apuesta

La Policía Local se incorporará al sistema de control de la violencia machista

El alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, se ha reunido este martes con la delegada del Gobierno en Aragón, Carmen Sánchez, en un encuentro que ha servido de primera toma de contacto entre la nueva Corporación municipal y la institución estatal. Ambos han apostado por mantener una relación fluida en asuntos clave como la seguridad o la violencia de género, sobre lo que han planteado que la Policía Local participe en el sistema VioGén de la Policía Nacional.

El sistema VioGén, puesto en marcha por el Gobierno de España en 2007, permite ejercer una labor de prevención y de medición de riesgo a las mujeres amenazadas por la violencia de género.

En Zaragoza, la Unidad de Familia y Atención a la Mujer (UFAM) de la Policía Nacional vigila diariamente a unas 1.000 mujeres en riesgo.

Importancia de la Policía Local

Por ello, Carmen Sánchez ha calificado de “muy importante” que el Ayuntamiento de Zaragoza acepte esta colaboración y se la ha trasladado a Jorge Azcón “como ya hizo al anterior equipo de gobierno”.

“Es muy importante ir sumando, no solamente las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado sino también la Policía Local”, ha defendido tras el encuentro.

Jorge Azcón, por su parte, se ha mostrado también a favor de mejorar la colaboración en la lucha contra la violencia de género y ha recordado que uno de los 50 puntos que firmó el equipo de gobierno de Partido Popular y Ciudadanos proponía llevar a cabo esta incorporación al sistema VioGén.

“Es algo que está en el programa de gobierno, en el programa del PP y en el programa de Cs y que llevábamos tiempo reclamando”, ha recordado el nuevo primer edil.

Cooperación

El alcalde de Zaragoza ha recordado también que entre ambas instituciones “históricamente ha habido una relación de colaboración” y ha dejado claro que en este primer encuentro han querido mantener esta buena sintonía.

Una cooperación que será necesaria en asuntos de relevancia como la Fiestas del Pilar, donde Ayuntamiento y Delegación forman parte de la Junta de Seguridad, o a la hora de llevar a cabo grandes infraestructuras.

En ese sentido, Carmen Sánchez ha querido poner como ejemplo de colaboración necesaria en los próximos cuatro años como la nueva Comandancia de la Guardia Civil o el Cuartel de General Mayandía.

Delicias inaugura su segundo centro de servicios sociales

El alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, ha inaugurado un nuevo Centro Municipal de Servicios Sociales Delicias II denominado ‘Alfredo Pérez Palacios’ que “es más que un equipamiento porque simboliza la apuesta” del Gobierno de Zaragoza en Común (ZeC) por los derechos sociales.

Este nuevo centro municipal lleva el nombre de un trabajador fallecido del área de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Zaragoza, cuya labor y legado han alabado el alcalde y la vicealcaldesa y consejera municipal de Derechos Sociales, Luisa Broto, que visiblemente emocionados, le han recordado.

“La mal denominada crisis económica supuso dejar a la intemperie a numerosos ciudadanos mientras el desempleo y la pobreza crecía de manera alarmante y las familias carecían de lo mínimo para cubrir sus necesidades y nos encontramos con unos servicios sociales débiles, colapsados, faltos de personas y capacidad estratégica, sin capacidad de respuesta a lo que se aplicaban recortes de recursos cuando eran más necesarios”.

El alcalde ha declarado estar emocionado en esta inauguración porque en este equipamiento confluye la “gran familia comunitaria tejida en torno a la familia de Alfredo Pérez Palacios, la plantilla de trabajadores sociales y la comunidad de amigos del Gancho”, que es su barrio, ha apostillado.

Cronificación de la pobreza

En su intervención ha relatado que en la actualidad la precariedad y la cronificación de la pobreza “son un paisaje habitual” de las ciudades y no una excepción.

En este contexto, ha considerado “necesaria” una apuesta por los Servicios Sociales que el Gobierno de ZeC ha asumido “desde el primer momento” con aumento de casi 40 nuevos profesionales o el incremento de más de 12 millones de euros en el presupuesto de servicios sociales. Estos datos hacen que Zaragoza sea reconocida como la “única excelente en servicios sociales durante dos años consecutivos”.

