiente beneficio empresarial.

Para poder realizar este contrato complementario solo hay de plazo hasta el 31 de diciembre, fecha en la que finaliza la contrata con FCC y solo cabría la prórroga, que la empresa todavía no ha decidido, o continuar con el servicio a través de un reconocimiento de obligaciones.

En este sentido, Cubero ha advertido de que en el caso de que FCC no acepte la prórroga, “por decencia” no debería presentarse al nuevo concurso.