Andalucía

Las mujeres salen de nuevo a la calle para reivindicar que sus derechos “no se negocian”

El movimiento feminista de Zaragoza se ha sumado al centenar de concentraciones que se han convocado en España, e incluso varias en el extranjero, para rechazar el “pacto de la vergüenza” que han firmado PP y Vox en Andalucía. Cientos de personas se han reunido en la plaza de España bajo el lema “Ni un paso atrás”.

Más de cien ciudades de todo el Estado y cinco fuera del territorio español han convocado una concentración este martes para mostrar su rechazo al que han denominado como “pacto de la vergüenza” que ha firmado el Partido Popular con Vox en Andalucía. La Coordinadora de Asociaciones Feministas de Zaragoza se ha sumado a esta convocatoria en la plaza España de la capital aragonesa y ha reunido a cientos de personas bajo el lema “Ni un paso atrás”.

Las aragonesas han salido este martes 15 de enero a la calle para mostrar su solidaridad con sus “hermanas andaluzas”, que van a tener un Gobierno apoyado por la formación de ultraderecha Vox, y para demostrar que están dispuestas a parar un “aquelarre que ha despertado de nuevo”.

Aviso a otros territorios

Zaragoza, junto con otras ciudades aragoneses, responde así al llamamiento de numerosos colectivos de mujeres que han convocado concentraciones en toda España para adherirse a las feministas andaluzas, que han reclamado solidaridad con motivo del debate de investidura que hará a Juanma Moreno (PP) presidente de la Junta de Andalucía con el apoyo de Ciudadanos y Vox.

“Nunca jamás nos van a amordazar”, “No quiero ser valiente, quiero ser libre”, “Aquí estamos y no nos vamos” se ha podido leer en las pancartas que llevaban los asistentes a la concentración, en su mayoría mujeres, pero en la que se ha podido ver también a muchos hombres, convocada a la misma hora en decenas de puntos de España para reivindicar que los derechos conquistados por las féminas “no se negocian”.

El objetivo era mostrar la oposición “enérgica” del movimiento feminista al pacto del PP con una fuerza política “netamente de la ultraderecha” y para lamentar que por primera vez en cuarenta años un partido con un discurso “fuera de los valores constitucionales” ha entrado en las instituciones e influido decisivamente en las decisiones del Gobierno y del Parlamento de Andalucía”.

Y es que, según han constatado las organizadoras de la concentración, hoy está sucediendo eso en Andalucía, pero “mañana puede pasar en otros territorios del Estado español”.

Aspecto de la concentración y de las pancartas que la encabezaban

Llamamiento a la responsabilidad

Las feministas aragonesas, han asegurado, no consentirán que se dé “un paso atrás” en los derechos de las mujeres, como pretende a su juicio Vox, un partido “de ultraderecha” que se quiere apropiar de los espacios de las mujeres “para imponer el racismo y la misoginia”.

Con datos han rebatido, desde la plaza de España de Zaragoza, algunas afirmaciones que intentan, según han dicho, equiparar la violencia ejercida contra las mujeres con otro tipo de delitos.

Y es que frente a la “ceguera voluntaria” de algunos, reza el manifiesto que se ha leído, solo se denuncian el treinta por ciento de los casos de violencia machista y la Fiscalía asegura que entre 2009 y 2016 solo el 0,01 por ciento de las denuncias han resultado ser falsas.

Por todo ello han hecho un llamamiento a la responsabilidad de las mujeres, para que tomen conciencia de que se pueden facilitar Gobiernos como el que se investirá próximamente en Andalucía si no acuden a las urnas, y para que dejen claro que sus derechos son “intocables”.

Frente a todo ello, concluye el manifiesto que se ha leído, las políticas machistas encontrarán siempre enfrente en las calles a las mujeres, “organizadas”, algo que vaticinan que volverá a suceder el próximo 8 de marzo.

Críticas también al PP

Las convocantes del acto han subrayado que buscan ponerse en frente de los partidos “de corte de ultraderecha, misóginos y xenófobos que lo que quieren es una involución hacia los derechos de las mujeres”, según ha puesto de manifiesto la portavoz de la Coordinadora de Asociaciones Feministas de la capital aragonesa, Ruth Pina.

Sobre todo, ha agregado, “queremos decirles a todos los partidos que apoyan ese pacto, que también nos pondremos frente a ellos”. Y es que Pina ha lamentado que “una vez más”, el PP “no ha decepcionado y ha demostrado que no se cree las políticas de igualdad, porque ha convertido a la igualdad y a las mujeres en moneda de cambio para los pactos políticos”.

París, Toulouse y Buenos Aires son algunas de las ciudades extranjeras que han querido participar en esta convocatoria con concentraciones en plazas de sus ciudades. En Aragón, tal y como ha subrayado Pina, han sido más de diez los municipios que, a través de movimientos feministas, han querido formar parte de esta reivindicación.