También ha abundado en que la acción del gobierno busca “recuperar la centralidad de las personas como portadoras de derechos” dejando la concepción asistencialista de las prestaciones en aras de un compromiso que apuesta por la “cohesión e inclusión”, mediante las buenas prácticas, la calidad y calidez en la atención, junto a la formación de los profesionales

El alcalde ha indicado que el compromiso también se extiende al desarrollo de los barrios, como Delicias, que tiene “una fuerte implicación de las entidades del barrio y los dos centros municipales del distrito son un ejemplo”

Esta apertura, ha dicho, es un “potente instrumento desde el que desarrollar el trabajo desde la cercanía y las redes comunitarias”. Además, la “dignidad” de los equipamientos como este define su importancia para una institución y ha abogado por seguir en esta línea de avance en los servicio sociales.

Antes de concluir su discurso ha agradecido a todas las concejalas de Acción Social que han precedido a esta Corporación y ha instado a seguir la línea de la mejora de los servicios sociales.

Larga demanda ciudadana

La vicealcaldesa, Luisa Broto, ha explicado que pocas veces se consigue alcanzar un sueño después de muchos meses de trabajo, como es este caso.

“Ha sido un objetivo prioritario para este Gobierno poner las políticas sociales en el centro y pare eso es fundamental garantizar derechos con equipamientos dignos”.

Broto ha subrayado que inaugurar este centro es un motivo de orgullo y “un sueño acariciado con los dedos de la mano” porque supone el desdoblamiento en la atención social de este barrio, de 100.000 personas, que era largamente reclamado. “Por fin se logra un centro como conquista en la acción municipal”.

Ha relatado que durante este mandado el Plan de equipamientos ha supuesto la reforma de 17 centros municipales de servicios sociales en el casco urbano y otros cuatro en los barrios rurales, además de la reforma del albergue municipal y de la Casa Amparo.

La DGA vuelve a reforzar servicios sociales, pero Podemos le recrimina la escasa dotación para el IAM

La apuesta del Gobierno de Aragón por garantizar el derecho ciudadano a una vida digna se vuelve a reforzar en 2018 y el presupuesto del departamento de Derechos Sociales aumenta de nuevo: un 6,9 % con respecto a 2017. Se incrementan todas las partidas de la consejería y sus organismos dependientes, que en un futuro inmediato tendrán su sede en el edificio de los antiguos juzgados de la plaza del Pilar, para cuyas obras de acondicionamiento se destinan dos millones de euros. Pese al refuerzo presupuestario, los grupos de oposición, en especial Podemos, han sido muy críticos respecto a la dotación para el Instituto Aragonés de la Mujer (IAM), que sólo crece un 0,92%.

El Departamento de Derechos Sociales y Ciudadanía contará en 2018 con un presupuesto de 415,163 millones de euros, el de mayor volumen de toda la historia del Gobierno de Aragón. Así lo ha asegurado la consejera del ramo, María Victoria Broto, durante su comparecencia en las Cortes para explicar los detalles de las cuentas de su departamento para este año.

Éstas, ha dicho, responden al objetivo del Gobierno de apostar por los derechos subjetivos y acabar así con las desigualdades frente a las “políticas neoliberales” que consideraban que el gasto social era “prescindible” y que lo fundamental era cumplir con la estabilidad presupuestaria, lo que se ha demostrado que “no es cierto”.

Creación de empleo

Pero además de garantizar derechos, el presupuesto de su consejería supone también inversiones y reactivación de la economía a través de la creación de empleo, como demuestran los 6.180 puestos de trabajo vinculados a la prestación de servicios sociales.

Broto ha detallado que durante esta legislatura el presupuesto de su departamento ha crecido un 30 % y que los de este año son “continuistas” en la intención de seguir construyendo un edificio que estaba “desmantelado”.

De los 415,1 millones, la mayor parte se la lleva el Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS), con 389,6 millones (un 6,4 % más), mientras que el presupuesto del departamento en sí es de 15,21; el del Instituto Aragonés de la Juventud (IAJ) asciende a 6,4 (un 11 % más) y el del Instituto de la Mujer (IAM) a 3,9 millones (foto superior).

Dentro de la partida del IASS, 137 millones se destinan a prestaciones directas para la dependencia (13,8 para ayuda a domicilio, 75 para prestaciones económicas y 48 para plazas residenciales) y un millón a sufragar parte de la Seguridad Social de los cuidadores no profesionales.

La partida para menores es de 32 millones, con un mínimo incremento de 2.000 euros, algo que han criticado algunas portavoces porque no permitirá hacer las modificaciones anunciadas en el modelo de acogida.

