autobuses

Cubero prevé municipalizar los servicios de autobús y de limpieza en la próxima legislatura

El consejero municipal de Servicios Públicos, Alberto Cubero, ha destacado que si gobierno en los próximos cuatro años pondrá encima de la mesa la municipalización de la contrata de autobuses y de limpieza, que terminan contrato en la próxima corporación.

Durante un balance de su área, Cubero ha asegurado que “evidentemente” si plantea la municipalización de esos servicios públicos buscará “consenso político”. “La pregunta es si estamos dispuestos a ese consenso político y nos ponemos a trabajar en esa idea”, ha sostenido.

Según Cubero, Zaragoza es la única gran ciudad que tiene el servicio de transporte urbano en manos privadas. “Luego la gente ve que los autobuses se incendian en verano, ve cómo están los asientos y las luces del freno. Todo eso es porque lo está gestionando una empresa privada, que no mira por la calidad del servicio”.

Cubero considera que la próxima corporación que llegue al Consistorio debería abordar este debate y que aceptará el tipo de servicio público que se decida por una mayoría política.

Balance positivo

El edil de Servicios Públicos y Personal ha destacado que el balance de su gestión es “muy positivo” ya que “se ha logrado demostrar” que había otra forma de hacer política en la gestión de los servicios públicos.

Además, Cubero ha asegurado que no cambiaría nada de su gestión este mandato, aunque ha afirmado que no esperaba tantos “palos en las ruedas”. El edil ha asegurado que cree que su único error ha sido el de ser “demasiado ingenuos” con los enemigos.

Tras criticar la “estrategia de bloqueo” por parte del PSOE, Cubero ha subrayado que no se ha limitado a este ámbito, sino que se ha extendido a otros asuntos como se ve en los presupuestos de este año.

La campaña “No es No” se activa en en Nochevieja y habrá puntos seguros en varios espacios festivos

El Ayuntamiento de Zaragoza aplicará por primera vez en Nochevieja la campaña “No es no” contra las agresiones sexistas. Dando continuidad a la iniciativa de las últimas Fiestas del Pilar, se van a instalar puntos seguros en los cotillones de la Sala Multiusos del Auditorio, discoteca Supernova, Parque del Agua (Espacio Ebro y Pabellón de Ceremonias) y en la plaza del Pilar, donde, como cada año, miles de personas despedirán el año.

Estos puntos seguros, que estarán identificados de forma visible con los mensajes de la campaña No es no, aprovecharán la infraestructura existente de Cruz Roja y otras entidades sanitarias, cuyo personal atenderá a cualquier persona que acuda en búsqueda de auxilio o protección ante una agresión sexista u homófoba, acoso o cualquier situación que le genere temor o inseguridad. 

Carteles informativos

Además, la campaña estará también presente en una decena de locales y espacios que celebran fiestas de fin de año, aparte de los ya mencionados. Serán el Centro Las Armas, Teatro de las Esquinas, Supernova, Sala López, Torreluna, Canterbury Tavern, Parros, Tony Wilson, Sala Oasis e Interpeñas.

Todo el personal del establecimiento conocerá el Protocolo de actuación ante agresiones sexistas, para saber cómo actuar ante una situación de este tipo.

El local contará además con vinilos adhesivos, distribuidos por el Servicio municipal de Igualdad, con el lema “No es no”. Algunos de los vinilos se dirigen a la víctima, con el mensaje “Ante cualquier comportamiento sexista, no estás sola. El personal de este local te puede ayudar”; y otros con mensajes hacia el conjunto de la clientela: “No te calles. No lo permitas. No participes. Presta ayuda. El personal de este local te puede ayudar”.

Desde el Servicio se recuerda que todos los establecimientos de ocio zaragozanos pueden seguir sumándose a esta campaña solicitando su adhesión al Protocolo de actuación ante agresiones sexistas en espacios de ocio (www.zaragoza.es/mujer) para hacer de Zaragoza una ciudad libre de agresiones sexistas durante todo el año.

Cotillón en la plaza del Pilar

Un año más, el Ayuntamiento de Zaragoza organiza un gran cotillón en la plaza del Pilar para despedir 2018 y dar la bienvenida al nuevo año.

En la fiesta, que comenzará a las 23.00 horas, se repartirán 3.000 bolsitas de cotillón que incluyen las 12 uvas de la suerte. A esa misma hora, comenzará la actuación de la Orquesta Nueva Boston que amenizará la fiesta hasta las dos de la madrugada aproximadamente.

