atención primaria

Los médicos piden seguridad tras el apuñalamiento por un paciente en el centro de salud Univérsitas

Los sindicatos médicos y la organización colegial han reclamado hoy personal de seguridad en todos los centros de salud con motivo de la agresión con arma blanca que ha sufrido un facultativo en el Centro de Salud Univérsitas por parte de un paciente de 84 años.

Este episodio, ocurrido a las 8.30 de la mañana, “indica, una vez más, que no se están poniendo todas las medidas de seguridad, tanto para los facultativos como para los pacientes”, ha manifestado el presidente del sindicato de Médicos de Atención Primaria en Aragón, Leandro Catalán.

Lo ha dicho antes de concentrarse en ese centro con el lema “Stop Agresiones” y que ha contado con la presencia de profesionales, representantes institucionales y pacientes del Servicio de Salud y que se ha llevado a cabo de manera simultánea en todos los centros de Aragón, han informado fuentes del colectivo en una nota de prensa (en la imagen superior, concentración en el centro de salud Univéristas, donde ha ocurrido la agresión).

Según Catalán, si en los centros se contara con personal de seguridad como ocurre en los hospitales “se podía haber evitado este episodio o, si no, está claro que hubiera habido una mayor reticencia”.

“Ocurre lo mismo en los centros de Atención Primaria en el medio rural, donde los profesionales tienen que desplazarse en solitario a las casas para atender a los pacientes, y en los propios centros, donde médico y enfermero también están solos”, ha denunciado.

Riesgos

Los Médicos de Atención Primaria subrayan la importancia de utilizar los protocolos existentes para “notificar situaciones posibles de riesgo” en su trabajo diario, una vez comprobado que los datos de denuncias de agresiones a profesionales sanitarios se encuentran “por debajo de la realidad”.

Este sindicato recuerda que otra profesional del mismo centro ya fue objeto de otra agresión durante una visita a domicilio el pasado mes de junio.

Desde el Colegio de Médicos de Zaragoza expresan su apoyo al médico agredido y su familia y reclaman el reproche de toda la sociedad a este tipo de agresiones, hace un llamamiento a la necesidad de adquirir conciencia sobre la gravedad de este problema piden asimismo a la administración las medidas necesarias para garantizar la seguridad de los profesionales sanitarios.

Desde UGT denuncia que esta agresión se suma al incremento de ataques, tanto verbales como físicos, a la plantilla del sistema aragonés de Salud y lamentan que en esta Comunidad aún no esté en servicio una herramienta informática conectada con la Policía Nacional porque no se ha gestionado con la agilidad precisa y tampoco tiene constancia de la dotación económica necesaria para su desarrollo.

La DGA contratará a 37 médicos de familia y aumentarán las consultas

La consejera de Sanidad del Gobierno de Aragón, Pilar Ventura, ha anunciado este jueves 13 de diciembre la gestión de 37 nuevos contratos por parte de la DGA para incrementar las plantillas en los centros con más usuarios y reducir el número de cartillas sanitarias de los médicos de atención primaria para que no superen las 1.600 y la posibilidad de que los profesionales del sector puedan realizar hasta 150 horas más al año de forma voluntaria.

Ventura se reunirá el próximo martes con los sindicatos de atención primaria para abordar los problemas del colectivo que, ha vuelto a reiterar, tienen “menos presión asistencial” que en otras Comunidades donde han comenzado las movilizaciones y transmitirles la propuesta del incremento de horas voluntarias que este jueves ha explicado el gerente del Servicio Aragonés de Salud, Javier Marión, con motivo de la presentación de la Unidad de Farmacia de Pacientes Externos del Hospital Miguel Servet.

Según la consejera la media de tarjetas sanitarias de los médicos aragoneses es de 1.164, por debajo de la media estatal, que se sitúa en 1.367 y solo el 12 % de los facultativos en Aragón supera las 1.600 tarjetas sanitarias asignadas.