Los grupos de la oposición han hecho hincapié en el mínimo incremento de las partidas para el IAM, que solo crece un 0,92 % a pesar de implementar políticas, según ha recordado Patricia Luquin (IU) que afectan a la mitad de la población, que aún sufre una “seria” discriminación.

Para Elena Allué (PAR) esta dotación es “decepcionante” cuando el número de denuncias por violencia machista crece un 25 %, mientras que Amparo Bella (Podemos) ha dicho sentir “vergüenza” con esta partida. A este respecto, fuentes socialistas precisaron que Podemos no planteó incrementar la dotación del IAM en la negociación previa del presupuesto.

En su defensa, Broto ha replicado que durante toda la legislatura del Gobierno PSOE-CHA el presupuesto del IAM ha crecido un 23 por ciento, lo que según la socialista Pilimar Zamora supone haber recuperado el millón de euros recortado por el anterior ejecutivo PP-PAR.

Broto y Zamora han puesto en duda, por su parte, la actitud del Gobierno de España al respecto, ya que no es previsible, según la diputada, que lleguen en breve las partidas comprometidas en el Pacto de Estado contra la Violencia (200 millones para toda España). La consejera ha recordado a este respecto que el 80 % de lo que se invierte en Aragón en esta materia procede de recursos propios.

El IAI y la Renta Social Básica

Por otro lado, Broto ha explicado que la dotación para el Ingreso Aragonés de Inserción (IAI) crece un 10 % hasta los 52 millones de euros, pero Allué ha considerado que esta cifra es ficticia teniendo en cuenta las modificaciones presupuestarias que hubo que hacer el año pasado para alcanzar a todas las necesidades al respecto.

La portavoz del PAR y la popular, además, han censurado a la consejera que no se haya referido en ningún momento a la Renta Social Básica, que era el “proyecto estrella” del Gobierno en materia de emergencia social, según han dicho ambas.

Broto ha explicado, por otro lado, que el área de Participación Ciudadana incrementa su dotación en un 14 % hasta 1,3 millones; la dirección general de Consumidores y Usuarios dispondrá de 2,6 millones, y la de Igualdad y Familias de 3,08 millones, con proyectos como una oficina contra la discriminación, el impulso a la mediación familiar o un plan de gestión de la diversidad cultural.

El IAJ contará con 6,39 millones para profundizar en proyectos recuperados en los años anteriores, como el incremento del uso de la red de albergues o un estudio para impulsar la coordinación departamental del plan de retorno joven.

La nueva sede del departamento, en plaza del Pilar

Broto se ha mostrado especialmente orgullosa del incremento del 33 % en la ayuda a la cooperación, que alcanza 1,41 millones de euros y ha hecho referencia al proyecto inversor para acondicionar el edificio de los juzgados de la plaza del Pilar de Zaragoza como sede del departamento.

La diputada de Ciudadanos Desirée Pescador ha instado a la consejera a “apostar” por la calidad de los servicios y ha lamentado que se “trasladen” a la iniciativa privada sin el necesario control.

Y Amparo Bella, de Podemos, cuyo grupo apoyará la toma en consideración de las cuentas gracias a un acuerdo alcanzado con el PSOE, ha dicho que su grupo no comparte el modelo de servicios sociales del Gobierno, pero ha reconocido que se ha recuperado, con su gestión, el 20 % que recortó en ellos el Gobierno del PP, a pesar de lo cual queda “un largo camino” para acabar con la pobreza o para lograr una igualdad real.

Los detallistas del Mercado Central afrontan su reto más decisivo e ilusionante

La alegre música de la Dixieland se cuela por los pasillos del Mercado Central y rebota por sus orfebrerías de hierro centenario. Siguiendo su sonido y el movimiento de los músicos se llega al puesto de demostraciones culinarias. Allí se disfruta de una degustación de mejillones a la marinera exquisitos. Por supuesto, los moluscos son de una pescadería del mercado. Instantes después se invita desde los altavoces a recoger las participaciones en un sorteo… Al Mercado Central se viene a comprar, pero como esto no es un supermercado se puede disfrutar de una oferta mucho más atractiva y variada.

música

LA DIXIELAND EN EL MERCADO CENTRAL

Publicado por Mercado Central Zaragoza en viernes, 24 de noviembre de 2017

“Se trata de aportar un complemento a la clientela. Que la experiencia de compra no sólo sea adquirir unos productos. Queremos sorprender y deleitar. Que la gente disfrute”.