El reloj de la fachada del Ayuntamiento dará la bienvenida al Nuevo Año 2019 con las doce campanadas, que serán retransmitidas por Aragón TV.

Al finalizar las campanadas, tendrá lugar el encendido del cartel de Bienvenida al año 2019 en el balcón del Ayuntamiento y también se lanzarán fuegos artificiales.

Refuerzo de autobuses

La noche del 31 al 1 se va a reforzar el servicio de tranvía y el de autobuses. Concretamente, el servicio de búho será doble a partir de la 1 de la madrugada y hasta el inicio de los servicios del día de Año Nuevo, a las 7.30 horas.

En Año Nuevo, el servicio de autobuses comenzará a las 7.30 horas y a partir de esa hora las salidas de terminal se realizarán según el horario previsto para festivos.

Por su parte, el tranvía efectuará sus últimas salidas del día 31 a las 21.05 horas y reanudará su servicio a las 00.15 horas hasta las 02.15 horas del 1 de enero, con intervalos de paso de 12 minutos.

Más de 20 buses para conectar Valdespartera y Centro en Fiestas

Los autobuses destinados a conectar el Parking Norte con el centro de Zaragoza durante las Fiestas del Pilar de 2017 se derivarán este año a la línea V1 entre la Puerta del Carmen y el Ferial de Valdespartera, que sumará en total veintiún vehículos.

El servicio de autobuses se podrá adaptar a las necesidades de movilidad de manera flexible durante las Fiestas del Pilar, en función de los espacios que atraigan más público de manera puntual, informan fuentes municipales en una nota de prensa.

Durante las fiestas del Pilar de este año, que comenzarán el próximo día 6, se contará en la calle con el 100 % de la flota de buses operativos y debido a que solo habrá un único recinto ferial, en Valdespartera, y por tanto una mayor afluencia de público, la dotación de autobuses para dar servicio a este barrio pasará de los nueve de la pasada edición a los 21 que tendrá a su disposición este año.

Traslado de la parada

La V1, recuerdan dichas fuentes, se planificó para dar servicio a los desplazamientos hacia y desde el Ferial.

Debido a la espera que tendrán que hacer los autobuses en la terminal, se ha optado por trasladar la parada desde la calle 7 Samuráis hasta Un Americano en París, con el fin de evitar colapsos y facilitar el tráfico rodado.

Las frecuencias de paso de los autobuses en horario de máxima afluencia serán de apenas 2-3 minutos.

Esta línea prestará servicio del 5 al 13 de octubre así como los días 19 y 20 de octubre. También se prevén refuerzos en el tranvía.

Má información en este enlace de la web municipal

La oposición impone la compra directa de buses eléctricos pese a las dudas sobre su legalidad

El Pleno del Ayuntamiento de Zaragoza ha aprobado con el apoyo de todos los grupos y el voto en contra de ZeC destinar a la compra de autobuses eléctricos 2,4 millones de euros de los 8,6 millones del remanente de tesorería, a los que el equipo de gobierno quería dedicar a obras menores por toda la ciudad. Informes de varios departamentos técnicos municipales han puesto en duda que la Corporación pueda adquirir directamente los vehículos, debido a que el servicio se rige por una contrata con una empresa privada que ha de ser la encargada de comprar y regular la flota.

El consejero municipal de Economía y Cultura, Fernando Rivarés, ha argumentado su oposición a que se compren autobuses porque hay un informe de Intervención que “manifiesta las dificultades que eso tiene y el pliego dice que es obligación de la contrata comprar sus autobuses”.

Ha añadido que hay otro informe de movilidad que indica que “no parece por tanto viable su tramitación administrativa y en el caso de que hubiera posibilidad, y como la vigencia de la contrata vence en 2023, hasta entonces los autobuses estarían parados”.

“No se puede ejecutar, y votar a favor es hurtar 2,4 millones a la ciudadanía, que se podrían dedicar a cosas muy importantes, porque de lo contrario, si se dedican a comprar autobuses, la oposición en una actitud hipócrita luego dirá que no se ejecutan porque no es viable”, ha esgrimido Rivarés.

Diversas interpretaciones

La concejal del grupo municipal de CHA, Leticia Crespo, ha respondido al consejero municipal que hay informes de Intervención que evidencian dificultades por los plazos, “pero no imposibilita jurídicamente la compra de autobuses”.

La portavoz del grupo municipal de Cs, Sara Fernández, ha dicho en coincidencia con CHA que el informe del Interventor señala que “no se impide hacer modificaciones crédito por destinar ese dinero del remanente a la compra de autobuses”.

