ARMHA

Otras cuatro calles dedicadas a franquistas tienen ya nombre de mujeres pioneras en ciencia y arte

Cuatro calles de la ciudad que hasta ahora se denominaban con los nombres de personas afectas al régimen franquista y a la represión política y social que propició, han pasado a ser denominadas desde este viernes 1 de marzo con los nombres de cuatro mujeres pioneras en la ciencia y en el arte. Lola de Ávila, Martina Bescós García, Jenara Vicenta Arnal Yarza y Ángela García de la Puerta serán los nuevos nombres de las cuatro calles que hasta ahora recibían respectivamente las denominaciones de Miguel Allué Salvador (Casco Histórico), Gonzalo Calamita Álvarez (Universidad), Rudesindo Nasarre Ariño (Las Fuentes) y Antonio de Gregorio Rocasolano (Centro).

La calle Miguel Allué Salvador se dedicaba a un católico conservador y miembro de la Asamblea Nacional de la Dictadura de Primo de Rivera, que se retiró de la vida pública con el advenimiento de la Segunda República y durante la Guerra Civil se afilió a Falange. Además, fue el presidente de la Comisión Depuradora del Magisterio de la Provincia de Zaragoza, según informa la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica en Aragón (ARMHA).

A partir de ahora la vía se denominará calle Lola de Ávila (en la foto superior dando clases en la escuela que dirige en San Francisco), en homenaje a la bailarina formada en Zaragoza por su madre, María de Ávila, que hizo su debut como solista a los 15 años en el Ballet de Claude Giraud.

A partir de ese momento, comenzó a forjarse una dilatada carrera en la que Lola de Ávila ha destacado como bailarina, maestra de baile, asistente de coreografía y directora artística. En 2011 recibió la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes en la categoría de danza. Actualmente es directora asociada del San Francisco Ballet School y del Estudio de Danza María de Ávila.

Pioneras en la ciencia

La calle Gonzalo Calamita Álvarez se refería a quien “como Rector de la Universidad de Zaragoza fue el encargado de la represión y depuración en esta institución docente, en todos los niveles educativos”, informa ARMHA.

A partir de ahora la vía se denominará calle Martina Bescós García. Ésta fue la primera mujer cardióloga de España. Pudo acceder a la educación superior gracias al decreto de 8 de marzo de 1910 que permitió el acceso de las mujeres a la universidad. Pasó la licenciatura en medicina en 1933 y el doctorado en 1934, con la calificación de sobresaliente y premio extraordinario. Fue miembro fundador de la Sociedad Española de Cardiología y de la Sociedad Aragonesa de Cardiología.

La calle Rudesindo Nasarre Ariño ha pasado a denominarse calle Jenara Vicenta Arnal Yarza, quien fue la primera doctora en Ciencias Químicas de España, obteniendo la calificación de sobresaliente y matrícula de honor en todas las asignaturas.

Por último, la calle Antonio de Gregorio Rocasolano estaba dedicada a quien después del golpe militar de 1936 jugó “un papel importante en la configuración de la Universidad y la ciencia durante el periodo franquista”, informa ARMHA. Fue nombrado presidente de la Comisión para la Depuración del Personal Universitario y fue responsable de la separación de servicio, sanción, inhabilitación o traslado de un gran número de profesores de valía, añade la citada asociación.

A partir de ahora la denominación de la vía como calle Ángela García de la Puerta honrará a la primera catedrática de Física y Química de Instituto en España, quien también fue la primera doctora en Ciencias de la Universidad de Zaragoza.

Feminización del callejero

Estas modificaciones se realizan en aplicación de la Ley de 52/200, de 26 de Diciembre, por la que se reconocen y amplían derechos y se establecen medidas a favor de quienes padecieron persecución o violencia durante la guerra civil y la dictadura, denominada “Ley de la Memoria Histórica”, de la Ley 14/2018, de 8 de noviembre, de Memoria Democrática de Aragón y de la Ordenanza Municipal para Identificación y Rotulación de Vías y Fincas Urbanas y la vista de la propuesta remitida por el consejero de Economía.

Además, esta iniciativa cumple con la propuesta presentada por Zaragoza en Común en el último Debate del Estado de la ciudad y que fue aprobada por unanimidad para feminizar el callejero y es fruto de un estudio encargado al Departamento de Historia Contemporánea de la Universidad de Zaragoza con el objetivo de homenajear a relevantes mujeres y reducir la gran brecha existente entre denominaciones masculinas y femeninas que existe en este momento.

