árboles

Podemos denuncia que se “regale” dinero a FCC con una poda que ser una de sus labores cotidianas

El grupo de Podemos-Equo en el Ayuntamiento de Zaragoza ha criticado este martes que el alcalde, Jorge Azcón, “regale” dinero a FCC, empresa adjudicataria del servicio de Parques y Jardines, para un plan de poda que la empresa debería incluir dentro en sus labores cotidianas.

De este modo ha respondido la formación al plan extraordinario de poda puesto en marcha por el Gobierno de Zaragoza para retirar o podar los 13.512 árboles en peor estado (9.609 en viario público) y garantizar la seguridad de la ciudadanía, que presentó este lunes el alcalde (en la imagen superior de Ayuntamiento de Zaragoza, observando junto con la concejala Chueca la poda de un árbol en Las Fuentes).

Un plan que supondrá 69.000 euros al mes hasta final de año y que según Azcón implica actuar en este periodo sobre los “2.000 árboles que necesitan ser podados o talados directamente”, lo que, para Podemos Equo, lejos de constituir una acción coherente y meditada para la mejora de la masa arbórea de la ciudad, es “un engorde” de las cuentas de FCC con 345.000 euros hasta diciembre.

Conservación frente a derribo de árboles

Un coste que, a juicio de la formación morada, debería asumir la empresa dentro de sus labores rutinarias de mantenimiento de las zonas verdes y que se adopta “sin la preceptiva consulta previa” a la Comisión de Arbolado, según apunta Podemos en un comunicado.

La citada Comisión de Arbolado fue creada la pasada legislatura y está formada por responsables políticos y técnicos expertos de Parques y Jardines para velar por la salud y prestancia de los árboles de Zaragoza, “imprescindibles para el adecuado equilibrio medioambiental y para la mejora de la calidad del aire en la ciudad”, precisa Podemos-Equo.

La citada comisión nació con el propósito de que el cuidado de los ejemplares se desarrollara “bajo las premisas de la máxima conservación de árboles, con podas rigurosas, precisas y sólo aplicadas en casos decretados como necesarios por los técnicos”, explica la formación progresista, quien critica que “por el contrario, la medida que ahora quiere aplicar el gobierno derechista de PP-Cs (Vox) se inclina por podas excesivas y, sobre todo, por la eliminación masiva de ejemplares, justo en contra del criterio más apropiado para la conservación de los árboles zaragozanos y de sus beneficios sociales, medioambientales y ornamentales”.

Alcalde “mayordomo”

La concejala del área en Podemos-Equo, Amparo Bella, ha denunciado que el alcalde, “derechista radical” que actúa en condición de “mayordomo de las familias adineradas” de la ciudad y de las “grandes empresas” que disfrutan de las contratas de los servicios públicos, quiere despejar dudas desde los primeros compases en su gestión y pone en marcha una iniciativa para “despedir con un generoso regalo” de cientos de miles de euros a la “polémica e incumplidora FCC”, cuya contrata concluye “en breve”.

Recuerda además que ya en el anterior mandato, encabezado por Pedro Santisteve (ZeC), se intentó desarrollar un plan de poda y mejora de la masa arbórea y la Corporación se encontró con la exigencia de un complemento presupuestario por parte de FCC mientras que el Ayuntamiento defendía que el mantenimiento de árboles forma parte de las labores rutinarias de los servicios de conservación de zonas verdes.

Y añade que la “coherencia” del criterio municipal de entonces se ve corroborada por el hecho de que la empresa Acciona, que próximamente se hará cargo de la contrata, asume en la oferta que le ha servido para ganar el concurso que dentro de sus labores cotidianas entra el cuidado y mantenimiento de los árboles.

El Ayuntamiento abonará 69.000 euros mensuales extra a FCC por un plan de poda hasta fin de año

El alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, ha anunciado que se acometerá un plan de poda extraordinario que supondrá retirar 2.000 árboles desde este mes de agosto hasta diciembre que necesitan ser podados o talados directamente para evitar riesgos a la ciudadanía. El coste de la iniciativa se valora en 69.000 euros al mes (345.000 hasta final de año) que percibirá FCC de forma extraordinaria a su facturación habitual como adjudicataria de Parques y Jardines.