El que habla así es José Luis Alcázar, responsable entusiasta de la dinamización del Mercado Central, que bajo su batuta bulle de actividades entre una clientela asombrada ante tanto trajín.

Y es que las compradoras y compradores de esta lonja centenaria son también de avanzada edad y les cuesta acoplarse al ritmo de propuestas incesantes. La dinamización que financian asociación de detallistas y Ayuntamiento busca complementar la compra de la clientela fiel y atraer a un público joven que se resiste. Además, es anticipo de una estrategia más amplia para conseguir que el mercado sea centro neurálgico y revulsivo de un área urbana que ha de recobrar su pujanza comercial y social al amparo del renacimiento del mercado.

Esta dinamización colabora en disponer al Mercado Central y a sus detallistas ante el reto más grande y decisivo de su historia: una remodelación integral y una reforma de su aspecto y su funcionamiento en profundidad con las que se juegan su ser o no ser. Se impone en toda su crudeza el lema “renovarse o morir”.

Puesto de carnicería junto a una de las columnas modernistas que sostienen la cubierta del mercado centenario

Consolidar la marca

El objetivo es que Mercado Central se transforme en una marca reconocible, de prestigio, asociada al producto fresco, de calidad y con precio asequible.

Tanto Alcázar como José Carlos Gran, presidente de la asociación de detallistas, son tajantes al respecto: la reforma del mercado no puede en ningún caso acarrear una subida de precios. Para ellos, ni siquiera el importante desembolso que los tenderos han de hacer para colaborar en la rehabilitación justifica un posible encarecimiento de los productos. “Los precios bajos son una seña de identidad del mercado. Es imprescindible mantenerlos. Es una apuesta empresarial y se debe confiar en el incremento de las ventas”, sostienen ambos.

Carmen, que regenta una pollería, o Luciano, al frente de una carnicería, coinciden en el diagnóstico, pese al gran esfuerzo que les va a suponer el desembolso inicial de una fianza de en torno a 60.000 euros para colaborar en las obras de mejora y mantener su puesto en la renovada lonja, por el que luego habrán de abonar una renta de unos 100 euros al mes.

Y es que todos ellos son conscientes de que la clientela, “a la que sin duda alguna se debe la pervivencia del mercado”, asegura Alcázar, peligraría si se elevaran los precios, siendo que además la lonja se asienta en un barrio de bajo poder adquisitivo.

Los precios no deben aumentar y los detallistas se van a reducir. De los 130 puestos actuales, el futuro mercado pasará a tener 70, más cuatro de hostelería en las esquinas centrales del recinto. Todos ellos ampliados y mejorados. Sus titulares tendrán la obligación de integrarse en la futura entidad de gestión encargada de administrar la lonja. El proyecto municipal pretende consolidar y recuperar el edificio, pero también reforzar el papel y el compromiso de quienes prestan sus servicios en él.

Una idea no sólo asumida sino jaleada por los vendedores, que están volcados con la iniciativa porque la consideran acertada y por eso ha generado “ilusión” en su colectivo, asegura Gran con entusiasmo. Carmen, la pollera, corrobora sus palabras: “Trabajo a gusto aquí. Me encanta hablar con la gente, satisfacer a los clientes. Es como venir a mi segunda casa”. Está encantada de renovar su ‘hogar’ y participar activamente en su relanzamiento.

El alcalde Santisteve (derecha) departe con un detallista en una de sus visitas al Mercado Central

Cambio de actitud municipal

La buena disposición de los detallistas no hubiera sido posible sin el cambio de actitud que ha aportado el actual gobierno municipal, tras años de parálisis del Ayuntamiento frente al reto del Mercado Central. Los vendedores que ahora han decidido seguir adelante con el proyecto han percibido ese nuevo impulso desde el Consistorio, asegura Gran y confirma el carnicero Luciano, el más joven detallista de la lonja, que ahora ve una excelente oportunidad para impulsar su negocio.

Representantes del mercado y detallistas reconocen que les ha faltado adaptación a los nuevos formatos de venta y a los cambios en los hábitos de compra. Ahora perciben una gran ocasión de enmendar errores y están resueltos a ofrecer los servicios que demandará una nueva clientela. El objetivo es conseguir que “la gente disfrute comprando”, insiste Alcázar.

