barrio Jesús

Seis familias desalojadas por el derrumbe parcial de un edificio deteriorado en el barrio Jesús

El derrumbe parcial del edificio ubicado en el número 8 de la calle Estación, en el barrio Jesús, no ha dejado heridos, según ha confirmado la unidad canina de los bomberos, dado que estaba deshabitado en esa parte, aunque sí han sido desalojadas seis familias que vivían de forma irregular en una zona contigua del mismo inmueble.

Esta medida se ha tomado por seguridad, según han informado fuentes municipales, que han corroborado que, afortunadamente, no ha habido que lamentar daños personales tras el derrumbe de una parte del edificio, a la que los bomberos del Ayuntamiento han trasladado la unidad canina para verificarlo.

Según han informado a Efe fuentes de los bomberos, el inmueble derrumbado es el número 8 de la calle Estación, en el barrio de Jesús, que ya sufrió otro derrumbe hace tiempo (imagen superior de Aragón Digital).

Edificio en muy malas condiciones

Los bomberos han recibido el aviso en torno a las 14.40 horas, y además del equipo canino, se han desplazado una unidad de mando, una bomba urbana y una ambulancia.

Además, según han informado fuentes municipales, se ha avisado con carácter de urgencia a un arquitecto municipal para que haga una valoración del resto del edificio.

Según ha explicado el subjefe de Intervención del cuerpo de Bomberos de Zaragoza, Ángel López, el derrumbe se ha producido en la primera planta sobre el sótano de un bloque interior del edificio.

“Ha habido que sacar a la gente y un arquitecto del Ayuntamiento ha evaluado que estaba en muy malas condiciones. Son estructuras de madera que estaban muy podridas. Ya tenía puntales y hoy supongo que el agua le ha dado la puntilla”, ha afirmado.

Alojamiento

Hasta el lugar se ha desplazado también el concejal de Acción Social y Familia del Ayuntamiento de Zaragoza, Ángel Lorén, quien ha explicado que cuatro de las seis familias se han realojado por sus propios medios, mientras que otra familia con dos niños han optado por el albergue municipal y otras dos personas mayores se van a alojar en el Refugio. “A partir de ahí se activará el protocolo de Servicios Sociales y se les asignará y reubicará provisionalmente en los próximos días”, ha expuesto.

Además, Lorén también ha confirmado que “gran parte” de las familias estaban viviendo “en situación irregular”. “Se han personado alguno de los propietarios y ahora se están retirando enseres personales”, ha añadido.

Está previsto que el edificio quede clausurado y sea derribado en su totalidad. “El técnico municipal nos ha dicho que amenaza ruina”, ha señalado.

Intervención artística para potenciar el comercio en el barrio Jesús

Una intervención artística, impulsada por el Ayuntamiento de Zaragoza a través del Plan de Dinamización del Pequeño Comercio, pondrá de manifiesto el vacío que dejan en los barrios los locales que se ven obligados a cerrar.

Con este iniciativa se pretende incidir en que “las tiendas de barrio tienen un papel fundamental en la calidad de vida de los barrios. Acercan bienes y servicios a los hogares durante todo el año y son punto de referencia para los vecindarios, además de lugar de encuentro para distintas generaciones”, señala el Consistorio en una nota de prensa.

La actividad consiste en pegar grandes fotografías, impresas en vinilo, sobre la fachada de varios locales cerrados. Vecinas y vecinos están llamados a participar en una de las pegadas, el próximo domingo 3 de febrero, a las 12 horas, en la plaza Jesús.

El objetivo es concienciar al vecindario del vacío que dejan los establecimientos de proximidad que se ven obligados a cesar su actividad. Y, al mismo tiempo, celebrar que muchos otros siguen abiertos y que se está a tiempo de reconocer su papel en la vida social de la zona.

Activación del pequeño comercio

La intervención artística corre a cargo de Olsen Projects, colectivo compuesto por la fotógrafa Lorena Cosba y la artista visual Lara Albuixech, y forma parte del Plan de Dinamización del Pequeño Comercio que el Ayuntamiento de Zaragoza lleva a cabo en Barrio Jesús y Gancho.

Este plan está impulsado por el Plan Integral del Casco Histórico (PICH) y Zaragoza Activa, y está siendo dinamizado por la entidad El Ganchillo Social. La actividad cuenta también la colaboración de Zaragoza Dinámica, que se ha unido desde su programa de activación del pequeño comercio.