El concejal del grupo municipal del PSOE, Javier Trívez, ha recordado que esta cuantía es una parte de los 8,6 millones de euros de remanente de tesorería que provienen “de dejar de invertir 20 millones de euros”. “Es el resultado del fracaso en la ejecución del presupuesto y no de una exitosa gestión”, ha precisado para pedir salvar este dinero por responsabilidad.

El portavoz del grupo municipal del PP, Jorge Azcón, ha dicho que este expediente tiene una parte técnica y otra política, que es la “más importante” y “la realidad es que ZEC cree que, desde su minoría, tiene que tener la razón siempre, aunque la mayoría diga que el remanente se tiene que destinar a otra cosa, como al transporte eléctrico”.

Buena gestión económica

Rivarés ha contestado al PSOE que el remanente de tesorería de casi nueve millones de euros es “gracias a la buena gestión del equipo de economía”.

Ha aclarado que el contrato del autobús se puede cambiar en caso de aumento demográfico, desarrollo urbano de la ciudad y por incremento de las frecuencias debido a exposiciones y eventos, pero “lo que ustedes proponen no se puede hacer”, ha sentenciado.

Finalmente, ha recordado que se han comprado 32 autobuses eléctricos –con el capítulo 2 del presupuesto– sin el apoyo de la oposición y hay tres en pruebas para, de esta forma, dejar constancia de la apuesta de ZeC por la movilidad eléctrica.

Los trabajadores del bus urbano vuelven a parar desde este sábado

Los trabajadores del autobús urbano vuelven a la huelga a partir del mediodía de este sábado, después de la ruptura de negociaciones con la dirección de Avanza, empresa concesionaria del servicio, y de que la plantilla aprobara en referéndum, por escaso margen, la movilización convocada por el comité de empresa.

La votación sobre la nueva rebelión laboral en el conflictivo servicio de autobús urbano tuvo lugar a lo largo de todo el viernes. Según los datos facilitados por el comité de empresa, al referéndum estaban llamados 1.123 trabajadores, de los que votaron 623. De ellos, 330 apoyaron la huelga, mientras 280 se mostraron contrarios. Hubo además 11 votos en blanco y 2 nulos (en la foto superior de Sattra, un trabajador de Avanza vota en el referéndum de este viernes).

Esos 50 votos de margen favorables a la movilización significa que a partir de este fin de semana (21 y 22 de abril) y los dos siguientes (28 y 29 de abril y 5 y 6 de mayo), los trabajadores del bus urbano realizarán paros parciales entre las 13:00 y las 16:00 horas.

Resultados del referéndum. Foto: Sattra

Servicios mínimos

El Ayuntamiento ha decretado unos servicios mínimos del 50% para los sábados y del 36% para los domingos, porcentajes que el comité de empresa considera “abusivos”.

Los representantes sindicales acusan al equipo de gobierno municipal de ZeC de “impedir el derecho a la huelga” y comparan estos servicios mínimos con los de la huelga de mujeres del 8 de marzo, en que se establecieron en un 30%, “cuando aquella era una fecha laborable y los paros actuales se convocan en días festivos, donde hay un menor uso del autobús”, sostienen los sindicatos.

No obstante, la reducción de flota habitual de los fines de semana sumada a los recortes por los paros, implicará que en esas horas de 13:00 a 16:00 circulen muy pocos buses urbanos por la ciudad y las esperas en las paradas se alarguen de forma sustancial.

Quizá en la decisión de los gobernantes municipales sobre los servicios mínimos ha pesado el eco todavía presente de la dura huelga de 2015-2016, la más larga del transporte público zaragozano, y las negativas consecuencias que tuvo para la movilidad en la ciudad.

Diferencias entre empresa y trabajadores

Probablemente los rescoldos de aquella movilización ha llevado también a los sindicalistas a plantear inicialmente en esta ocasión unos paros más simbólicos que efectivos en cuanto a repercusiones para los viajeros, al convocarse en fin de semana y en horas de menor uso del transporte público.

La evolución de la movilización podría alterarse no obstante en función de cómo vayan las negociaciones entre empresa y trabajadores sobre las discrepancias que han ocasionado el enésimo conflicto en el bus urbano zaragozano.