Azcón ha detallado que se trabajará por zonas, empezando por los ejemplares que corren mayor riesgo y que se distribuyen por toda la ciudad, pero se concentrará especialmente en el sector uno, que se sitúa en la margen derecha del Ebro y que tiene a su cargo la contrata de FCC Parques y Jardines.

“La mayor parte de los trabajos, la inmensa mayoría, se van a centrar en el sector uno. La prioridad son los árboles que están secos y que ya se han comentado a retirar”, ha dicho el alcalde.

Azcón ha dado a conocer este plan extraordinario de poda junto a la consejera municipal de Servicios Públicos y Movilidad, Natalia Chueca, en la confluencia de la calle Doctor Iranzo con el paseo Echegaray y Caballero, en el distrito de Las Fuentes, donde operarios de FCC daban cuenta de un ejemplar seco (imagen superior de Ayuntamiento de Zaragoza).

69.000 euros al mes

En declaraciones a los medios de comunicación, el alcalde ha recordado que el plan de poda ha sido motivo de preocupación del PP durante la pasada legislatura y tras diseñarlo el área de Servicios Públicos “será una realidad a mes y medio de lo que ha sido la toma de posición de este nuevo Gobierno con el objetivo de empezar a paliar el problema que tenemos con los árboles en la ciudad”.

En Zaragoza hay alrededor de 155.000 árboles, de los que 13.500 están clasificados en la categoría D de árboles peligrosos, puesto que pueden caerse o desprenderse ramas, y entre esos hay 1.300 ejemplares que “obligatoriamente hay que podar, no porque tengan riesgo, sino porque están secos”, ha remachado Azcón.

El coste de este plan se estima en 69.000 euros mensuales desde el mes de agosto al de diciembre y se comenzará a ejecutar este verano en las vías más grandes para evitar las afecciones e incidencias en el tráfico, ha apostillado Natalia Chueca.

Coste añadido al servicio de Parques y Jardines

El dinero será entregado por el Ayuntamiento a la empresa FCC, concesionaria todavía del servicio de Parques y Jardines (la nueva contrata fue ganada por Acciona), y se añadirá a la factura mensual que cobra la citada compañía por el mantenimiento de las zonas verdes de la Margen Derecha de la ciudad.

“La gestión será de forma priorizada para que los recursos disponible y con unos pocos extra se logre un mayor rendimiento y minimizar el riesgo para en diciembre haber evaluado todos los de categoría D”, ha comentado la concejal, que ha precisado que se actuará en los necesarios, que son unos 2.000 ejemplares, pero se habrán evaluado los 13.500 de categoría D.

Este plan extraordinario de poda supone reestructurar las actuales brigadas del Ayuntamiento y a lo largo del verano y hasta fin de año se dispondrá de hasta cuatro equipos extra, que se sumarán a los dos existentes, con los se actuará en aquellos ejemplares en peor estado.

En la actualidad, el servicio de Parques y Jardines tiene acumulados unos 900 avisos referentes a arbolado y se pretende reducir su número antes de fin de año. En esta labor, colaborará también con sus medios técnicos y humanos el servicio de Bomberos de Zaragoza.

Más de mil árboles en muy mal estado

El Servicio de Parques y Jardines tiene censados y catalogados a los 155.762 árboles de la ciudad, y en todos ellos existe una valoración (de la A a la D) sobre su estado. En la categoría D (a priori, en peor estado) hay casi 14.000 árboles, 9.609 en viario público y 3.903 en parques. Y, de ellos, entre 900 y 1.300 están secos y deberán ser talados. Sobre estos últimos se centrará el plan de choque que ha dado comienzo esta semana.

Además, sobre los demás árboles en peor estado (categoría D) el objetivo es extremar su control a través de revisiones periódicas para analizar su evolución. De ellos, se calcula que a corto plazo podrían requerir también intervención (poda o eliminación) en torno a 1.900 árboles, de ellos 1.300 secos.

Junto a la eliminación de ejemplares con riesgo para la población, el objetivo del área de Servicios Públicos plantea intensificar la plantación y recuperación de arbolado de sustitución, para lo que está previsto el lanzamiento, asimismo, a corto plazo, de un plan específico del que se informará en su momento.

En la actualidad, Zaragoza cuenta con unos 7.300 alcorques vacíos y se estudiará la reposición de los ejemplares que un día estuvieron plantados. Al respecto, Azcón ha avanzado que se ha puesto en marcha un nuevo plan de reevaluación de los riesgos de los árboles, que está sin cerrar y se dará a conocer más adelante.