Además de la ampliación de los 37 nuevos contratos, que se suman a otros 37 en médicos de familia y de atención primaria, se va a incorporar el reconocimiento del complemento específico B para que, en periodos temporales concretos y con carácter de voluntariedad, los profesionales puedan hacer sesiones adicionales, en el turno que habitualmente no realicen (los de turnos de mañana en jornadas de tarde y a la inversa, hasta un máximo de 150 horas anuales).

Mejorar la atención a la ciudadanía

Estas jornadas adicionales se utilizarían para la consulta de los casos programados más complejos y que requieran una mayor dedicación como polimedicados, enfermos crónicos complejos, consultas monográficas, cirugía menor ambulatoria.

El coste de un complemento específico B completo (150 horas) es de 10.279 euros al año.

También se van a poner en funcionamiento dos grupos de trabajo específicos, con el objeto de optimizar los recursos sanitarios existentes en los centros de salud.

El primero tiene como objetivo analizar las cargas de trabajo de los profesionales médicos, su distribución temporal y los mecanismos de cobertura de sustituciones y descansos y el segundo está destinado a analizar el reparto de funciones entre los profesionales de las diferentes categorías existentes en los centros de salud, con la finalidad de mejorar la distribución de las cargas de trabajo, tanto sanitarias como no sanitarias.

Estas medidas van encaminadas a disminuir la presión asistencial de los profesionales, lo que redundará, ha dicho Marión, en una mayor satisfacción con el trabajo que realizan y supondrá una mejor atención a la ciudadanía.

Los médicos amenazan con huelga si no se atienden sus reivindicaciones

Los sindicatos médicos no descartan medidas de convocatoria de huelga si la Administración aragonesa no tiene en cuenta las reivindicaciones y se recuperan los derechos perdidos durante la crisis, especialmente económicos.

Así lo han constatado el presidente del Sindicato de Médicos de Atención Primaria, Leandro Catalán, y la secretaria general de CESM Aragón, Mercedes Ortín, durante la presentación XXXII Congreso Aragonés de Atención Primaria que se va a celebrar los próximos 15, 16 y 17 de noviembre en Zaragoza (en la imagen superior, médico de un centro de salud de una localidad de la provincia de Zaragoza atendiendo a un paciente).

Catalán ha denunciado que desde 2007 no se están actualizando los niveles de atención continuada y que los médicos españoles son los peores pagados de Europa, y en el caso de Aragón, ésta es la tercera comunidad por la cola con el precio de la hora de urgencia más barato, y ha apuntado que en el caso de la Atención Primaria el presupuesto “apenas supone el 15 % del total de Sanidad”, el mismo que cuando se recibieron las transferencias en 2001.

“No nos dejan ejercer la vocación de médicos”, ha lamentado Mercedes Ortín quien ha pedido a la Administración que “nos escuche”.

Pacto sobre la sanidad

Los dos responsables sindicales han incidido asimismo en la falta de médicos y de sustituciones lo que obliga a cerrar consultorios como en Sos del Rey Católico, cerrar consultas o triplicar otras.

El problema de la cobertura, según Catalán “se está yendo de las manos” porque además se necesitan mejores contratos y de más larga duración “si queremos que los médicos se queden en Aragón” pero también que se compensen los gastos que asumen los médicos del medio rural.

Es por lo que consideran necesario adecuar el Mapa Sanitario (aprobado en 1986) a la situación actual de la población aragonesa y que tenga en cuenta cuestiones como la dispersión geográfica, el territorio y el envejecimiento, además de un Pacto Sanitario para que la Sanidad “no sea utilizada como herramienta política”.

Mientras que en 2013 la Administración cifraba en un 30 % el número de médicos que se iban a jubilar en el plazo de cinco años, Ortín y Catalán han incidido que ahora se desconoce el número porque “el escenario va cambiando” y no se sabe si ahora las jubilaciones son “a los 65, 67 o 70” años.