Comité y gerencia de Avanza mantienen diferencias sobre la aplicación de los cuadros de marcha, con los correspondientes turnos de trabajo y descansos para conductores y demás empleados de la empresa. Además, los trabajadores continúan reclamando el establecimiento de aseos en los finales de línea y otras medidas contempladas en los acuerdos que pusieron fin a la pasada huelga.

Por su parte, la dirección de la empresa sostiene que está cumpliendo con lo establecido en el convenio colectivo y con los acuerdos del pasado año sobre determinados aspectos del funcionamiento laboral en Avanza Zaragoza.

Incorporados 32 nuevos autobuses híbridos en las líneas 38, 39 y Ci2

La flota del transporte público urbano de Zaragoza ha incorporado hoy 32 nuevos autobuses híbridos, por lo que pasan de 10 a 42, el 15 por ciento del total, y que supone que ya la totalidad de los vehículos cuentan con rampas y son accesibles para las personas con movilidad reducida. Inicialmente, estos nuevos autobuses híbridos se destinarán a las líneas 38, 39 y Ci2.

En la presentación de estos nuevos vehículos, el alcalde de la ciudad, Pedro Santisteve, se ha congratulado de la “buena sintonía” con la empresa concesionaria (Avanza) y de que ya no se contrata ningún diesel desde el año pasado.

Asimismo, ha dicho que esta incorporación supone una inversión de más de 30 millones de euros que no estaba prevista en el vigente pliego de condiciones, elaborado la legislatura anterior.

Además, la edad media de los autobuses en circulación se reduce desde casi 10 años hasta los 8,7.

Ha recordado también que esta primavera van a llegar a Zaragoza dos autobuses eléctricos en prueba para ver qué modelo será más adecuado y más fácil de implementar en la ciudad.

Ventaja medioambiental

Por su parte, el director de Avanza Zaragoza, Juan Abel Arias, ha indicado que con estos nuevos híbridos se convierte en una de las compañías con más vehículos de este tipo en su flota.

Ha destacado la ventaja medioambiental de estos nuevos buses presentados este lunes en la Expo (foto superior de zaragoza.es), que reducirán las emisiones de CO2 en unas 1.900 toneladas al año, lo que equivale a mil árboles.

Del mismo modo, también se verán beneficiados los usuarios con la reducción del ruido, la mayor suavidad en las arrancadas y frenadas, más confort, amplitud y luminosidad y hasta cuatro puertos USB para aquellos que quieran cargar sus teléfonos móviles.

Este modelo, el Volvo 7900 Hybrid, también presenta ventajas para los conductores, que han asistido a cursos de capacitación para obtener el máximo rendimiento de esta tecnología, ha explicado.

Ahorro de combustible

Otros aspectos de este autobús que contribuyen a su eficacia y eficiencia son la estructura de la carrocería y del techo, que son de aluminio, que al pesar menos implica también un ahorro de combustible.

Además, los sistemas auxiliares (puertas, aire acondicionado, dirección asistida, frenos) son accionados eléctricamente, con el consiguiente ahorro de combustible, e incluye dos conjuntos de batería para aumentar el tiempo de actividad y su vida útil, uno de ellos exclusivamente para el arranque del motor y asegurar una batería totalmente cargada en todo momento y el otro para los demás sistemas eléctricos.

En el acto, celebrado en el recinto Expo junto al Palacio de Congresos, han hecho acto de presencia varios manifestantes que exigían la readmisión de una compañera y, por otro lado, mostraban su rechazo a la línea 2 del tranvía.

Donados seis autobuses fuera de uso a la ciudad de La Habana

El Ayuntamiento de Zaragoza ha donado 6 autobuses urbanos en buen estado de funcionamiento pero fuera de uso al tener 16 años al Poder Popular de la Habana y al Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos, ambos en la capital de Cuba.

Según ha informado el Consistorio en una nota de prensa, estos vehículos se encuentran en buen estado de funcionamiento pero, en cumplimiento del pliego de condiciones del contrato de transporte público, ya no pueden prestar servicio en la ciudad al haber cumplido 16 años.

Esta donación ha contado con la intermediación de la ONG Casal de Amigos de Cuba de Lleida y todos los gastos correspondientes a trámites, transporte o aduanas correrán a cargo del destinatario, de modo que la donación no supone ningún gasto al consistorio, han concretado fuentes municipales.

Cooperación

Los autobuses están siendo trasladados por carretera en camiones góndola a Bilbao, donde serán embarcados con destino La Habana.

Según informan las mismas fuentes, con esta donación se materializa la voluntad del Gobierno de Zaragoza de cooperar con otros pueblos, que pueden alargar la vida de estos autobuses y ver satisfechas su necesidades de transporte de viajeros.

