balance

Santisteve considera “irreversibles” los cambios de ZeC en la ciudad y confía en repetir para continuarlos

El alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, ha realizado un autocomplaciente balance de legislatura, en la que a su juicio ha cambiado “profundamente” la ciudad. Unas acciones que ya no tienen “marcha atrás” porque las reformas auspiciadas en este mandato por Zaragoza en Común (ZeC) “la ciudadanía las ha hecho propias”. Por ese motivo Santisteve confía en repetir éxito electoral el próximo 26 de mayo para continuar con unas políticas cuyos proyectos necesitan más de una legislatura para ser desarrollados.

Santisteve, arropado por todo su equipo de gobierno (en la foto superior de zaragoza.es, el alcalde, tercero por la dcha, marcha junto a sus concejales hacia el palacio de Montemuzo, donde ha tenido lugar el encuentro informativo), ha presumido de una gestión “limpia y decente” que ha transformado la ciudad para siempre, porque a su entender ya no se podrán echar atrás “la gestión participativa, la forma honrada de gestionar el dinero y el espacio públicos, la aplicación de cláusulas de género para las contrataciones municipales o la compra de sólo buses híbridos o eléctricos”.

El alcalde ha reconocido que “lo podríamos haber hecho mejor”, pero ha insistido en que los cambios “son irreversibles” y han colocado a Zaragoza como “una ciudad valiente ante los retos del siglo XXI como era el sistema económico capitalista a la deriva, que se ha olvidado de las personas y desde la institución se ha dado respuesta”.

Logros

Santisteve ha reivindicado los logros en la gestión económica municipal, los avances en igualdad que ha calificado como “revolucionarios”, la mejora de la calidad de vida que ha supuesto para muchos zaragozanos el refuerzo de la acción social, las mejoras en el ámbito de la vivienda, de lo que se siente “especialmente orgulloso”, de la orientación del desarrollo urbano hacia las mejoras de los barrios frente al modelo especulativo, del apoyo al comercio de proximidad, la dinamización del empleo, las políticas de lucha contra el cambio climático, el nuevo modelo cultural abierto y participativo, la recuperación de la memoria histórica, el compromiso con el patrimonio, con la rehabilitación del Mercado Central como símbolo emblemático, la apuesta, en fin, por la participación ciudadana y la transparencia en la gestión.

Y todo ello centrado en un tipo de gestión que le produce especial orgullo al alcalde zaragozano: “el de las pequeñas acciones que van generando enormes políticas  que se hacen un hueco en el corazón de las gentes”.

Elecciones

Santisteve confía en haber llegado al sentimiento de los zaragozanos y por ello espera repetir éxito electoral el 26 de mayo, pese a que las encuestas auguren un sensible descenso de votos a ZeC. “Vamos a seguir”, ha asegurado el alcalde, para continuar con los proyectos iniciados esta legislatura.

Un periodo que ha calificado como “crispado y agresivo” en la vida municipal, reflejo, a su juicio, del ambiente político a nivel estatal. El alcalde ha asegurado que su equipo de gobierno ha sufrido “un asedio permanente” por parte de una oposición “que no asumió la derrota electoral o que no ha sabido adaptarse a las nuevas circunstancias políticas”.

Ese ambiente ha propiciado que cometieran errores, aunque no ha precisado cuáles o en qué ámbitos. “Todos hemos sido un poco culpables”, ha sentenciado el alcalde, en referencia a su gobierno y a la oposición.

Conciliación

Por otro lado, Santisteve ha aprovechado el discurso de balance de legislatura ante los medios de comunicación para anunciar  la creación de un espacio de conciliación familiar para atender a niñas y niños por horas.

Este centro, que no está concebido como una escuela infantil, estará abierto las 24 horas para ayudar en la conciliación, especialmente a familias monoparentales o con pocos recursos.

La inversión social ha aumentado 15 millones en últimos cuatro años

La consejera municipal de Derechos Sociales, Luisa Broto, ha destacado la catalogación de Zaragoza como “ciudad excelente” en inversión social como premio al esfuerzo de su área, que tiene ahora como retos la universalización de la teleasistencia para mayores de 75 años o el nuevo albergue. Broto también ha subrayado que la inversión en acción social por parte del Ayuntamiento de Zaragoza se ha incrementado en quince millones en los últimos cuatro años.

Unos avances que se han conseguido en parte gracias a la implementación de un nuevo modelo de intervención elaborado de manera participativa y que viene a sustituir al anterior, que había quedado “desfasado” y que, no obstante, debe todavía consolidarse antes de ser sometido a evaluación, ha comentado Broto en un encuentro con los medios de comunicación para hacer balance de legislatura.

