bienes

La Iglesia tiene 1.751 bienes inmatriculados en Aragón sólo con datos de la mitad de los registros

El número de bienes inmatriculados por la Iglesia Católica en Aragón, según los datos solo de la mitad de los registros recabada hasta ahora por el Ejecutivo aragonés, asciende a 1.751.

La cifra la ha dado a conocer este lunes 18 de diciembre el consejero de Hacienda, Fernando Gimeno, en una comparecencia en las Cortes a petición de Podemos para informar sobre el inventario de los bienes inmatriculados por la Iglesia Católica en Aragón, que para la diputada de la formación morada Amparo Bella, es el “mayor escándalo inmobiliario de la historia de España”.

Gimeno ha concretado, respecto a los bienes inmatriculados por la Iglesia en Aragón, que se han pedido los datos a todos los registros de la propiedad de la comunidad, en total 43, y según la respuesta que han dado a 14 de noviembre 22 de ellos, hay 1.751, lo que hace suponer que los 40.000 en España “igual se quedan cortos”.

De los 21 registros de los que aún no se ha obtenido información, 13 son de Zaragoza capital.

Posibles acciones desde las Cortes

En su intervención en la Comisión de Hacienda, la diputada de Podemos Amparo Bella se ha referido al patrimonio cultural sustraído del dominio público que ha pasado a manos privadas por las inmatriculaciones y ha recordado que hace dos años las Cortes aprobaron una proposición no de ley en la que se reclamaba al Gobierno que adoptara las iniciativas pertinentes para la recuperación de la catedral de Jaca, inscrito en 2015 pocos días antes de que se derogara la ley que lo hacía posible.

Bella ha citado no obstante otros bienes registrados como la Catedral de Roda de Isábena (Huesca), la Seo o la iglesia de la Magdalena en Zaragoza, además de parroquias y ermitas, viñedos o terrenos comunales.

Ha insistido en que la Iglesia Católica efectuó las inmatriculaciones hasta 2015, que estos registros provienen de la ley hipotecaria de 1946, que le daba el privilegio registral al equipararla a una corporación de derecho público, y, además, en 1998 el Gobierno de José María Aznar, con la reforma del reglamento de esa norma, le otorgó la posibilidad de registrar los bienes de culto, coincidiendo ese año con la del suelo que permitió las recalificaciones de terrenos a urbanizables, abriendo la puerta a la “especulación y al pelotazo”.

Eso, ha remarcado, no fue por “casualidad”, porque obedecía, en su opinión “a un plan de recapitalización de la Iglesia”, que contaría con 40.000 bienes y edificios en todo el Estado, y Podemos reclama, respecto a los aragoneses, que el Ejecutivo haga lo necesario para recuperarlos al dominio público para no llegar a la usucapión, (adquisición de una propiedad por posesión continuada) por la que la Iglesia podría ser dentro de unos años la titular de los bienes y podría venderlos.

Ley hipotecaria o expropiaciones

 

El consejero Fernando Gimeno ha compartido con Bella la obligación que tiene la comunidad de defender el patrimonio cultural en Aragón, aunque ha advertido de las dificultades que existen para demostrar con títulos la propiedad de esos bienes para la Comunidad autónoma por su corta historia y muchos ayuntamientos, con mucha más historia, tendrían más posibilidades de contar con títulos jurídicos para justificar la propiedad.

Ha defendido, no obstante, la posibilidad de que desde las Cortes se reclame una reforma de la ley hipotecaria para eliminar el plazo de dos años que fija para reclamar un bien, y valorar como fórmula la expropiación en los casos de bienes que no estén suficientemente bien cuidados o carezcan de las inversiones suficientes, de forma individualizada, o que se revierta la propiedad.

Ha hecho hincapié en que la posición del Gobierno es no aceptar inmatriculaciones cuando no estén justificadas la titularidad de las propiedades, y de hecho ya se ha actuado en esa línea y se ha impedido el registro que pretendía la Diócesis de Jaca de la iglesia de Santa María de Iguácel, que está en suelo de la comunidad.

 

Lambán encabeza una simbólica visita a Sijena para celebrar “la recuperación del tesoro”

Una nutrida representación de cargos institucionales y políticos, con el presidente de Aragón, Javier Lambán, a la cabeza, han girado en la mañana de este martes 12 de diciembre una simbólica visita al Monasterio de Sijena para contemplar los bienes retornados desde el Museo de Lleida, a los que ha calificado como “tesoro”. Lambán ha subrayado que quien fijó la fecha de devolución de los bienes y la manera de hacerla fue un juez, sin ninguna interferencia política.