El Parque Tío Jorge renueva su flora con 139 árboles de 20 especies

El Ayuntamiento de Zaragoza plantará en el Parque Tío Jorge 139 árboles de 20 especies distintas e invertirá más de 128.000 euros en mobiliario e infraestructura con motivo de la puesta en marcha de la primera fase del Plan Director de esta zona verde.

El miércoles 21 de noviembre comenzó la plantación de arbolado con el objetivo de reponer los árboles que se han perdido en los últimos años por diversos motivos, lo que va a permitir que el parque vea enriquecida su variedad arbórea cuando se termine la plantación.

Se han seleccionado especies con cierta resistencia a la salinidad por las características del suelo, la cercanía de la capa freática y el tipo de agua de riego que tiene este parque.

Esta variedad de arbolado hace que la masa forestal sea más resistente a plagas y se eviten problemas alergológicos, informan fuentes municipales en una nota de prensa.

Mobiliario, accesos y otros elementos

La plantación se realiza por todas las zonas del parque aunque también se van a respetar zonas de pradera por ser necesarias para la diversidad de paisajes en el propio parque (en la foto superior de zaragoza.es, varios operarios en plena tarea de plantación).

El Plan Director también contempla la instalación de 84 nuevos bancos, por valor de 48.368 euros y de un parque de mayores, que se encuentra en fase de adjudicación, con un valor de 18.149 euros, así como la mejora del acceso al parque por la calle Sixto Celorrio, con un presupuesto de 40.000 euros.

Las mejoras en la infraestructura del parque concluirán con la sustitución de una verja metálica y la reparación de los muros perimetrales, en total, 142 metros, con un presupuesto de 21.780 euros.

CHA pide una auditoría de todos los árboles y zonas verdes tras las numerosas caídas del último mes

El portavoz de Chunta Aragonesista (CHA) en el Ayuntamiento de Zaragoza, Carmelo Asensio, ha exigido, durante una rueda de prensa celebrada en el Parque Tío Jorge, una auditoría de todos los árboles y zonas verdes de la ciudad debido a las numerosas caídas que se han producido en el último mes.

Según ha explicado Asensio, para CHA, la situación del arbolado y de las zonas verdes de Zaragoza es “bastante preocupante”. A este respecto, el portavoz ha reconocido que si bien las tormentas “son inevitables”, éstas “no son el problema”.

“El problema es lo que delatan estas tormentas: el lamentable estado de conservación y mantenimiento de nuestras zonas verdes y el abandono que sufren los árboles de la ciudad desde hace muchos años”, ha señalado Asensio.

“Nos tememos que, precisamente, la desidia que ha habido por parte de este Gobierno y otros anteriores pueda estar causando daños irreparables en nuestras zonas verdes, parques y jardines”, ha añadido.

Tormenta

La tormenta del 12 de agosto supuso la caída de 20 árboles en el Parque Tío Jorge y otros 30 que van a tener que ser talados debido a su deterioro.

“Los datos están ahí, las empresas que llevan el mantenimiento de estas zonas hablan de que, de los 130.000 ejemplares que hay en la ciudad, unos 16.000 están en una situación grave o muy grave, enfermos o muy deteriorados”, ha recalcado el portavoz.

A su vez, Asensio ha manifestado que las quejas que se reciben en el Ayuntamiento por este tipo de cuestiones han pasado “de unas 150-200 al año a más de 600”. “Por eso entendemos que hay que actuar y que hay que hacerlo ya, no sabemos a qué espera el Gobierno de Zaragoza en Común (ZEC) para tomar medidas y nos tememos que pueda suceder alguna desgracia mayor”, ha aseverado.

Auditoría

En este sentido, el portavoz de CHA ha exigido a ZEC que “lleve a cabo una auditoría de todos los árboles y zonas verdes de la ciudad”.

“Pedimos que lo mismo que se está haciendo en el Parque Tío Jorge se haga en el resto de los parques, es decir, queremos que se analice qué ejemplares están en riesgo y pueden suponer un peligro para los ciudadanos”, ha expresado Asensio.

Además, desde CHA han reclamado también la elaboración de un plan de actuación sobre el arbolado, basado en dos “patas fundamentales”, las podas y un programa de repoblación de los árboles caídos o retirados.

