atención a domicilio

La atención a domicilio aumenta un 25% su presupuesto para tratar de cubrir a 3.500 personas en espera

El Gobierno de Zaragoza en Común (ZeC) ha aprobado el inicio de la contratación del servicio de ayuda a domicilio con un presupuesto de licitación de 36 millones de euros por dos años, prorrogables otros tantos, que supone un aumento del 25 por ciento de la partida económica y permitirá ejecutar dos millones de horas de atención domiciliaria, con las que se espera poder atender a las 3.500 personas en lista de espera para recibir este servicio.

El consejero municipal de Economía y Cultura, Fernando Rivarés, ha explicado que a finales de 2015 no se pudo prorrogar el contrato porque estaba infradotado y se hicieron nuevos pliegos, pero al aprobarse la Ley de contratos públicos del Estado se tuvieron que hacer modificaciones sucesivas hasta esta aprobación.

La vicealcaldesa y consejera municipal de Derecho Sociales, Luisa Broto, ha destacado que “es un placer dar estas noticias porque el Ayuntamiento está comprometido con las personas mayores y más vulnerables”.

Envejecimiento de la población

Broto ha enfatizado que es la licitación más alta y ha defendido este servicio dado el envejecimiento de la población de Zaragoza para permitir que convivan en su entorno próximo el mayor tiempo posible antes de pasar a centros de día o residencias.

Ha contado que este servicio es de carácter preventivo para personas que necesitan un apoyo profesional en su hogar para atender sus necesidades básicas. “Está muy bien valorado y se dota suficientemente”, ha subrayado.

Broto ha avanzado que se subrogará el personal y las cláusulas sociales plantean que como elemento de mejora haya un 10 por ciento de contratación de personas que han sido atendidas en centros municipales de servicios sociales, Zaragoza–Incluye y el Servicio de Igualdad.

Personas vulnerables

En 2017, han generado empleo a 718 personas, en su mayoría mujeres. “Es una profesión muy feminizada”, ha observado Broto, para aportar el dato de que se han atendido a 6.200 personas entre los que se encuentran los dependientes de grado I tras acuerdo con el Gobierno de Aragón.

“Es un trabajo circular que el propio Ayuntamiento a través de esta prestación da salida a través del empleo a personas vulnerables. Es un techo que queremos que se cumpla”.

La ayuda a domicilio se puede solicitar desde los 65 años, pero los servicios sociales priorizan en función de la situación física y la renta de los demandantes. Precisamente, en los pliego se recoge que la familias sepan en qué posición están en la lista de espera, que son unas 3.500 personas pero fluctúa.

En ellas, se incluye las 1.400 personas del grado I de dependencias que es encomienda de gestión del Gobierno de Aragón. “El Ayuntamiento lo acepta porque Zaragoza tiene especial prevalencia de dependientes, la mitad de los 16.000 dependientes están en la capital aragonesa”, ha justificado Broto.

Las mujeres, las mayores usuarias

El perfil del usuario es mayoritariamente femenino, de más de 75 o 80 años que lo solicita por tener algún problema de movilidad. El usuario masculino es más joven y lo demanda porque “por una cuestión cultural no tiene ciertas habilidades domésticas”. También hay parejas de más de 85 o 90 años que necesitan este apoyo para desarrollar su vida cotidiana.

Además, el Ayuntamiento de Zaragoza intentará apoyar la red natural de vecinos y familiares sin suplir la ayuda municipal, como ya se realiza en otras ciudades, entre las que ha citado Madrid o Barcelona.

La vicealcaldesa ha relatado que en la elaboración de los pliegos se ha llevado a cabo un proceso participativo con el Observatorio de la Contratación. Ha apuntado que entre las mejoras del servicio se incluyen pequeños arreglos domésticos como un cambio de enchufe o un cable eléctrico.

Compromiso municipal para aumentar la atencion a domicilio en 6 millones los tres próximos años

Una sorprendente coincidencia entre PP, Ciudadanos y ZeC ha dado luz verde este viernes 1 de junio en el Pleno del Ayuntamiento de Zaragoza a una moción por la que el Consistorio se compromete a incrementar en seis millones de euros en los próximos tres años el presupuesto para atención a domicilio, demandada sobre todo por personas mayores y cuya demanda registra una gran lista de espera.