El objetivo principal a la llegada de ZeC al Ayuntamiento en 2015, ha explicado, era “situar los derechos sociales en el mapa” desde una nueva perspectiva de lo social que no esté constreñida a la “beneficencia” o la “caridad”.

De ellos ha desgranado 15 objetivos ejemplificados en 50 acciones significativas y que constituyen un proyecto político que “tiene que seguir”, más allá de que ella misma haya manifestado su voluntad de repetir en las listas electorales.

En ese sentido, ha reivindicado el notable aumento presupuestario que ha recibido su área, que ha pasado de 40 millones de euros en 2015 a los 55,4 planteados en el proyecto de cuentas para 2019, aún pendientes de aprobación.

Del mismo modo, ha resaltado la dotación suficiente de partidas como la de las ayudas de urgencias -de 6,2 a 10 millones de euros-, habitualmente infradotadas, lo que generaba “dudas” en el “lapsus de tiempo” que transcurría hasta que se aprobaban las correspondientes modificaciones de crédito.

Broto y algunas de sus colaboradoras y colaboradores, durante la presentación del balance. Foto: Ayuntamiento de ZGZ

Refuerzo de personal

Aún mayor ha sido el incremento presupuestario en materia de personal, de un 54,85 por ciento, con sustitución “inmediata” de bajas en los centros de atención permanente, además de permitir la rotación de los profesionales o desarrollar un plan de formación o grupos de supervisión.

Otro punto destacado ha sido el Plan de Equipamientos de Servicios Sociales, que ha permitido crear un segundo Centro Municipal de Servicios Sociales (CMSS) en Delicias o el traslado del de Centro a Casa Jiménez, además de mejoras en otros de ellos en materia de eficiencia energética o la climatización de la Casa de Amparo.

Pero en este aspecto la consejera ha hecho especial énfasis en la reforma del albergue municipal, ya en proceso de licitación, que pasará a denominarse Centro de Acogida e Inserción para Personas sin Hogar y albergará también el futuro CMSS La Magdalena.

También ha subrayado como “hecho diferenciador” la creación de la Oficina de Atención a la Ciudadanía y Buenas Prácticas, que dará voz por primera vez a las demandas tanto de profesionales como de usuarios para mejorar la calidad de los servicios.

Sintonía política

Por otro lado, Broto ha señalado que, al contrario de lo que ha venido sucediendo en el resto de áreas, en materia de derechos sociales ha habido sintonía entre los distintos grupos por encima del color político, como demuestran la aprobación por unanimidad del Plan de Lucha contra la Pobreza Infantil o el Plan Estratégico de Personas sin Hogar.

A ellos espera sumar en estos meses que restan de mandato el Plan de Ciudadanía Diversa e Intercultural, que considera como habitantes a todas las personas que viven en la ciudad y en la que Zaragoza se reivindica como “ciudad acogedora”, algo en lo que la capital aragonesa ha sido “ejemplar”.

Asimismo, también en contradicción con lo sucedido en otras áreas de gobierno, se ha congratulado de la sintonía con el Gobierno de Aragón, especialmente con el Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS), con quien se ha trabado una relación “fluida” y “responsable”.

Orden en las cuentas de un Ayuntamiento en quiebra

El responsable de Economía, Fernando Rivarés, ha destacado este martes que los cuatro años de gestión en su área han servido para poner orden en las cuentas de un Ayuntamiento que estaba “próximo a la quiebra técnica absoluta”.

Tras hacer un balance, el consejero de Economía ha destacado pese a heredar mil millones en impagos, infradotaciones y deudas, han mantenido los servicios públicos y han salido del Plan de Ajuste.

“Hemos puesto el dinero cada año para mantener los servicios públicos y ha permitido recuperar la capacidad de inversión y de pedir préstamos bancarios les ha sacado del plan de ajuste cinco años antes”, ha señalado.

También ha destacado que el Ayuntamiento ha dejado de estar intervenido por parte del Ministerio de Hacienda y ha puesto las bases para que la Fiscalidad sea justa: “menos para quien menos tiene y más para quién más tiene”, ha destacado añadiendo que ha rebajado los impuestos para el 99%.

Mala relación Ayuntamiento-DGA

En estos cuatro años, Rivarés ha apuntado que queda pendiente no haber conseguido una relación normalizada entre el Ayuntamiento y la DGA. “Ha sido imposible normalizar con Gimeno una relación y con el conjunto de Gobierno, con la excepción de la Consejería de Turismo”, ha señalado y ha apuntado que se han encontrado tantas “zancadillas”, que han dificultado las relaciones.