Que disfrute y que para ello disponga en el Mercado Central de dotaciones que faciliten unas compras cómodas y asequibles. La reforma del edificio lo va a transformar en un lugar confortable y dotado de un atractivo inigualable.

Pero además, la clientela contará con consignas refrigeradas donde dejar sus compras para recogerlas cuando les convenga o que las tomen los encargados del servicio a domicilio y se las lleven a casa.

También se implantará la venta por Internet, “aunque en producto fresco no es tan demandada porque la gente prefiere verlo”, matiza Alcázar.

Para quienes vengan a hacer la compra con niños, se ofrecerá zona de animación infantil.

Para quienes además de comprar quieran solazarse o simplemente tomar algo en compañía, tendrán a su disposición los locales de hostelería con sus correspondientes terrazas en el ramal de la avenida César Augusto que discurre junto a la fachada Este del recinto y que se transformará en peatonal.

Nuevos horarios

El Mercado Central ampliará su esencia comercial para convertirse en centro de convivencia, de cultura y de ocio. Por eso contará también con sala de exposiciones y una sala multiusos para el desarrollo de actividades de variado contenido.

Por otro lado, se mantendrá la oferta de aparcamientos para clientes en los parkings de César Augusto y plaza del Pilar. Además, Alcázar propone instaurar un microbús circular por el Casco Histórico que pase junto al Mercado y lo conecte a enlaces o aparcamientos disuasorios en las lindes del barrio, “algo muy importante para mantener nuestra clientela del Actur, de otros barrios, del propio Casco Histórico o de pueblos cercanos”.

¿Y qué pasa con los horarios? ¿Cómo piensa competir el Mercado Central frente a las dilatadas aperturas de otros centros comerciales? “No podemos hacer jornada continua todos los días, pero quizá sí los jueves y viernes”, indica José Carlos Gran, quien añade que se empezará con una prueba piloto de 9 de la mañana a 21h los jueves.

Pescadería del mercado en plena actividad

Un centro comercial adaptado al siglo XXI

Todos los cambios previstos se dirigen a transformar un espacio centenario y de gran valor artístico con origen en los inicios del siglo XX para incorporarlo al siglo XXI en estética, confort, dotaciones, hábitos de compra y oferta.

Los detallistas, sostén imprescindible de esta lonja emblemática de Zaragoza, lo tienen claro: “somos comerciantes y sabemos que tenemos que luchar todos los días. Pero este reto lo afrontamos con energía y convencidos de que va a ser positivo”, sostiene Gran.

Desde el 18 de enero de 2018 y hasta final de año en que se espera que acaben las obras de remodelación, se trasladan 58 de ellos (los que continuarán en la lonja remozada) al mercado provisional junto a San Juan  de los Panetes, donde se van a habilitar 70 puestos, que el Ayuntamiento espera cubrir rebajando las exigencias de experiencia comercial a otros 12 vendedores aspirantes para completar la oferta.

Con ello se conformará el colectivo definitivo de los detallistas del ‘nuevo’ mercado, que dispondrán de una concesión del puesto por 50 años.

Estos vendedores acometen el reto comprometidos con “satisfacer a un público que nos ha sido fiel pese a las incomodidades y para ganarnos a uno nuevo ofreciéndole producto de calidad a buen precio y atractivas propuestas complementarias”, sentencia Gran.

A cambio de su entrega, los detallistas demandan al Ayuntamiento que, además de asumir un adecuado mantenimiento del edificio, corra con la promoción de la marca Mercado Central, con el impulso de sus propuestas complementarias y colabore con ellos en la comercialización y distribución de sus productos.

Instituciones y empresas coinciden en el cambio “indispensable y urgente” al vehículo eléctrico

Instituciones y empresarios coinciden en que el cambio de tecnología del vehículo térmico al eléctrico es “indispensable y urgente” para Zaragoza y para cualquier ciudad del mundo. Por eso Ayuntamiento, Gobierno de Aragón, Cámara de Comercio, Feria de Zaragoza y Universidad de Zaragoza están diseñando un protocolo de colaboración para desarrollar el nuevo modelo de movilidad sostenible, donde la ciudad puede ser “un laboratorio urbano y un banco de pruebas”, según el alcalde, Pedro Santisteve. La iniciativa se inspira en el modelo de Barcelona, la ciudad del Estado español donde más desarrollo experimenta la movilidad eléctrica, gracias a esa conjunción de esfuerzos.