Consultas saturadas

Piden asimismo que se limiten los actos de la agenda de los médicos del sector a veinticinco pacientes de demanda, más dos concertados y cinco no presenciales porque actualmente son abiertas y pueden implicar hasta 45 atenciones con el consiguiente retraso en las citas.

De las dos mil tarjetas por médico de familia, reclaman que se reduzcan a 1.100-1.300 para pediatría y 1.500 atención primaria, lo que contribuiría a crear más trabajo.

“Fuimos los principales sufridores de la crisis, superamos el 10 % de recortes y las pagas extraordinarias no se están percibiendo” ha lamentado el presidente del sindicato de Médicos de Atención Primaria quien reclama esa recuperación de derechos y no descarta acaban en una convocatoria de huelga si la administración no se sienta a negociar con el colectivo sanitario.

Ecógrafos para 14 centros de salud de la ciudad

El Departamento de Sanidad del Gobierno de Aragón ha adquirido 32 ecógrafos para ubicarlos en distintos centros de salud, con el fin de impulsar estas técnicas en este nivel asistencial, dentro del denominado programa de ecografía en Atención Primaria. Los aparatos se implantarán en 14 centros de salud de Zaragoza y el resto irán a otras poblaciones aragonesas.

El objetivo es incrementar la capacidad resolutiva en estas consultas y capacitar a los médicos de familia en el uso de esta tecnología ya que va acompañado por un plan de formación, ha informado el Ejecutivo autonómico en una nota de prensa. El importe de esta adquisición asciende a 510.000 euros.

La ecografía en Atención Primaria se configura como una herramienta de ayuda al diagnóstico, con la que se pueden descartar patologías “y evitar derivaciones innecesarias y, si se detectan alteraciones, se optimiza la derivación y orienta hacia la técnica que más ayudará a establecer el diagnóstico definitivo”, han apuntado las citadas fuentes.

Son portátiles

Además, por sus características portátiles, se puede llevar hasta aquellos pacientes inmovilizados o con dificultades de desplazamiento.

Los centros a los que se destinarán los ecógrafos son Picarral, Parque Goya, Actur Oeste, Actur Sur, Arrabal y La Jota –del sector sanitario Zaragoza I–; San José Norte-Centro, Valdespartera y Venecia –del sector Zaragoza II–; y Valdefierro, Cariñena, Delicias Sur, Univérsitas y Miralbueno –del sector Zaragoza III–.

Asimismo, en los centros de salud de Alcañiz, Andorra, Caspe e Híjar, en el sector de Alcañiz; en Calatayud Sur y Morata de Jalón; en el sector de Calatayud; Graus, Monzón Urbano-Rural, Binéfar-Tamarite, Aínsa-Lafortunada y Fraga, del sector de Barbastro; Berdún, Pirineos, Sabiñánigo y Biescas, del sector de Huesca, y Mora de Rubielos, Mosqueruela y Sarrión, del sector de Teruel.

Formación de profesionales

Los equipos de Atención Primaria interesados en incorporar la técnica hicieron una solicitud a la dirección general de Asistencia Sanitaria del Gobierno de Aragón para recibir tanto el aparato, como la formación.

Las sesiones teóricas se están impartiendo en diciembre y, después, se realizarán las sesiones prácticas individuales con un tutor en la propia consulta.

Este es un primer paso en la implantación de este programa en el que 47 equipos de Atención Primaria se han mostrado interesados y 112 profesionales recibirán la formación ya que el Servicio Aragonés de Salud (Salud) tiene previsto continuar con la extensión de este plan a otros centros de salud de la Comunidad, han precisado desde el Ejecutivo.

En este sentido, han subrayado que el Salud está llevando a cabo una renovación de los equipos de alta y media tecnología. Entre otros, ya se ha tramitado la compra de dos aceleradores, un PEC-TAC y una Gamacamara –ya adjudicados y pendientes de instalar–, diez mamógrafos, diez ecógrafos de alta gama, los 32 ecógrafos citados, 25 mesas de anestesia y 30 respiradores para Unidades de Cuidados Intensivos.