En materia cultural, los cuatro años han servido, ha subrayado, para sentar las bases de un modelo cultural “transparente” que trabaja “más y mejor y exporta una idea de una metrópolis europea cultural del siglo XXI, descentralizada y que puede transformar tanto los hábitos como los hábitats”.

A juicio de Rivarés, su gestión ha conseguido récords en visitantes turísticos y de impacto económico. Sin embargo, ha lamentado no haber conseguido el pacto de la cultura, “que era un compromiso de todas las instituciones y de todas las empresas, pero no ha interesado”.

Impulso a la participación y compromiso con la transparencia, un camino de “no retorno”

La consejera municipal de Participación, Transparencia y Gobierno Abierto, Elena Giner, ha valorado la acción de gobierno en su área esta legislatura, donde se han sentado bases para continuar un camino “de no retorno”, a pesar de que “ha costado mucho” porque el clima político no era el apropiado.

En un encuentro con periodistas para hacer balance de la legislatura, Giner ha destacado los avances en una participación “no meramente estética” con proyectos como los presupuestos participativos, la vinculación de Etopia a las necesidades de la ciudadanía, la cuestión de género como eje transversal de todos los servicios y el camino hacia un nuevo modelo policial.

Aspectos, sobre todo el relativo a la Policía Local, en los que le hubiera gustado llegar a más consensos, ha reconocido, pero que ha achacado a que la oposición se ha dedicado a politizar cuestiones técnicas.

“He hecho todo lo que he podido para llegar a consensos en muchas cosas”, ha asegurado la consejera, quien ha lamentado que la legislatura haya sido tan “complicada” y que la acción política no se haya basado en “convencer” sino en “negociar”.

Para el futuro mandato, para el cual no ha confirmado si se postulará para repetir en las listas de ZeC, ha marcado dos retos: aprobar el Reglamento de Participación, para lo que ya hay un trabajo “ingente”, y abordar los límites entre los distritos.

En el ámbito de la participación ciudadana, ha apostado por “bajar el listón” del número de gente que participa y centrarse en pensar “dónde” y “en qué” quiere hacerlo.

Mayor apoyo

En ese sentido, ha abogado por un mayor apoyo a procesos participativos que el propio tejido impulse.

En cuanto al modelo policial, que incluye la creación de una unidad de mediación o la reconversión de la Unidad de Apoyo Operativo (UAPO) en la Unidad de Refuerzo Flexible (URF), Giner ha subrayado que, si bien no ha sido posible acordarlo con el resto de grupos políticos, sí que se ha pactado con los sindicatos.

El nuevo modelo, a su juicio, tendrá continuidad porque “no es nada raro” y hay acuerdo a la hora de modernizar la Policía Local, por lo que “nadie va a venir a desmodernizarla”.

Por otro lado, ha reivindicado el aumento presupuestario que ha experimentado su área en esta legislatura, en la que ha pasado de contar con 12,9 millones a los 15,9 que recoge el proyecto de cuentas de 2019, un 23 por ciento más.

Un incremento que es todavía superior en las partidas para los barrios y sus entidades, que tienen ahora un 49 por ciento más y se reparten de acuerdo a criterios objetivos, o en la Policía Local, que ha aumentado su dotación en un 48 por ciento.

Cubero prevé municipalizar los servicios de autobús y de limpieza en la próxima legislatura

El consejero municipal de Servicios Públicos, Alberto Cubero, ha destacado que si gobierno en los próximos cuatro años pondrá encima de la mesa la municipalización de la contrata de autobuses y de limpieza, que terminan contrato en la próxima corporación.

Durante un balance de su área, Cubero ha asegurado que “evidentemente” si plantea la municipalización de esos servicios públicos buscará “consenso político”. “La pregunta es si estamos dispuestos a ese consenso político y nos ponemos a trabajar en esa idea”, ha sostenido.

Según Cubero, Zaragoza es la única gran ciudad que tiene el servicio de transporte urbano en manos privadas. “Luego la gente ve que los autobuses se incendian en verano, ve cómo están los asientos y las luces del freno. Todo eso es porque lo está gestionando una empresa privada, que no mira por la calidad del servicio”.

Cubero considera que la próxima corporación que llegue al Consistorio debería abordar este debate y que aceptará el tipo de servicio público que se decida por una mayoría política.

Balance positivo

El edil de Servicios Públicos y Personal ha destacado que el balance de su gestión es “muy positivo” ya que “se ha logrado demostrar” que había otra forma de hacer política en la gestión de los servicios públicos.