Esta iniciativa de sensibilización se suma a otras realizadas previamente, como una guía del pequeño comercio de la zona, una encuesta sobre hábitos de consumo o el sorteo de una cesta de productos y servicios de establecimientos locales, entre otras.

El Plan pretende expandir la cultura de la colaboración entre ciudadanía, comercios y entidades barriales (como la Asociación de Vecinos de Barrio Jesús, en este caso) con el objetivo de mejorar los vínculos entre personas y contribuir a la calidad de vida en los barrios. El trabajo se basa en la formación de un grupo motor de comercios de la zona que aprenden a colaborar entre sí y a hacer visible su aportación social al vecindario.

El barrio Jesús propone una calle para Ana María Suárez

Los vecinos del barrio Jesús de Zaragoza han abarrotado este viernes, a las 20.00 horas, la plaza del mismo nombre para homenajear a la vecina Ana María Suárez, asesinada el viernes de la semana pasada en el atentado yihadista de Cambrils, en el que su esposo, Roque Oriol, y su hermana, Alicia, han resultado heridos. El presidente de la Asociación de Vecinos, Raúl Gascón, ha propuesto dar el nombre de Ana María Suárez a una de las calles de este histórico enclave zaragozano “como mejor señal de recuerdo” para una vecina que, lo mismo que su familia, era muy popular y querida en el barrio.

Al acto han asistido el alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, la presidenta de la Junta de Distrito del Rabal y concejal socialista, Lola Ranera, el portavoz del Grupo Municipal del PSOE, Carlos Pérez Anadón, el consejero de Sanidad del Ejecutivo aragonés, Sebastián Celaya, y el subdelegado del Gobierno en Zaragoza, Ángel Val, entre otros, quienes al finalizar han realizado una ofrenda floral en la fuente de la plaza Jesús.

No dar tregua al miedo

Pedro Santisteve ha condenado los “salvajes atentados” que han sufrido las “ciudades hermanas” de Barcelona y Cambrils. Se ha preguntado “qué ha fallado” en el sistema de integración social y en la seguridad, alertando de que “el miedo puede instalarse” en la sociedad.

Ha considerado que “este tipo de barbarie” solo se puede resolver “profundizando en la democracia, siendo respetuosos con las minorías”, reforzando los “lazos afectivos y solidarios”.

En declaraciones a los medios de comunicación, el alcalde ha emplazado a “no dar tregua al miedo”, insistiendo en que las sociedades “más justas, más democráticas” pueden ayudar a superar el terrorismo.

Santisteve, que participará este sábado en la manifestación que tendrá lugar en Barcelona contra el terrorismo, ha defendido también el “respeto a las diferentes identidades”.

Lola Ranera ha aseverado que el de este viernes es un acto “de solidaridad y esperanza”, manifestando que ningún acto terrorista tiene justificación, para añadir que “solo desde la unión nos hacemos más grandes”. La presidenta de la Junta de Distrito ha dicho “no a la barbarie, no al terrorismo”, pidiendo a todos “firmeza”.

Tiempo de unión, cariño y solidaridad

En representación de todos los vecinos, Gascón ha condenado –en un breve comunicado– los atentados de Barcelona y Cambrils, señalando que como verdaderamente se expresa la repulsa a los asesinatos es participando en la concentración de esta tarde “y trasladando a los familiares el cariño y solidaridad que con nuestra sola presencia demostramos”.

“A todos se nos encogió el corazón” al conocer “los macabros ataques terroristas” en Cataluña, ha continuado Gascón, quien ha recordado que Cambrils es una localidad muy visitada por los aragoneses, y ha subrayado que al saber que tres de las víctimas eran aragonesas “una mayor sensación de tristeza nos invadió”.

Ha enviado “un fuerte abrazo” a los familiares y allegados y ha deseado el pronto restablecimiento de Roque Oriol y Alicia Suárez, quienes evolucionan favorablemente.

“Ahora es tiempo de unión y de intentar asimilar lo ocurrido, aunque no entendamos el por qué ha sucedido”, ha dicho Gascón, quien ha concluido anunciando que el 2 de septiembre se oficiará una misa en recuerdo de Ana María Suárez en la Iglesia Jesús Maestro.