Arrabal

La mosca negra empieza a atacar y vecinos del Arrabal piden la retirada de algas del Ebro

La Asociación Vecinal Tío Jorge Arrabal de Zaragoza exige la retirada de las algas existentes en el cauce del Ebro, donde la presencia de macrófitos es masiva desde hace más de un mes, así como el mantenimiento del río y las riberas para evitar la proliferación de la mosca negra.

Denuncia esta asociación en un comunicado que la proliferación de estas algas es alarmante a lo largo del tramo urbano del Ebro, tanto por su número como por su volumen, y recuerda que su presencia es el lugar idóneo para la cría de la mosca negra.

El río está “plagado” de larvas, lo que hace presagiar un aumento considerable de la población de mosca negra, sin que el Ayuntamiento haya fumigado ni tomado medidas en el cauce, que ya han empezado a picar a los vecinos.

De hecho, el volumen de picaduras está llevando a la saturación de los Centros de Salud del barrio y los servicios de urgencias sanitarias, advierten.

Amenaza para el Mercado Medieval

Por todo ello solicitan que, con carácter urgente, se tomen las medidas oportunas para erradicar la mosca negra, con la eliminación de todas las algas en el tramo urbano del Ebro, para el que reclaman un mantenimiento del mismo modo que lo requieren los parques.

La asociación recuerda que en 2012, ante una situación similar, se trajo de Valladolid una máquina especializada que segó las algas y evitó las molestias y patologías médicas derivadas de las picaduras de la mosca negra (imagen superior de Aragón Digital), por lo que reclaman que se traiga nuevamente un aparado de esas características antes de la realización, entre el 14 y 16 de junio, del Mercado Medieval que congrega a más de 100.000 personas a ambas orillas del río.

Los barrios de Las Fuentes, Arrabal y Casetas comienzan una nueva experiencia de salud comunitaria

Los barrios zaragozanos de Las Fuentes, Arrabal y Casetas han iniciado ya el programa “Salud en red”, que fomenta actuaciones comunitarias en materia de salud y que todos los agentes públicos y privados de los distritos se impliquen activamente en la calidad de vida de los vecinos.

Se trata de una iniciativa promovida por el Gobierno de Aragón y el Ayuntamiento de Zaragoza que tiene como finalidad potenciar la coordinación entre los servicios públicos que trabajan en una misma zona, creando redes de salud comunitaria y dinamizando sus activos de acuerdo con las necesidades detectadas.

Así, la consejera de Sanidad del Gobierno de Aragón, Pilar Ventura, ha destacado la importancia de las condiciones de vida, el acceso a agua potable, la vivienda y, en definitiva, las circunstancias socioeconómicas en la salud.

A partir de ahí, ha apostado por políticas no tanto destinadas a combatir la enfermedad, sino a prevenirla y a promover la salud.

Para este programa se propone un trabajo colaborativo de todos los agentes públicos y privados de los barrios, que es donde el ciudadano establece sus relaciones de convivencia, con la intención de que las distintas entidades detecten los problemas de salud de los vecinos y utilicen todos los activos del barrio para favorecer la salud.

Ampliación

La iniciativa se ha puesto primero en marcha en Arrabal, Casetas y Las Fuentes porque es donde han encontrado los más fuertes promotores de esta estrategia, pero Ventura ha asegurado que la idea tanto del Departamento de Sanidad como del Consistorio es extenderlo a los 25 barrios de Zaragoza de cara a 2021.

Entre las medidas que se vienen aplicando en estos distritos ha destacado los paseos para mayores desde los ambulatorios y en colaboración con los centros de mayores, la formación para los cuidadores de enfermos o la iniciativa que promueve el Ayuntamiento para favorecer que los escolares realicen andando su recorrido hasta el colegio, que la consejera ha calificado como “muy maja”.

Los centros de mayores, los servicios sociales, el consejo de salud de la zona o las ONG que trabajen en los distintos barrios son, además de los centros de salud, las entidades a las que va dirigida especialmente esta estrategia, que enlaza asimismo con la de acción comunitaria en la atención primaria, que enfoca la salud a las redes de convivencia de las personas, que afectan al bienestar emocional, y éste a la salud, ha concluido.

Servicios comunitarios

Por su parte, el alcalde, Pedro Santisteve (en la imagen superior durante su intervención en el acto), ha instado a caminar hacia este modelo de trabajo comunitario, ya que cree que la salud de la ciudadanía depende también de su participación directa y de cambiar el actual modelo de servicios sociales por otro de servicios comunitarios de base.

En este sentido, ha puntualizado que las sociedades con mayor nivel de desigualdad producen mayores problemas de salud, mientras que las que cuentan con una mayor participación y cohesión generan mejores resultados, por lo que ha defendido que hay que caminar por esa senda.

La enfermera del centro de salud Fuentes Norte María Luisa Lozano ha explicado que en su ambulatorio llevan muchos años trabajando con la comunidad, en su caso con la Fundación El Tranvía y el centro Salvador Allende, muchas veces “a demanda”, para dar formación en torno a distintas cuestiones.

Entre las acciones que desarrollan ha destacado un proyecto “novedoso” en Aragón con el paciente activo en diabetes, al que forman para que luego sean ellos los que den esa misma formación a otros enfermos, algo en lo que otras comunidades autónomas llevan muchos años de bagaje, ha indicado.

Lozano ha reivindicado que el centro de salud Fuentes Norte es “histórico” porque ya desde hace años trabaja con infancia y centros escolares y, sobre todo, en lo relativo a patologías crónicas, dada la población envejecida del barrio.

En cuanto a los resultados, ha apuntado que estas acciones producen una mayor adherencia, ya que las estadísticas a nivel internacional dicen que la mitad de los pacientes no toman bien su medicación o no la toman, así que toda adhesión al tratamiento es “beneficio para ellos y beneficio para todos”.

Los nuevos mercados de barrio de Parque Venecia y Arrabal ya están en fase de estudio

El Gobierno de Zaragoza ha aprobado este jueves 26 de julio encargar a Mercazaragoza los estudios para la creación de dos nuevos mercados en Parque Venecia y en la Estación del Norte, en el barrio de Arrabal, de los que confía en licitar “al menos el primero” el próximo otoño.

Estos estudios serán financiados a través de una partida recogida en los presupuestos de este año de 200.000 euros, ha explicado en rueda de prensa el portavoz del Gobierno municipal, Fernando Rivarés.

En ellos deberán contemplarse las actuaciones preparatorias necesarias para la construcción de estos mercados, enmarcados en una resolución aprobada en el pasado debate del estado de la ciudad referente a la creación de un Plan de Mercados Siglo XXI.

Este plan consiste en la construcción de cinco mercados detallistas en distintos barrios de Zaragoza en un periodo de 10 años (en la imagen superior de zaragoza.es, presentación de la campaña de promoción y el logotipo de identificación de los mercados de barrio).

Mercados y superficie comercial

El modelo de los nuevos mercados será similar al de Valdespartera, que cuenta algo más de 20 puestos y su superficie conecta con la de un supermercado.

La financiación de ese mercado se consiguió mediante el pago de la concesión a 20 años por parte de la distribuidora que tiene la concesión de ese supermercado incorporado en una parte del recinto comercial.

La fórmula será la misma para los nuevos cinco mercados proyectados, en donde se pretende instalar unos 20 puestos de venta en cada uno de ellos.

Por otro lado, Rivarés ha asegurado que el proyecto de mercado en la Estación del Norte es compatible con el traslado del mercado ambulante a dicha ubicación, en el caso de que así se produjera.