Además, Cubero ha asegurado que no cambiaría nada de su gestión este mandato, aunque ha afirmado que no esperaba tantos “palos en las ruedas”. El edil ha asegurado que cree que su único error ha sido el de ser “demasiado ingenuos” con los enemigos.

Tras criticar la “estrategia de bloqueo” por parte del PSOE, Cubero ha subrayado que no se ha limitado a este ámbito, sino que se ha extendido a otros asuntos como se ve en los presupuestos de este año.

Harinera ZGZ realizará más de 50 actividades en primer cuatrimestre

Harinera ZGZ, el espacio de cultura comunitaria del barrio de San José, ha presentado su boletín de actividades para el primer cuatrimestre de 2019 con más de cincuenta actividades, talleres y proyectos. Abordarán disciplinas variadas como arte textil, circo, música o artesanía, entre otras. Al mismo tiempo, la entidad ha hecho balance de 2018, un año de impulso gracias a más de 200 actividades y 20.000 participantes y la apertura de dos nuevas plantas, que consolidan a este espacio de cultura comunitaria zaragozano como referente a nivel estatal e internacional.

Un año crucial en el que han conseguido situarse en el puesto número 51 de la clasificación anual que elabora el Observatorio de la Cultura de la Fundación Contemporánea y en el que han comenzado a albergar once proyectos residentes.

Una mirada al pasado a modo de balance y otra al futuro en forma de programación que han presentado este jueves 10 de enero el director general de Cultura del Ayuntamiento de Zaragoza, Saúl Esclarín, junto con Kira Rivarés y José Luis Blasco, del Colectivo Llámalo H; la diseñadora gráfica Sara Monerri y el coordinador de Harinera ZGZ, Diego Garulo (en la imagen superior de zaragoza.es).

Arte textil, circo, música, fotografía, teatro o danza son algunas de las propuestas de la programación del primer cuatrimestre de este espacio de gestión horizontal, que tiene como objetivo que nadie salga de sus actividades sin “mancharse las manos”.

Espacio de creación

Y es que, este singular entorno colaborativo del barrio de San José, ubicado en la antigua harinera, se basa en la premisa de ser no solo un espacio de consumo de cultura, sino también de creación comunitaria.

“A lo largo de este año la comunidad de la Harinera ha crecido, se han multiplicado las actividades y ha tenido un retorno social y cultural más allá incluso de lo que pensábamos”, ha explicado el director general de Cultura zaragozano.

Para Esclarín, la Harinera se ha convertido en el primer espacio municipal público de la ciudad que garantiza que la ciudadanía pueda “ejercer sus derechos culturales”, es decir, “participar en su gestión y crear, producir y validar su propia cultura”.

De esta forma, y bajo la premisa de que “otra forma de hacer cultura es posible”, la Harinera ha presentado su programación para los próximos cuatro meses, recogida en un boletín diseñado por Sara Monerri y centrado en el concepto “transformación”.

En total, más de cincuenta actividades, talleres y proyectos que abordan planteamientos tan singulares como el de “A ciegas”- un proceso de experimentación sensorial con los ojos cerrados-, los “Diálogos de aguja” de los talleres de bordado o el grupo abierto de reutilización de prendas de vestir y costura creativa.

La música seguirá teniendo un protagonismo importante en este cuatrimestre, con los proyectos impulsados por Orquesta Escuela, que incluyen el programa de música comunitaria “Sonemos juntos” o el nuevo “Coro experimental para Jóvenes Audaces” en el que es posible experimentar con la voz nuevos lenguajes poéticos.

“Los domingos jugamos en Harinera”, “Historia de un juguete viejo”, “Películas de papel”, “Cuéntole cuentos” o “Poegráficos” son algunas de las actividades destinadas a la infancia y la adolescencia, que tienen un importante peso en las propuestas culturales del centro.

Además, el proyecto “El vuelo del ibis rojo” acercará este cuatrimestre hasta Harinera ZGZ a unos 300 alumnos de diez centros educativos del barrio de San José y sus alrededores, para trabajar en torno al arte comunitario, la observación de la naturaleza y el cuidado del medioambiente.

Artes escénicas

Las artes escénicas vendrán de la mano del teatro comunitario y de los talleres de la Escuela de Circo Social, que además celebrará el día 23 de febrero “La fiesta del circo”, abierta a todos los públicos.