El PP había presentado una moción para aumentar el presupuesto que el Ayuntamiento destina a atención domiciliaria, al objeto de reducir la lista de espera existente en la demanda de ese servicio, que supera las 4.200 personas.

El grupo municipal de Cs ha manifestado desde el primer momento que asumía el contenido y las propuestas planteadas en la moción popular y que la iba a respaldar.

Críticas al PP

Por su parte, tanto CHA como PSOE han sido muy críticos con el PP, al que han acusado de presentar esa propuesta en el Ayuntamiento mientras el anterior Gobierno de Aragón PP-PAR recortó el presupuesto dedicado a dependencia y atención social y el Ejecutivo estatal del PP ha asumido en 2017 sólo el 21% del presupuesto que le corresponde a Aragón para acción social, cuando debería haber corrido, como mínimo y por determinación legal, con la mitad de la partida.

La concejala del PSOE Lola Campos les ha espetado a los populares que carecen de legitimidad para solicitar mejoras en acción social, cuando sus gobiernos han recortado de forma sistemática las partidas dedicadas a tal fin.

Propuesta sorpresa de ZeC

La sorpresa ha saltado con la intervención de la vicealcaldesa de Derechos Sociaales, Luisa Broto (ZeC). Tras lanzar críticas hacia el PP en parecidos términos a las formuladas por socialistas y aragonesistas y de destacar el “incremento de cinco millones en la partida por parte de ZeC”, ha alabado sin embargo al PP “su deseo de eliminar las listas de espera” y le ha propuesto introducir una enmienda transaccional a su moción.

Broto, “recogiendo el espíritu positivo de su propuesta”, ha sugerido al PP incluir en la moción el compromiso del Ayuntamiento de incrementar en seis millones de euros en los próximos tres años la partida destinada a atención a domicilio, “siempre que esa medida sea posible dentro de las exigencias globales de los presupuestos municipales, y siempre que no implique el recorte de ninguna otra partida de carácter social”.

PSOE y CHA, en contra

El PP ha recogido rápidamente el guante y ha asumido la transaccional, que también ha sido aceptada por Cs.

Mientras tanto, desde la bancada de CHA se lanzaban miradas de escepticismo hacia la vicealcaldesa Broto y el PSOE, por boca de Lola Campos, seguía rechazando la moción popular pese a la inclusión de la propuesta de ZeC, porque a su juicio “adquirir un compromiso a tres años cuando la legislatura acaba dentro de un año es un canto a Cartagena”.

Finalmente, PP, Cs y ZeC han votado a favor de la moción que compromete un aumento del presupuesto municipal para atención a domicilio, mientras PSOE y CHA han votado en contra.

4.200 personas esperan atención a domicilio y 967 teleasistencia, pese al aumento de las prestaciones

Un total de 4.200 personas están a la espera de recibir ayuda a domicilio y otras 967 personas aguardan para contar con el servicio de teleasistencia. Pese al incremento presupuestario municipal para atender estos servicios, las listas de espera se mantienen constantes en los últimos años por un incremento de la demanda, que los responsables municipales atribuyen al aumento de personas que viven solas, sobre todo mayores, y que otras muchas se apuntan en el registro nada más jubilarse, pese a que no necesiten cuidados, por motivos de previsión.

La vicealcaldesa de Derechos Sociales, Luisa Broto, ha subrayado este martes 20 de febrero en la Comisión de Derechos Sociales que no se está produciendo un incremento de población dependiente, sino que la persistencia de las esperas tiene que ver sobre todo “con un efecto llamada generado por la prestación de esos servicios para personas dependientes”.

La responsable municipal ha destacado que el incremento presupuestario para estas prestaciones es de 4,2 millones (1,4 millones de origen municipal y 2,8 millones correspondientes a la encomienda de gestión suscrita con el IASS). “La dotación financiera no lo es todo, pero pone de manifiesto una voluntad política decidida para tender esta demanda social”, ha indicado Broto.