Tras la visita de este martes del presidente de Aragón y las autoridades que le acompañan, entre ellas, la presidenta de las Cortes de Aragón, Violeta Barba, los técnicos de Patrimonio del Gobierno de Aragón realizarán la redacción de los informes que describan el estado en que se encuentran las 43 piezas, entre las que se encuentran cajas sepulcrales, lienzos y tablas policromadas. Los informes servirán para calibrar el grado de deterioro que presentan algunas piezas, algunas de ellas “muy afectadas”, en palabras del director general de Cultura, Nacho Escuín.

Tras el examen de las obras, el objetivo del Gobierno aragonés es realizar una gran exposición de los bienes recuperados. Tanto la consejera de Cultura del Gobierno de Aragón, Mayte Pérez, como el alcalde de Villanueva de Sijena, Ildefonso Salillas, no han querido poner fecha a la muestra, que dependerá del estado y el proceso de restauración que requieran las obras.

Nada que ver con el 155

Por su parte, el presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, ha afirmado que la devolución de 43 obras artísticas del Real Monasterio de Sijena es “un éxito” de todos, el Ejecutivo actual y los anteriores, y ha resaltado que no guarda relación con la aplicación del artículo 155 de la Constitución, sino con las sentencias judiciales.

Ha mencionado algunos actores que han intervenido en este proceso, como todos los Gobiernos de Aragón y las Cortes en las sucesivas legislaturas, así como el Ayuntamiento de Villanueva de Sijena y su alcalde, Ildefonso Salillas, los técnicos que se han desplazado a Lérida y las Fuerzas de Seguridad del Estado, que han colaborado “de una manera muy eficaz para que este sueño fuera una realidad”.

Javier Lambán ha rechazado la “imputación” de algunos sectores de la política catalana de que la devolución ha sido consecuencia de la aplicación del artículo 155 de la Constitución, asegurando que esto es “radicalmente falso”. Ha expresado que “nada ha tenido que ver la política en ello, salvo que algunos entiendan que es opinable el cumplimiento de las leyes”.

Ha precisado que Aragón “no se ha planteado jamás” este conflicto, ni ningún otro, “en el ámbito de una relación beligerante con Cataluña”.

Autoridades y representantes institucionales posan en la sala capitular del Monasterio de Sijena

Celebración

El presidente aragonés ha añadido que este es un “día de celebraciones” porque los bienes han vuelto “a casa, de donde jamás debieron salir”, lo que supone “un éxito sin paliativos” ya que la Comunidad Autónoma había situado en esta reivindicación “la defensa de su dignidad como tal”, y ha indicado que “no ha quedado otro remedio” que solicitar la intervención de las Fuerzas de Seguridad.

El Gobierno de Aragón está dispuesto a “seguir en esta tarea de recuperar este monasterio en conjunto”, ha aseverado el presidente, resaltando que fue construido en el siglo XII y fue panteón real de Aragón, junto con San Juan de la Peña y San Pedro el Viejo.

Es un “importantísimo” monumento, ha dicho Lambán, quien ha apostado por hacer posible que las visitas se puedan realizar de una manera “más regular, facilitando a las gentes el disfrute de este auténtico tesoro recuperado”.

Por otra parte, Javier Lambán ha manifestado su indignación por el hecho de que se dude, en Cataluña, de la capacidad de los aragoneses para conservar las obras, advirtiendo de que “no podemos aceptar ninguna lección” de los conservadores de la región vecina, y que una buena parte de estas piezas se encuentra en un estado “lamentable” y “tres piezas no han regresado”, por lo que “a alguien le tendremos que exigir responsabilidades”.

El Gobierno de Aragón estudiará las acciones a desarrollar ante “la negligencia” de “instituciones que han perdido bienes por el camino o han permitido que muchos se deterioraran, de forma culpable”.

Pinturas murales

Respecto a las pinturas murales de Sijena, que se encuentran actualmente en litigio, Javier Lambán ha recordado que hay sentencias favorables a Aragón y ha garantizado que “vamos a persistir” para que acaben volviendo, lo que “acabará ocurriendo”.