Según ha precisado Asensio, “desgraciadamente, los nuevos pliegos que han salido a licitación en esta materia no recogen un plan especial de poda que es lo necesario, hay ejemplares que deberían podarse con una frecuencia de cuatro o cinco años que llevan más de diez sin podarse y por eso surgen estas consecuencias, debido a la desidia del Gobierno”.

Propuesta de hace un año

El portavoz de CHA en el Ayuntamiento de Zaragoza ha recordado también que esta propuesta “ya se planteó en el Pleno del Ayuntamiento de junio pasado y Alberto Cubero, como responsable de servicios públicos, se comprometió a elaborar un plan especial de arbolado para otoño del año pasado que todavía seguimos esperando”.

Asensio ha destacado que los nuevos pliegos “no recogen” este plan especial de actuación sobre el arbolado y, además, es probable que no se resuelva hasta final de año la licitación del contrato, por lo que “hasta 2019 no va a haber ninguna actuación sobre los árboles de la ciudad”, ha apuntado.

El portavoz de CHA ha criticado también la forma de cerrar el acceso al parque de los ciudadanos ya que, según ha transmitido, “no se ha informado a las asociaciones vecinales” ni a los responsables de las actividades económicas instaladas en el parque.

El Parque Tío Jorge seguirá cerrado, en principio, hasta este jueves. “Llevamos ya una semana más de cierre de lo previsto porque se han encontrado más ejemplares dañados o deteriorados sobre los que hay que actuar”, ha concluido Carmelo Asensi

El parque Tío Jorge permanecerá cerrado hasta el 23 de agosto por seguridad y se talarán 30 árboles

El parque del Tío Jorge permanecerá cerrado hasta el 23 de agosto por motivos de seguridad, ya que es necesario talar 30 árboles afectados por la tormenta del pasado día 12, en la que hubo fuertes lluvias y vientos de casi 110 kilómetros por hora.

Esta decisión se ha adoptado tras la inspección que han realizado los técnicos de Parques y Jardines en todo el arbolado de este espacio, en la que han determinado que es necesario apear 30 árboles, 28 de ellos dentro del recinto y dos más en la zona perimetral colindante, ya que presentan riesgo de caída o una inclinación muy pronunciada, informan fuentes municipales.

Seguridad

Para garantizar la seguridad de las personas mientras se llevan a cabo los trabajos de tala, troceo y retirada de las ramas y troncos, se ha decidido mantener el parque cerrado al público.

Por otro lado, el Servicio de Parques y Jardines tiene la previsión de seguir plantando árboles nuevos en el parque del Tío Jorge, de manera que se mantenga su masa arbórea en buenas condiciones de densidad y estado delos ejemplares.

En 2017 se plantaron casi 20 ejemplares, y este año se han plantado 12 más.

Cerrado el parque Tío Jorge hasta el viernes para revisar el arbolado tras el temporal del domingo

El Ayuntamiento de Zaragoza ha decidido cerrar el parque Tío Jorge hasta el viernes para revisar todo el arbolado, que sufrió severos daños con la fuerte tormenta acaecida en la tarde del pasado domingo. En torno a 20 árboles fueron derribados por las rachas de viento superiores a los 100 km/h y ahora los técnicos municipales han recomendado una inspección a fondo en el parque para garantizar la seguridad en la zona.

La Margen Izquierda fue el área de Zaragoza más afectada por la tromba de agua y viento. Los desperfectos se dejaron notar de forma especial en el parque del Tío Jorge y sus inmediaciones, donde cayeron derribados por la fuerza de los elementos una veintena de árboles, pero también anuncios publicitarios y vallas (en la foto superior de Aragón Press, técnicos y operarios municipales revisan daños en el parque Tío Jorge y retiran árboles caídos).

La edad y el mal estado de las raíces pueden haber sido las principales causas de que los árboles no hayan podido soportar la tormenta, en un espacio cuya mejora reclaman desde hace tiempo los vecinos de Picarral y Arrabal.

Árboles caídos en el parque Tío Jorge. Foto: Policía Local

Numerosas emergencias

A lo largo de todo este lunes 13 de agosto los bomberos han seguido realizando servicios para paliar daños ocasionados por la tormenta en toda la ciudad, como caídas de árboles, inundaciones, arranque de persianas o derribo de vallas.