Además, en este momento se está tramitando por parte de los servicios municipales la donación de un séptimo autobús adaptado para personas con movilidad reducida en las mismas condiciones y se han iniciado contactos para proceder a la donación de autobuses a los campamentos saharauis.

En mayo funcionarán dos buses urbanos totalmente eléctricos

El próximo mes de mayo comenzarán las pruebas con autobuses urbanos eléctricos en dos líneas de la red para transformarlas en el futuro en recorridos atendidos en exclusiva por vehículos movidos mediante tracción eléctrica. Se van a probar dos vehículos con tecnologías diferentes, cuya recarga se realizará en las cocheras de la empresa Avanza, concesionaria del transporte público en la ciudad. El anuncio se ha efectuado durante la presentación este jueves 18 de enero del diagnóstico del Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS), que se pretende tener aprobado antes de verano.

La concejala de Movilidad y Medio Ambiente, Teresa Artigas, ha explicado que en la actualidad existen tres tipos de tecnologías para autobuses urbanos eléctricos. Dos de ellas, ya ensayadas en otras ciudades españolas y de otras partes del mundo, contemplan la recarga de los vehículos en las cocheras, de forma que los buses puedan completar todos los recorridos de la jornada sin necesidad de volver a llenar sus baterías.

La tercera tecnología se aplica en vehículos que recargan a final de línea, donde se implantan puntos de acumulación de energía de alta potencia, que implantan en pocos minutos la carga necesaria para cubrir el recorrido de la línea, hasta el punto de recarga en el otro extremo.

El Ayuntamiento de Zaragoza junto con la empresa Avanza han alcanzado un compromiso para poner en marcha a partir de mayo y a modo de prueba dos buses eléctricos en dos líneas todavía por determinar y cada uno de ellos con tecnología diferente, concretando así el anuncio efectuado ya el mes de noviembre del pasado año.

Funcionarán como el resto de buses

Los vehículos funcionarán como el resto de autobuses de las líneas en las que se integren, transportarán usuarios y se recargarán en las cocheras de Avanza, donde se prevé instalar paneles solares para que la energía que dote a los buses urbanos sea de origen renovable, no contaminante.

Los dos modelos elegidos para llevar a cabo esta prueba son un autobús de carga nocturna Irizar de 12 metros, algunos de los cuales circulan ya por Madrid, y un híbrido plus escalable a eléctrico Vectia también de 12 metros. Se analizarán durante varios meses y si la prueba resulta satisfactoria, se incorporarán a la flota.

Respecto a la tecnología con recarga en finales de línea, que ya se está ensayando en ciudades como San Sebastián o Valladolid, Teresa Artigas ha precisado que necesita de estudios técnicos más complejos. Las previsiones municipales apuntan a que a lo largo de este año se desarrolle el proyecto.

Líneas totalmente eléctricas

En cuanto a las tecnologías de recarga en cocheras, que ya se aplican en determinadas líneas de buses urbanos de ciudades como Madrid (foto superior) o Barcelona, la concejala ha explicado que las experiencias en otras ciudades no pueden ser trasladadas para su aplicación inmediata a Zaragoza, porque se requiere experimentar sobre el terreno, evaluando las características propias de la línea (desniveles, semáforos, densidad de tráfico, etc.), además del nivel de ocupación de los vehículos.

Tras los ensayos con buses eléctricos a partir de mayo, cabría la posibilidad de que dentro de este año pueda incorporarse alguna línea totalmente eléctrica, aunque Artigas no ha querido adelantar previsiones temporales, más allá del deseo del equipo de gobierno municipal de ZeC de ponerlas en marcha cuanto antes.

Las acciones de electrificación de líneas podrían ir acompañadas de una reordenación de la red de autobuses urbanos, dentro de lo contemplado en el PMUS, que podría incorporar la habilitación de corredores de alta capacidad para el transporte público en vías principales, así como modificaciones en vías secundarias, donde el exceso de paradas de bus, con corta distancia entre unas y otras, resta eficiencia al servicio de bus urbano y disminuye la velocidad comercial, según ha explicado el técnico municipal de Movilidad Josan Chanca.

Llegan a la flota de buses urbanos otros cuatro vehículos híbridos

Los primeros cuatro nuevos híbridos de la remesa de 32 unidades que se encargó el pasado mes de julio han llegado a las cocheras del autobús urbano de Zaragoza. Son unidades de la gama de autobuses Volvo 7900, iguales que los diez que ahora mismo circulan por Zaragoza.