La coincidencia público-privada se ha puesto de manifiesto en el transcurso de la jornada “Movilidad eficiente: vehículo eléctrico”, que se ha celebrado en la sede de la Cámara de Comercio de Zaragoza.

Precisamente en ese aspecto es en el que más ha incidido la concejala de Movilidad del Ayuntamiento de Barcelona y participante en el encuentro, Merçé Vidal, quien también preside la plataforma LIVE de promoción del vehículo eléctrico en su ciudad y de la que forman parte instituciones y entidades empresariales barcelonesas y catalanas.

Ciudad líder del Estado español

La apuesta por la electrificación de la movilidad ha llevado a Barcelona a contar con un 40% de la flota municipal con vehículos eléctricos (incluidos algunos camiones de recogida de basura) y a liderar en el Estado español las matriculaciones de coches eléctricos privados en los últimos meses, con un 5% de vehículos, mientras el total estatal se queda en 1,5%. Ambas cifras muy lejanas del 30% que ya se contabiliza en Noruega, el líder mundial.

Merçé Vidal ha insistido en que la iniciativa de las instituciones es fundamental para el desarrollo de la movilidad eléctrica también en el ámbito privado, “porque sirve de ejemplo y de motivación”, un aspecto corroborado por representantes de asociaciones y empresas que también han participado en la jornada.

La concejala barcelonesa ha asegurado que sin esa colaboración público-privada es imposible conseguir el cambio hacia la movilidad sostenible y hacia un paradigma diferente de la organización del transporte y la movilidad en la ciudad.

A ese respecto ha señalado que Barcelona se enfrenta a un grave problema, puesto que la densidad de vehículos por metro cuadrado en la capital catalana “es el doble que la de Madrid o el triple que la de Londres. Estamos obligadas a retirar coches de la circulación y queremos que los que queden sean eléctricos”, ha sentenciado.

Vehículos de logística y servicios

Vidal ha hecho especial hincapié en la flota de vehículos de logística y servicios (reparto, taxistas, etc.) que deben circular todos lo días, para cuya transformación es imprescindible la colaboración entre empresas, particulares e instituciones.

En cuanto al transporte público, la concejala barcelonesa ha destacado que están experimentando con dos tipos de autobuses eléctricos con diferente tecnología, “uno con carga a principio y final de línea y otro con carga nocturna para toda la jornada, pero que requiere baterías más grandes y pesadas”.

También ha destacado Vidal que en la empresa de bicis compartidas (el equivalente al Bizi de Zaragoza) apuestan por los velocípedos eléctricos “para facilitar la movilidad por el 30% de zonas que tienen más pendientes y para ampliar el acceso de personas mayores al servicio”.

La edil barcelonesa ha explicado que su apuesta por la movilidad eléctrica estaba relacionada también con una cuestión de salud, puesto que el aumento de la contaminación “se ha comprobado que tiene una relación directa con el incremento de infartos”, por lo que la transformación hacia una movilidad sostenible “es urgente”.

Coincidencia

La coincidencia con ese diagnóstico ha sido total por parte del concejal de Urbanismo de Zaragoza, Pablo Muñoz, que ha intervenido en el preámbulo del acto, y de todos los representantes de entidades, asociaciones y empresas presentes en el mismo.

Algunos de ellos han ido más allá o han incidido en otros aspectos de la cuestión. Juan Luis Pla, director de relaciones institucionales del Grupo Nissan ha apostado por la incorporación del vehículo eléctrico, no solo por cuestiones medioambientales, sino por la mayor eficiencia de los motores eléctricos frente a los térmicos y ha asegurado que en poco tiempo, “cuando haya más demanda y fabriquemos más coches eléctricos, saldrán a igual de previo o más baratos que los térmicos. Serán más competitivos”.

El representante de Endesa Ramón White ha indicado que en el Estado español el 40% del consumo de energía está relacionado con la movilidad y ha insistido en la necesidad de que la regulación legal y administrativa facilite el desarrollo de este tipo de movilidad y el despliegue de los puntos de recarga.

Por su parte, Álvaro García Collado, gestor de carga de vehículos eléctricos, ha destacado que la incorporación de vehículos eléctricos en la policía local de una ciudad española ha supuesto al cuerpo un ahorro del 60% en combustible y ha insistido en que “quien da el salto al vehículo eléctrico no vuelve atrás. Están encantados”, aunque ha precisado que ahora a quien necesite recargarlo todos los días en tiempo laboral no le va salir rentable en tiempo.