En cuanto a los bienes de las parroquias del Aragón oriental, el presidente de la Comunidad Autónoma ha lamentado que el obispo de Barbastro-Monzón no haya accedido a delegar en el Gobierno aragonés las acciones judiciales correspondientes. El Ejecutivo “nada puede hacer” al ser un conflicto interno de la Iglesia, ha apuntado.

A preguntas de los medios, ha considerado “una estupidez suprema que no merece más calificativos” la posibilidad de revisar los acuerdos de cooperación sanitaria entre Aragón y Cataluña.

Llega a Sijena el camión procedente de Lleida con 43 bienes porque una pieza se ha extraviado en Cataluña

Los camiones que transportan las 43 obras del Monasterio de Sijena acaban de llegar a las puertas del mismo procedentes del Museo de Lérida, según ha informado el Gobierno de Aragón. En total, se reciben 43 de las 44 piezas ya que la consejera de Educación, Cultura y Deporte de la Comunidad, Mayte Pérez, ha indicado que se ha extraviado una de ellas, según han comprobado los técnicos que se han encargado del embalaje.

Se trata de un lienzo del siglo XVIII dedicado a la Inmaculada, ha detallado Pérez, que ha recordado que en julio de 2016 debían volver a este mismo lugar 53 piezas desde el Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC) y solo lo hicieron 51. Tampoco se conocen dónde se hallan esas otras dos obras.

La consejera ha indicado que hasta ahora los técnicos aragoneses no habían podido acceder nunca al Museo de Lérida y ha precisado que han dejando constancia en acta de que esa pieza no estaba, además de que “pediremos las explicaciones pertinentes”.

A su entender, estos hechos “dejan en evidencia la labor de Cataluña”, cuando después “se vierten dudas” que “insultan a la profesionalidad y rigor de las infraestructuras culturales y de los técnicos aragoneses”.

Recibimiento de los vecinos

Mayte Pérez se encuentra en el monasterio junto al alcalde de Villanueva de Sijena, Ildefonso Salillas, municipio donde está ubicado el cenobio, junto a otras autoridades, para recibir los bienes.

Asimismo, los vecinos de la localidad se han congregado en la parte exterior del monasterio para ver la llegada del convoy que ha trasladado estas 43 piezas.

Los técnicos del Gobierno de Aragón han accedido al museo a las 4:00 horas, junto con una perito y una empresa especializada, acompañados por el director general de Cultura y Patrimonio aragonés, Nacho Escuín, y en el marco de un dispositivo policial de la Guardia Civil y los Mossos d’Esquadra.

La consejera de Cultura ha subrayado que este lunes es un “día histórico” en el que “se hace justicia con Aragón gracias al tesón y tenacidad de una Comunidad que no ha dejado de luchar por lo que es justo, no ha dejado de reivindicar el cumplimiento de la legalidad y de la justicia y el cumplimiento de las sentencias”, así como de trabajar “por la defensa de su patrimonio”.

Las obras depositadas en el Museo de Lleida salen en camión con destino al Monasterio de Sijena

Las obras de arte del monasterio de Sijena depositadas en el Museo de Lérida han partido hacia las 14.15 horas en un camión de mudanzas con destino al cenobio de Villanueva de Sijena (Huesca) después de haber sido embaladas y cargadas en el vehículo, en una operación que se ha prolongado durante más de diez horas.

La salida del camión, escoltado por varias furgonetas de los Mossos, se ha producido mientras cerca de medio millar de personas concentradas en el exterior del Museo de Lérida entonaban “Els Segadors”, himno de Cataluña

Durante las cerca de dos horas que ha durado la carga de las obras de arte, las personas congregadas frente al museo de Lérida, que se encontraba protegido por un fuerte dispositivo de los Mossos d’Esquadra, han gritado diversas consignas contra el traslado de las obras, como “manos arriba, esto es un atraco”, “ladrones” o “España nos roba”.

Cuando el camión con las obras ha hecho la maniobra para dirigirse a Aragón, han salido del almacén del museo su director, Josep Giralt, y media docena de trabajadores del centro, con batas blancas, que han estado colaborando en las tareas necesarias para el traslado.

Los empleados del Museo, visiblemente emocionados, algunos incluso con lágrimas en los ojos, han saludado a las personas que protestaban en el exterior contra el traslado de las obras.