Ubicación de las calles cuya denominación ha sido atribuida a mujeres destacadas en los campos de la ciencia y el arte

La Casa de la Memoria Histórica: un lugar donde escuchar y atender a las víctimas del franquismo

La ciudad de Zaragoza cuenta desde este viernes 18 de enero con una Casa de la Memoria Histórica y Democrática, un espacio históricamente reivindicado por las asociaciones memorialistas para coordinar sus acciones contra el olvido y desde el que atender y escuchar a las víctimas del franquismo.

El alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, acompañado por el consejero de Economía y Cultura, Fernando Rivarés, quien ha dirigido el acto, y la consejera de Derechos Sociales, Luisa Broto, ha inaugurado hoy este centro que se ubica en el antiguo edificio del cuartel de la Policía Local de Torrero, en la avenida América y que nace de una “decisión compartida” entre PSOE, CHA y ZeC.

No es casualidad que este centro se ubique en Torrero, un barrio reivindicativo, y cerca de la antigua cárcel y el cementerio, donde tantos hombres y mujeres fueron fusilados por pertenecer a un partido político o a un sindicato, o simplemente defender sus ideas.

Por ello, Enrique Gómez, de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de Aragón (ARMHA), ha agradecido al Ayuntamiento de Zaragoza la cesión de estas instalaciones que, aunque ahora abren deslucidas, las vestirán con actividades, mesas redondas o proyecciones.

Atender a las víctimas

Pero, sobre todo, las asociaciones memorialistas tienen ahora un espacio donde recibir y escuchar a las víctimas, porque hasta ahora toda esta labor la realizaban en locales cedidos por amigos o en cafeterías, ha indicado Gómez.

Continuarán también con el trabajo desarrollado desde junio a diciembre de 2018 en la Oficina de Atención a las Víctimas del Franquismo abierta por Ayuntamiento en el Seminario de Zaragoza.

Durante este tiempo, y con la colaboración de la Asociación Libre de Abogados y Abogadas de Zaragoza (ALAZ), la oficina recabó información sobre 136 casos de supuestos crímenes contra la humanidad, aportados principalmente por familiares, pero también por víctimas directas de torturas producidas en los últimos años de la dictadura.

En la recién inaugurada Casa de la Memoria Histórica de Zaragoza se ubicará también la Asociación por la Recuperación e Investigación contra el olvido (ARICO), y la Asociación de Bebés Robados de Aragón, aunque estará abierta a todas las organizaciones memorialistas que quieran participar.

Desde la Asociación de Bebés Robados de Aragón, Teresa Larrosa ha recordado a todas esas mujeres que fueron tachadas de “locas” cuando contaban que sus hijos habían sido robados al nacer. Desde este espacio, ha comentado, continuarán con el estudio y el cruce de datos para ayudar a esas personas a buscar sus orígenes.

Intervenciones de autoridades y representantes de asociaciones memorialistas durante la inauguración. Foto: Ayuntamiento de Zaragoza

Recuperar la memoria

Por su parte, el alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, ha mostrado la satisfacción de su equipo por contribuir durante su mandato a recuperar la memoria, porque, a su juicio, un país que se “instala en el olvido” es un país “mutilado en su conciencia”.

Ha resaltado, además, la aportación de las asociaciones memorialistas, que a partir de ahora, desde este nuevo espacio, “van a poder multiplicar la expresión” de un trabajo que ha sido “silencioso”.

Y ha aprovechado la ocasión para pedir la “unidad de la izquierda” para poder “dar la talla al nivel que demanda la ciudadanía”, frente a la separación y el enfrentamiento que ha tenido a lo largo de su historia.

El acto, al que han asistido los concejales Lola Ranera (PSOE), Carmelo Asensio (CHA) y Pablo Muñoz (ZeC), así como el coordinador general de IU en Aragón, Álvaro Sanz, ha acabado con la actuación de el Coro Libertario de Torrero, que ha interpretado, entre otros temas, “Hijos del Pueblo”, que ha sido coreado por el público que abarrotaba la sala (imagen superior de Ayuntamiento de Zaragoza).