Las labores del cuerpo, que ha registrado centenares de llamadas de emergencia, continuarán en la mañana del martes para tratar de atender todos los servicios solicitados.

“Tenemos trabajo todo este lunes y mañana para dejarlo todo al día”, han resumido en declaraciones a Europa Press desde el Cuerpo de Bomberos de Zaragoza.

Más servicios el lunes

A primera hora de este lunes tenían pendientes unos 24 servicios, que han ido solventando, pero a lo largo de la mañana se han ido produciendo otros tantos, han explicado.

“Algunas incidencias se produjeron el domingo y otras se han detectado esta mañana debido a las consecuencias de la tormenta de ayer”, han aclarado en referencia a la caída de árboles y ramas, además de lamas de edificios, persianas o desprendimientos de cascotes de cornisas, han enumerado.

A este respecto cabe señalar que el servicio de emergencias 112 recibió hasta 1.230 llamadas de emergencia en todo Aragón durante la tarde y noche del domingo de personas que reclaman ayuda para hacer frente a los estragos causados por el temporal.

En la capital aragonesa los daños afectaron también a semáforos derribados por el viento, saturación de alcantarillas, así como inundaciones de algunas calles.

Consecuencias

En relación con las consecuencias del temporal del domingo en Zaragoza, el alcalde accidental de la ciudad y consejero de Servicios Públicos, Alberto Cubero, ha considerado  que la caída de 50 árboles de los más de 150.000 que hay en la urbe “entra dentro de la normalidad” cuando se producen, como este domingo en la capital aragonesa, rachas de viento de más de 100 kilómetros por hora.

Cubero se ha felicitado por que no se produjeran daños personales con la tormenta que descargó sobre la ciudad y que, sobre todo en la margen izquierda, produjo las afecciones “habituales”, con caídas de árboles, cornisas, mobiliario urbano y algunos techos, así como con la paralización del tranvía durante una hora por la caída de un árbol sobre la catenaria en la avenida Montesori y el cierre de algunas calles por acumulación de agua.

Cincuenta de 150.000 árboles es para Cubero “un porcentaje reducido” para una tormenta de estas características, cuya magnitud no se puede calcular ni cuándo se van a producir.

Además, ha agregado que, al contrario de lo que dice la oposición, la poda no garantiza que los árboles no caigan con estas rachas, y aunque no se trata de una medida eficaz, ha agregado que en el nuevo pliego de condiciones de la contrata de parques y jardines se incluye una inversión de “varios millones de euros más” para aumentar las podas, para que se pueda reducir el ciclo, que ahora está en siete años.

Tormenta causa 100 árboles caídos, 300 emergencias y se tardará dos días en recuperar la normalidad

Una rama caída sobre la catenaria interrumpió el servicio del tranvía

La caída de más de 100 árboles, calles principales cortadas, más de 300 llamadas de aviso a Emergencias, el corte de la línea del tranvía o varias inundaciones en sótanos y garajes son algunos de los daños que causó la intensa tormenta de granizo, lluvia y viento que descargó en la tarde del miércoles 11 de julio sobre la ciudad.

El Ayuntamiento, debido a las secuelas que dejó la tromba del miércoles, mantiene este jueves operativos cinco equipos de los servicios municipales para restablecer la normalidad en la ciudad.

Según ha informado en rueda de prensa el concejal de Servicios Públicos y Personal, Alberto Cubero, los bomberos de Zaragoza han atendido hasta ahora unos 80 servicios, la mayoría de ellos a causa de la caída de árboles y ramas, y “todavía quedan por realizar 40 servicios de menor importancia”.

Árbol derribado por la tormenta en el barrio de Jesús. Foto AVV Barrio Jesús

Viento de más de 100 km/h

El miércoles a media tarde, ha precisado el concejal zaragozano, “en apenas diez minutos cayeron 17 litros de agua por metro cuadrado y hubo fuertes rachas de viento que superaron los 100 kilómetros por hora en algunos barrios”, según ha señalado.

En total, 500 empleados del servicio de Limpieza y 200 del de Parques y Jardines están trabajando en la retirada de árboles y reparación de desperfectos para devolver la normalidad a la ciudad.

En torno a las 18:30 horas de la tarde, Zaragoza vio cómo caían más de 100 árboles al suelo, de los cuales 20 fueron en el Parque José Antonio Labordeta. De momento, Cubero ha apuntado que no tienen constancia de que haya caído algún ejemplar centenario.