La reflexión y el diálogo en torno a la cultura comunitaria y a los nuevos modelos de gestión y transformación de la ciudad se plasmarán con la presentación del libro “Escuchar y transformar la ciudad” y proyectos como “Ágora Ciudadana”, “Gestionando la abundancia” o el ciclo de conferencias “La ciudad es para mí”.

Toda la información sobre las actividades está disponible en el boletín impreso que se puede encontrar en la propia Harinera y en diferentes centros y espacios culturales de toda la ciudad, así como en la página web y las redes sociales de Harinera ZGZ.

Unas actividades que despertaron el año pasado un alto grado de satisfacción, tal y como refleja la encuesta “emocional” realizada el año pasado, en la que la totalidad de los usuarios encuestados reconocieron que se lo habían pasado bien, un 96,7 % llegó a reírse y un 94 % conoció a alguien nuevo.

La actividad de este espacio se completa con las once residencias, con incorporaciones este año de La Escuela de Circo Social de Zaragoza, el proyecto Culturas Ciclistas Femenino Plural de La Ciclería, el estudio de diseño y comunicación La Dársena -que continúa después de haber sido seleccionado en la primera convocatoria- y los proyectos de fotografía, maquillaje y alfabetización visual Tropolab, Visaje y Chabi Foto.

Ideas que se unen a las de los que solicitaron dos años de residencia en la primera convocatoria: La Fabricadora, Pixel y Pincel, Pares Sueltos, Neme Mata, Mottainai ZGZ, Laura Guarnieri y Orquesta Escuela.

Cáritas alerta de que persiste la desigualdad

Responsables de Cáritas Zaragoza, durante la presentación del balance de 2016. Foto: Aragón Press

Cáritas Diocesana Zaragoza tuvo que prestar algo menos de ayudas en 2016, pero la ONG alerta de que las desigualdades y la precariedad persisten. “Sí que ha habido una mejora de los indicadores económicos, pero esto no se traduce en una reducción significativa de lo indicadores de pobreza y desigualdad social. Sigue habiendo parados de larga duración, sigue habiendo una situación precaria”, ha relatado el director de Cáritas en Zaragoza, Jaime Sanaú.

La entidad atendió durante el pasado año 2016 a un total de 4.015 familias, un 19% menos que en 2015. En total, 1.759 personas recibieron algún tipo de ayuda económica y, en ocasiones, también servicios de acompañamiento. “No solo es importante darles dinero, también hay que enseñarles dónde acudir a pedir ayudas, qué pueden solicitar o, simplemente, estar ahí”, ha explicado uno de los voluntarios de Las Fuentes, Carlos Palomero.

Así, durante 2016, Cáritas canalizó 10.220 ayudas directas a familias, que han ascendido a 1.290.455,01 euros. La organización sigue abogando por promover la protección de la dignidad e integridad de las personas, de la vivienda digna, de la salud universal, de la educación y el empleo. Es por eso que, entre sus acciones, destaca la inversión en la compra de medicinas para enfermedades crónicas, material escolar, becas de comedor, alquiler o electricidad, entre otras cosas. No obstante, donde más dinero se ha destinado es al apoyo directo a familias para necesidades básicas: 51,5 de cada 100 euros.

Perfil 

Los hogares unipersonales representaron el 38,5%. Asimismo, también se atendió a un alto volumen de parejas con hijos (29,5%) y hogares monoparentales (21,2%). En términos generales, el 44,9% de las familias tenían menores.

Cabe destacar que el 53,3% de los atendidos fueron nacidos en España; de las extranjeras, el 84,6% tenían permiso de residencia o trabajo.

Además, siete de cada diez familias ya habían sido atendidas durante años anteriores. “Se habla de recuperación, pero seguimos atendiendo a familias que recurren a Cáritas por primera vez”, ha indicado la secretaria general de la entidad, Cristina García.

Realidad social

Un ejemplo de esta realidad es la que ha relatado Carlos Palomero. “Vamos a sus casas y comprobamos sus necesidades. Ellos ven lógico pedir alimento, pero quizá no reparen en que necesitan una lavadora, por ejemplo”, ha explicado.

“Llega un momento que te conviertes en su familia, porque te has preocupado por ellos, porque les das la capacidad de ser autosuficientes”, ha añadido. Como Carlos, Cáritas cuenta con 1.104 voluntarios y 6.948 socios.

La entidad ha aprovechado la ocasión para pedir una mayor inversión para atender situaciones de necesidad y reformar las políticas sociales. “No podemos decir que estamos fuera de la crisis. Hay más de 200.000 personas en riesgo de pobreza, y 31.151 en pobreza severa”, ha comentado.

Aragón Press