Una demanda que pese al incremento de medios humanos y materiales para atenderla sigue generando una amplia lista de espera. La vicealcaldesa ha precisado que durante el año 2017 se han registrado 7.326 usuarios de atención a domicilio, un servicio en el que están dadas de alta 5.960 personas (algunas con varios miembros atendidos). En total se han producido 1.371 asistencias más que en 2016.

En lo que respecta a teleasistencia, la demandaron 11.340 personas el pasado año (8.997 familias inscritas), lo que representa un incremento de 1.189 personas más.

Listas de espera constantes

En cuanto a listas de espera, Broto ha explicado que su cuantía no se reduce y sigue siendo de 4.200 personas respecto a la asistencia a domicilio, cuando en 2015 la cola era de 4.500 usuarios, mientras la de teleasistencia se cifra en 967 personas, similar igualmente a ejercicios precedentes.

La vicealcaldesa ha precisado que la lista es mucho mayor en asistencia domiciliaria porque la prestación de ese servicio exige de una valoración previa por parte de técnicos especializados, lo que dilata su prestación efectiva, mientras que la teleasistencia se presta de forma automática en cuanto la demanda alguna persona dependiente.

La situación existente “no nos deja contentos”, ha puntualizado la vicealcaldesa, quien ha insistido en la voluntad de su gobierno de reducir el listado. Algo que no se produce, según interpreta Broto, porque la demanda se incrementa por “el efecto llamada ocasionado precisamente por la correcta prestación de estos servicios” y porque “muchas personas en cuanto cumplen 65 años y se jubilan, se inscriben en la solicitud de atención domiciliaria o teleasistencia porque saben que hay cola y por previsión quieren estar apuntadas para ser atendidas cuanto antes, pese a que quizá no necesitan todavía atención”.

En cuanto al tiempo medio de concesión de las ayudas, que ha demandado quien ha formulado la pregunta, el concejal de CHA Carmelo Asensio, la vicealcaldesa se ha excusado y ha dicho que no podía facilitar los datos relativos al tiempo medio de respuesta porque variaba mucho de un barrio a otro.

En este sentido ha precisado que los distritos de Delicias, San José y Las Fuentes, por población y envejecimiento de la misma, registran mayor demanda de atención y por tanto las listas de espera son mayores y la concesión de ayudas se demora más.

Personas solas

El mantenimiento de las listas de espera de atención a domicilio se explica también por el incremento de personas mayores que viven solas y buena parte tienen algún grado de dependencia, una circunstancia sobre la que también ha preguntado el edil aragonesista Carmelo Asensio en relación con las medidas que prevé el equipo de gobierno para afrontar esta realidad.

La vicealcaldesa Broto ha confirmado que en Zaragoza se está produciendo un descenso en el número de hogares y en paralelo un incremento de hogares formados por una sola persona.

La responsable municipal ha insistido en que era una tendencia a nivel mundial y que se está consolidando también en nuestra ciudad, por lo que exige aplicar políticas concretas.

En ese sentido, Broto ha indicado que su gobierno apuesta por las acciones sociales que fomenten “barrios más cercanos, con mayor convivencia entre sus vecinos gracias a la promoción del comercio de proximidad, de los centros de convivencia y en general por constituir una ciudad más amigable”.

También se ha referido al programa experimental “Nos gusta hablar” que se ha puesto en marcha en el centro de mayores de Santa Isabel para fomentar la conversación y el intercambio de pareceres y experiencias.

Asimismo se ha referido al incentivo de proyectos concretos en centros comunitarios para “luchar contra la soledad no sólo a base de juegos de mesa”.

Por su parte, Carmelo Asensio ha sugerido poner el acento en propuestas habitacionales que representen “proyectos de convivencia que eviten los hogares unipersonales con personas mayores”. A este respecto ha destacado el proyecto de viviendas comunitarias emprendido en Las Fuentes y ha abogado por extender acciones de ese tipo en los demás barrios de la ciudad.