Asimismo, la ciudad se vio obligada a cortar algunas de las calles principales como Gran Vía, Sagasta, Fernando el Católico o Paseo Constitución, además de la línea del tranvía, a causa de la caída de árboles y ramas de grandes dimensiones. Este jueves, todas ellas permanecen abiertas y el tranvía funciona con normalidad, según ha señalado el concejal.

Afecciones por toda la ciudad

Las afecciones de la tormenta han estado repartidas por toda la ciudad. En este sentido, “aunque no ha habido que lamentar daños personales, sí ha habido caídas de tejas y de canalones, inundaciones en garajes y huecos de ascensor y el cierre temporal de la piscina del Palacio de los Deportes (El Huevo) y de los vestuarios de la piscina de Movera”, ha indicado Cubero.

Por otro lado, el concejal ha destacado algunas de las inundaciones que sufrieron el Centro Cívico de Valdefierro, varias Casas de Juventud, el Museo de las Termas, el Museo del Puerto Fluvial y también el propio Consistorio zaragozano, donde hubo entrada de agua en el sótano y en algún despacho de la tercera planta.

Por todo ello, desde el miércoles, todos los servicios municipales “están trabajando a pleno rendimiento para que la ciudad vuelva a la normalidad” que, según han calculado desde el Ayuntamiento, será en un par de días mínimo, ha dicho Cubero.

Un vórtice de rachas

En su intervención, el concejal ha querido “felicitar y reconocer la enorme labor de todos los servicios municipales implicados y, sobre todo, a la Policía Local y a los Bomberos por el trabajo que desarrollaron ayer después de que se registraran más de 300 llamadas de aviso a la media hora posterior a la tormenta” (en la foto superior de Aragón TV, operarios de limpieza recogiendo ramas caídas y recolocando contenedores).

Según ha subrayado Cubero, “AEMET denomina la tormenta de ayer como un vórtice de rachas similar al que ocurrió hace diez días en el aeropuerto de Zaragoza”.

En este sentido, desde el Ayuntamiento de Zaragoza consideran que la caída de árboles se sitúa dentro de la normalidad dadas las condiciones climatológicas que se dieron ayer en la ciudad.

Cerrado el parque del Tío Jorge por caída de árboles

La subida del nivel freático del río Ebro y la caída de tres árboles han obligado al Ayuntamiento de Zaragoza a cerrar el parque Tío Jorge por el riesgo de más caídas por las lluvias y la avenida del Ebro.

Según ha informado el Ayuntamiento, la reapertura de este parque dependerá de la evolución del nivel freático en función de la magnitud de la crecida del Ebro, aunque en todo caso se producirá una vez revisado el arbolado (en la foto superior de Policía Local, uno de los árboles caídos).

La empresa conservadora, ha precisado el Ayuntamiento, ha llevado a cabo una inspección del parque y ha constatado la existencia de otros cuatro pinos que están apoyados entre sí y requerirá su apeo, sin perjuicio de otros posibles que sean necesarios en los próximos días en función de la evolución de la situación.

Desprendimientos en una calle de Alfocea. Foto: Policía Local

Otras incidencias

Por otro lado, la Policía Local ha informado en su cuenta de Twitter que debido a la crecida de los ríos Gállego y Ebro se ha desalojado la urbanización Torre Urzaiz, en el barrio rural de Movera.

Además, se ha cortado el acceso al Camino Monzalbarba desde el Parque Sindical y también la calle Salitrería, en el barrio de Alfocea, ésta última por caída de piedras debido a la lluvia.

El vendaval tira árboles, chapas y tejas sin causar daños personales

El fuerte temporal de viento que ha azotado Zaragoza durante todo este martes 20 de marzo ha provocado numerosas incidencias, con caída de árboles, desprendimiento de chapas y lamas, caídas de antenas y tejas, rotura de cristales y otros sucesos que han mantenido en permanente alerta a Bomberos y policía Local durante toda la jornada. Las incidencias han obligado a cortar calles y a última hora de la tarde se ha producido un atropello mortal de una mujer de 46 años en Montañana, aunque no está relacionado con el viento.

El cuerpo de Bomberos y Protección Civil ha atendido 54 servicios, y a última hora de la tarde tenían todavía 31 avisos pendientes. Por su parte, la Policía Local ha atendido unas 200 incidencias, la mayor parte asuntos menores: contenedores en Arcosur, Valdespartera y otros barrios, según ha informado el Ayuntamiento de Zaragoza.