Los nuevos buses comenzarán a circular por la ciudad cuando la empresa Avanza termine de realizar las últimas adaptaciones e instale el vinilado y las máquinas de validación.

Con estos nuevos vehículos se puede llegar a reducir hasta un 39 por ciento las emisiones contaminantes de CO2 y en un 50 por ciento el lanzamiento de partículas peligrosas a la atmósfera.

Silencio

La tecnología híbrida de los vehículos y sus nuevas funciones eléctricas contribuyen a crear una experiencia más silenciosa y cómoda a bordo, según ha informado el Ayuntamiento de Zaragoza en una nota de prensa.

Cada vez que el autobús llega a la parada, el motor diésel se apaga. Sin ruidos del motor a ralentí, sin emisiones. Las puertas eléctricas se abren en silencio para que los pasajeros suban.

El autobús arranca en modo eléctrico, en silencio hasta los 20 km/h, antes de que vuelva a activarse el motor diésel. El sistema de climatización, los frenos y otros sistemas auxiliares se accionan eléctricamente, por lo que se reduce el ruido durante el trayecto.

Renovación de la flota

Además, este diseño incluye un espacio más ergonómico para los conductores y un nuevo salpicadero ajustable con controles más fáciles que reducen las distracciones durante el trayecto.

El pasado 7 de julio de 2017 se aprobó en gobierno la compra extraordinaria de flota de bus, pasando de 62 millones de euros de inversión a 92 a lo largo de la vida de la contrata. De esta manera, se ha pasado de comprar un total de 191 buses a 253, de manera que la flota total se va a rejuvenecer considerablemente.

Los últimos buses con motor gasoil se compraron en 2016. A partir de ahora, todos van a ser como mínimo híbridos, si no eléctricos.

Por otra parte, el Ayuntamiento y la concesionaria también han acordado elaborar un proyecto para implantar una primera línea de autobús totalmente electrificada, con sistemas de carga rápida en las terminales mediante pantógrafos. Este proyecto también está previsto que esté redactado y listo para comenzar a ejecutarse a lo largo del próximo año.

Los primeros autobuses urbanos eléctricos circularán en 2018

El Ayuntamiento de Zaragoza y la empresa concesionaria del autobús urbano, Avanza, han acordado la entrada en funcionamiento de los dos primeros autobuses eléctricos que prestarán servicio en la ciudad en el año 2018.

Estos dos vehículos se incorporarán en el primer semestre del año próximo y permanecerán durante seis meses en fase de pruebas para después incorporarse a la flota si dicha prueba resulta satisfactoria, ha informado el ayuntamiento.

Durante esta fase de pruebas, los autobuses se integrarán en dos líneas por determinar y serán utilizados por viajeros con las mismas condiciones que el resto.

Los dos modelos elegidos para llevar a cabo esta prueba son un autobús de carga nocturna Irizar de 12 metros, algunos de los cuales circulan ya por Madrid, y un híbrido plus escalable a eléctrico Vectia también de 12 metros, si bien no se descarta, en virtud de este acuerdo, que pueda incorporarse algún vehículo más en las mismas condiciones.

El rendimiento de cada uno de ellos será evaluado por los servicios municipales y tenido en cuenta en la renovación de flota de próximos ejercicios, que como ya acordó el Gobierno de Zaragoza el pasado mes de julio, se hará hasta el final de la concesión siempre con vehículos híbridos o eléctricos.

Línea eléctrica

El Ayuntamiento y la concesionaria también ha acordado elaborar un proyecto para implantar una primera línea de autobús totalmente electrificada, con sistemas de carga rápida en las terminales mediante pantógrafos.

Este proyecto también está previsto que esté redactado y listo para comenzar a ejecutarse a lo largo del próximo año.

Además, dentro de la línea planteada por el Gobierno municipal de acompañar la implantación del vehículo eléctrico -tanto privado como público- con la preocupación por el origen renovable de la energía que impulsa estos vehículos, se va a redactar un proyecto para instalar paneles fotovoltaicos en las cocheras del autobús urbano, de modo que la energía producida pueda usarse para recargar los autobuses, además de ser aprovechada para el suministro del propio edificio.

En paralelo a ello se van a estudiar diversas actuaciones para mejorar la eficiencia energética de estas instalaciones, como la instalación de luminarias led, sustitución de la caldera de calefacción por una de gas natural u otras modificaciones en la climatización.