Refuerzo de la atención a domicilio y teleasistencia con un millón más

La partida de prestaciones domiciliarias y teleasistencia aumenta un millón de euros (hasta los 18.450.000) en el proyecto de presupuestos elaborado por el gobierno municipal de ZeC. El incremento para la ayuda a domicilio permitirá  la gestión, por primera vez, de personas con dependencia grado 1.

“Es una apuesta política con proyección a ocho años vista y los servicios técnicos apuntan que cada vez hay más personas nonagenarias que necesitan apoyo y las medidas que se apliquen redundarán en futuro de la ciudad”. Así lo ha manifestado la vicealcaldesa y consejera municipal de Derechos Sociales, Luisa Broto, que este martes 14 de noviembre ha presidido la IX reunión del Consejo Sectorial de Acción Social, donde ha informado del aumento del 4 por ciento del presupuesto de 2018 en el ámbito de la acción social para llegar a los 104 millones, que “es el mayor de la historia”.

La vicealcaldesa ha destacado también el impulso que se le tiene previsto imprimir a la teleasistencia porque “es uno de los servicios mejor valorados por la ciudadanía con necesidades de apoyo”.

Ayudas urgentes

Por lo que respecta a las ayudas de urgente necesidad “son una apuesta programática para garantizar la suficiencia económica de las familias”, ha indicado Broto. En 2018 se llega a 9,4 millones tras un aumento de 400.000 euros, una cantidad establecida tras las proyecciones efectuadas por los técnicos de la concejalía de Derechos Sociales, “que incrementaremos o reduciremos en función de la demanda”.

No obstante, Broto ha expresado su convicción de que la cifra se ajustará a las solicitudes, puesto que los cálculos se basan sobre todo en una una proyección sobre lo detectado en consumos energéticos, que suelen ofrecer cifras bastante estables.

La vicealcaldesa ha vuelto a insistir en que se aprecia un cambio en la petición de estas ayudas urgentes porque se sufragan para el acceso a becas de comedor y vivienda, pero hay una mayor población que acuden puntualmente a estos servicios lo que revela que “hay trabajadores precarios que no eran usuarios y ahora acuden a solventar determinados picos de necesidad como ayuda a la calefacción ante la llegada del frío o el pago del alquiler o hipoteca”, ha manifestado.

El Plan de lucha contra la pobreza infantil contiene 150 medidas y además hay una apuesta por abrir una ludoteca en el barrio de Delicias al ser una demanda histórica.

También se continuará con la convocatoria anticipada de subvenciones, como el año pasado, para resolverla antes del verano. El objetivo es que se establezca como norma esa periodicidad y así las entidades tendrán a la mayor celeridad la convocatoria para gestionar sin problemas. Para ello “no es necesario que esté aprobado el presupuesto”, ha recordado Broto.

Reforma del albergue

Broto ha contado que se hará un plan de equipamientos hasta 2019 y 2020 que contempla la reforma integral del albergue municipal. Dentro de esta actuación, en los próximos días se va a iniciar la instalación un mecanismo de silla ‘salvaescaleras’ para que personas con movilidad reducida puedan acceder a ciertas estancias de este centro a las que ahora no pueden llegar. El presupuesto es de 8.000 euros y está previsto que esté instalada la primera semana de enero.

Respecto al proyecto global de reforma del albergue Broto ha informado de que “está cerrado y se trabaja en la estrategia de personas sin hogar que viven en la calle con sus animales”, para apuntar que habrá habitaciones individuales atendiendo demandas habitacionales del siglo XXI.

La previsión es compatibilizar las obras con el funcionamiento del centro para no dejar sin servicio a las/os numerosas/os usuarias/os que lo frecuentan. Broto ha insistido en que “debemos dignificar este espacio que en su día fue pionero, pero que se ha quedado desfasado”.

Otros proyecto del presupuesto es la reforma para mejorar la atención a los usuarios de los Centros Municipales de Servicios Sociales (CMSS) de Delicias, San José, Arrabal, Magdalena y Torrero, además de acometer la climatización de la Casa Amparo, con 400.000 euros.