El gabinete de prensa municipal ha informado también de que se ha cortado el camino Borgas, en Miralbueno, de manera preventiva por la posible caída de un árbol de gran porte, y ha agregado que muchos árboles han tenido que ser cortados preventivamente y balizados para su retirada este miércoles por Parques y Jardines (en la foto superior de Aragón TV, se aprecia un árbol caído sobre un coche en Camino las Torres).

A lo largo de la jornada se han producido caídas de decenas de ramas y también de árboles que en ocasionas han cortado calles. Algunas de dichas caídas han producido daños en vehículos, aunque no a personas, se ha subrayado desde el Ayuntamiento.

Mapa de viento previsto para este miércoles en el que se aprecia que seguirá soplando con fuerza en el valle del Ebro. Imagen: @meteo_aragon

Incidentes llamativos

En la nota enviada por el Consistorio se destacaba como caso llamativo la caída de un árbol en la carretera del Aeropuerto y ha cortado un carril de la carretera. “Es competencia de Guardia Civil, pero desde Policía Local y con la ayuda de gente de la zona, finalmente se ha ayudado con una excavadora y han conseguido retirar el árbol”, señala el comunicado municipal.

En Valdespartera se ha dañado una marquesina del tranvía, pero ha sido reparada rápidamente por la empresa.

Por lo que respecta al servicio de Limpieza Pública, “ha destinado brigadas habitualmente dedicadas a la limpieza a tratar de paliar los desplazamientos de contenedores”, ha indicado la nota municipal.

En cuanto al atropello mortal en Montañana, las fuentes municipales han señalado que el suceso se ha producido a la entrada del barrio rural y que “Bomberos y Policía Local han atendido este accidente”, que al parecer “no está directamente relacionado con el viento”.

Por lo que respecta a las previsiones para este miércoles, parece que el temporal de viento va a continuar con fuerza en todo el valle del Ebro.

En próximos días continuará el cierzo, y el sábado puede protagonizar un episodio todavía más fuerte, con rachas de más de 100 km/h en bastantes zonas, según informa la web Meteo Aragón.

Los bomberos atienden decenas de incidentes por temporal de viento

El Cuerpo de Bomberos de Zaragoza ha realizado ya este martes más de 30 servicios relacionados con el fuerte viento que sopla en la ciudad, que está en alerta naranja por este fenómeno meteorológico, y está tratando de atender otros tantos. Se han producido incidencias en todos los barrios y en algunos ha habido cortes de calles por caída de árboles.

Todos los incidentes atendidos por los bomberos han estado motivado por el intenso viento del noreste que sopla en Zaragoza, donde se han llegado a registrar rachas superiores a los 90 kilómetros por hora.

“Estamos sobrepasados por los servicios y todos ellos están relacionado con el viento. Hemos atendido varias decenas de incidentes y nos quedan otros tantos que serán más de treinta”, han informado a Europa Press desde el Cuerpo de Bomberos de Zaragoza.

“Antenas sueltas, tejas desprendidas, ramas y árboles caídos, lamas arrancadas por el viento y también cables telefónicos”, han sido algunas de las incidencias provocadas por el viento y que han obligado a la actuación de los bomberos (en la foto superior, contenendores tumbados por el viento y vidrio desparramado por la calzada en el barrio de Parque Venecia).

Las áreas de actuación se han distribuido por toda la ciudad. “Ha afectado a todos los barrios”, han resumido las citadas fuentes para detallar que la caída de árboles ha provocado el corte de calles en barrios como Valdespartera, Torrero, Actur, o el polígono industrial de Malpica.

Por caída de ramas y árboles, los bomberos han tenido que intervenir en la avenida de Pablo Ruiz Picasso, la calle del cineasta Carlos Saura, Camino de las Torres y el paseo de los Olvidados, entre otros puntos de la ciudad.

Además, el fuerte viento ha tirado tejas y cornisas en diferentes puntos, como las calles Salomón y la Reina de Saba y la calle Ramón Salanova, y ha arrancado toldos, lamas de vallas publicitarias y chapas. También ha derribado algunos contenedores, por ejemplo en el paseo de Calanda o en Parque Venecia (foto superior).