Todos los demás intervinientes han expresado su compromiso con el vehículo eléctrico y su disponibilidad para propiciar la adaptación hacia un nuevo modelo de movilidad.

Presidente de la Cámara y alcalde

El acto ha sido clausurado por el presidente de la Cámara de Comercio de Zaragoza, Manuel Teruel, quien ha destacado la buena situación de Aragón como tierra puntera en el desarrollo de energías renovables y consolidada en la industria de la automoción, y por el alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, quien ha insistido, como antes lo hiciera el concejal Pablo Muñoz, y en relación con lo dicho por el responsable empresarial, en que el Ayuntamiento zaragozano liga el desarrollo del vehículo eléctrico a la utilización de energías renovables, dentro de un compromiso global contra el cambio climático y por la vida sostenible.

El alcalde ha asegurado que la ciudad está en “excelentes condiciones” para ser un laboratorio urbano y un banco de pruebas en el que la investigación sobre el desarrollo y la movilidad aprovechen los esfuerzos del Consistorio en ese ámbito.

Santisteve se ha decantado por “contribuir, como una institución más, a que la ciudad sea centro de desarrollo de I+D y que la experiencia de la automoción se vuelque en ese laboratorio urbano en el que tiene mucho que aportar”.

El potencial para que Zaragoza sea motor de cambio es “clave” porque hay cultura en fabricación de la automoción y un tejido empresarial que “se ha sabido adaptar a las circunstancias nuevas y las pymes están muy bien capacitadas”, ha asegurado.

Además, ha añadido que la Universidad de Zaragoza “está muy bien posicionada” en I+D y el Ayuntamiento trabaja en esa línea. “Hay que sumar las energías que puedan venir de otras instituciones y Zaragoza es ideal para ese banco de pruebas”, ha reiterado.

 

Empresas municipales impulsarán la Economía del Bien Común

El Ayuntamiento de Zaragoza ha dado un nuevo paso para avanzar hacia la Economía del Bien Común, un orden económico alternativo impulsado por empresas y economistas de todo el mundo que promueve el beneficio social y el bien común por encima del beneficio económico.

Responsables de las sociedades municipales y los organismos autónomos del Ayuntamiento han recibido este martes una jornada de formación en el Museo Pablo Gargallo. A ella han asistido una veintena de trabajadores, entre gerentes, personal administrativo y de los servicios jurídicos.

El consejero de Economía, Fernando Rivarés, ha explicado que supone un nuevo paso para empezar a “cambiar las cosas”. La Economía del Bien Común supone “cambiar radicalmente el modo de entender la economía y de medirla. El objetivo principal no es crecer más ni tener unos resultados financieros mejores a costa de lo que sea sino generar una economía del bien común que favorezca el bienestar de la sociedad, permita un trabajo más eficiente con menos recursos y mejore nuestra felicidad”, ha apuntado.

Los responsables de entidades municipales, durante la charla de formación sobre Economía del Bien Común. Foto: zaragoza.es

Valores humanos

La Economía del Bien Común se basa en incorporar a la economía valores humanos universales como la confianza, la responsabilidad, la solidaridad y la cooperación, frente a la competencia, el afán de lucro y el enriquecimiento individual. Además este modelo económico alternativo propugna la sostenibilidad económica, social y medioambiental, la justicia social y la democracia participativa real.

Rivarés ha señalado que jornadas formativas como la de hoy demuestran que la Economía del Bien común no es sólo algo teórico sino que “es posible mediante nuevos sistemas de trabajo. Se trata de aprender cómo eso se puede aplicar a las economías municipales, a las empresas públicas municipales, y a quienes trabajamos en ellas”.

El ejemplo de Zaragoza Vivienda

Zaragoza Vivienda es “la prueba de que es posible introducir poco a poco algunos de estos cambios”. La sociedad municipal fue pionera en el año 2014 en implantar el balance del bien común; una serie de indicadores que miden el beneficio social. El resultado es una gestión más eficiente, personal que trabaja más a gusto y una mejor planificación. De hecho, la sociedad ha decidido incorporar algunos de los criterios de este balance en su planificación estratégica para los próximos años.

El balance del bien común evalúa cuestiones como la democracia interna y la transparencia, el reparto justo del volumen de trabajo, el reparto justo de la renta entre los empleados, la calidad del puesto de trabajo y la igualdad, la reducción del impacto ambiental, la venta ética o la concepción social de los productos y servicios.