Durante la convocatoria, diferentes representantes de la Coordinadora han leído el mismo manifiesto que se ha podido escuchar en Andalucía. Un texto con el que rechazan el “lenguaje perverso” de Vox que “trata de descalificar y equipara el feminismo a una de las manifestaciones ideológicas más dolorosas a nivel mundial como fue el nazismo”.

Y es que Vox, agregan, “ha declarado la guerra no solo al independentismo o a la inmigración, también a las mujeres, disparando consignas de supremacismo masculino”.

La DGA advierte del riesgo para la democracia por irrupción de Vox

El consejero de Presidencia del Gobierno de Aragón, el socialista Vicente Guillén, ha alertado de “los riesgos que tiene la irrupción” de Vox, “un partido de extrema derecha” para “la democracia y posiblemente para la convivencia democrática”.

Así lo ha manifestado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, después de que en las elecciones celebradas este domingo en Andalucía Vox haya obtenido 12 escaños en el Parlamento autonómico de esa Comunidad, logrando por primera vez representación en una institución española.

El PSOE ha ganado las elecciones andaluzas, pero ha bajado de los 47 a los 33 diputados; el PP ha obtenido 26 escaños, si bien en los anteriores comicios logró 33; Cs ha subido de 9 a 21; y Adelante Andalucía, la alianza de Podemos e Izquierda Unida, ha sumado 17 diputados, frente a los 15 y 5 que obtuvieron, respectivamente, por separado en los anteriores comicios. Esto supone que los partidos de izquierdas no puedan sumar para gobernar y sí los de derechas.

El consejero de Presidencia de Aragón ha señalado que “los resultados son absolutamente insatisfactorios, sin ninguna duda”, para su partido, el PSOE “porque es la fuerza más votada, pero ha bajado siete puntos y esa no es una buena noticia”.

No obstante, ha añadido que lo más importante ya no es esto, sino “la irrupción, con la fuerza que lo ha hecho, de un partido de ultraderecha que se llama Vox y que aparece por primera vez en las instituciones, en este caso en el Parlamento andaluz, ni más ni menos que con 12 escaños”.

Según Guillén, si bien “estas son unas elecciones autonómicas de Andalucía”, territorio que tiene “unas circunstancias propias y específicas”, la conclusión sustancial para “quienes creemos en la democracia, en la Constitución y el Estado de Derecho” es “la irrupción de una fuerza política de extrema derecha”, algo que ya ha ocurrido en muchas países de Europa hace unos años, “pero que en España no lo habíamos vivido”.

Preservar la convivencia democrática

El consejero ha considerado estos resultados “altamente preocupantes para la democracia y posiblemente para la convivencia democrática” y “es algo de lo que tenemos que tomar nota todas fuerzas políticas, fundamentalmente aquellas que hacen del constitucionalismo su ‘leitmotiv'”.

Por eso, ha pedido que todos los partidos “hagamos una reflexión de por qué ha pasado esto, de los riesgos que tiene la irrupción de este partido de extrema derecha y cómo va a afectar no solamente en los próximos procesos electorales, sino en la propia convivencia democrática de todos los españoles”.

El consejero de Presidencia ha opinado que “es fácil deducir” que lo que ha ocurrido en Andalucía “pueda suceder en el resto de territorios de España” y Vox tenga entrada en diferentes parlamentos, para añadir que, “sobre todo, tenemos que estar muy atentos a lo que pueda pasar en el caso de unas hipotéticas elecciones generales”.

Circunstancias diferentes en Aragón

Guillén ha descartado que en Aragón pueda ocurrir lo que en Andalucía, que la izquierda no logre suficiente mayoría para gobernar, ya que “las circunstancias socio económicas y políticas de Andalucía son bien diferentes”.

En concreto, ha detallado que Aragón es la primera Comunidad en creciendo económico de toda España, cuando “no era así hace cuatro años” y también es una de las Comunidades “donde mejor está evolucionando el paro”, algo que tampoco ocurre en Andalucía.

Guillén ha esgrimido, además, que la Comunidad aragonesa es “donde mayor crecimiento han experimentado las políticas sociales y donde más sensibilidad ha habido con los colectivos excluidos” y por tanto “eso también tendrá que ser valorado”.

Ha añadido que Aragón es una de las autonomías “en las que sectores tan importantes como la automoción, la agroalimentación o la logística más están creciendo y más empleo están generando”.

Por eso, ha sintetizado, puesto que en esta Comunidad “se ha dado un cambio sustancial desde el punto de vista socioeconómico, si lo comparamos con la anterior legislatura, espero que eso lo tengan en cuenta los aragoneses y en mayo puedan revalidar su confianza en el PSOE”.