Nuevo recurso

Técnicos del Gobierno de Aragón y efectivos de la Guardia Civil han accedido al Museo de Lérida antes de las 4 de la madrugada para supervisar el traslado de las obras de arte del Monasterior de Sijena, ordenadas por un juez de Huesca.

En una iniciativa de última hora, el alcalde de Lérida, Àngel Ros, ha presentado esta mañana un recurso ante el Ministerio de Cultura que pide la suspensión de la “orden” del ministro Íñigo Méndez de Vigo de proceder a la entrega a Aragón de dichos bienes artísticos, alegando su “falta de competencia” en este ámbito.

En su “recurso de reposición”, el alcalde de Lérida pide la suspensión cautelar de la orden de entrega de las obras por la “falta de competencia” del ministro “para adoptar una medida que correspondería al gobierno de la Generalitat o al consejero de Cultura”, ya que “el 155 no habilita a la referida actuación sustitutoria”.

Por su parte, el ministro de Cultura, Íñigo Méndez de Vigo, ha subrayado hoy que el traslado de los bienes al Monasterio de Sijena, su original ubicación, desde Lleida se está haciendo “correctamente” y en cumplimiento de la decisión judicial que así lo ha dictado.

Obras de arte de gran valor

Sepulcros del siglo XV únicos en el mundo, esculturas de alabastro de Gabriel Joly o tablas policromadas con más de tres siglos de antigüedad son parte de la historia de Aragón que guardaba el Monasterio de Sijena y fueron vendidos a Cataluña y que, ahora, vuelven a su lugar de origen.

El conflicto se remonta a los años 80 y 90 del siglo pasado, cuando las hermanas sanjuanistas de la Orden de Malta, propietarias del cenobio, vendieron 97 obras de arte religioso del Monasterio de Sijena a la Generalitat de Cataluña.

La Generalitat entregó en julio de 2016 una parte de esos objetos y hoy ha comenzado la devolución de las 44 piezas del patrimonio del Monasterio de Sijena (Huesca) depositadas en el Museo de Lleida a Aragón, en cumplimiento de la providencia del Juzgado de Primera Instancia número 1 de Huesca.

Varios de los sarcófagos que retornan al monasterio oscense

Se trata de 44 piezas entre las que figuran las cajas sepulcrales de tres prioras del cenobio del siglo XV, únicas en el mundo, además de seis altorrelieves de alabastro obra del escultor francés Gabriel Joly y datados en 1529-1530, y otras siete figuras de alabastro atribuidas al mismo artista.

Hay asimismo cuatro tablas policromadas del siglo XVIII de Santa Rosa de Lima, Santa Ubaldesca, Santa Teresa y Santa Clara, varias pinturas sobre tela de una serie del siglo XVIII sobre la historia del Rey David y catorce pinturas sobre tela de entre los siglos XVI y XVIII.

Las obras más relevantes se encuentran en el Museo Diocesano de Lleida, que expone las tres cajas sepulcrales y cuatro relieves de alabastro, mientras que la mayoría de los objetos estaban en los almacenes de esta institución.

Continúa el operativo de retorno de los bienes de Sijena con tensión en torno al Museo de Lleida

El operativo que se encargará de la devolución de 44 bienes del patrimonio histórico y artístico de Sijena al Monasterio de la localidad oscense, y que radicaban en el Museo de Lleida, se encuentra en marcha desde esta madrugada. Este lunes acaba el plazo dado por el juez para proceder al regreso de esta muestra del arte religioso de Aragón, y por ello, a medianoche se ha activado la operación para que los 44 bienes sean embalados y transportados en las mejores condiciones. Mientras tanto, centenares de personas siguen en el entorno del museo leridano, en protesta contra el traslado de los bienes.

Para ello, el Gobierno de Aragón, a través de la Consejería de Educación Cultura y Deporte, ha activado un dispositivo que se encargará de la operación tanto en Lleida, en la sede del Museo, como en Villanueva de Sijena.

El presidente del Ejecutivo autonómico, Javier Lambán, a través de su cuenta en Twitter, informaba sobre las 4.00 horas de que la operación se encontraba en marcha, por lo que mantiene “contacto permanente” con la consejera de Educación, Cultura y Deporte, Mayte Pérez, y con su equipo.

Por tanto, personal del Museo con sede en Lleida como del Gobierno de Aragón trabajan ya para que los llamados bienes de Sijena vuelvan a territorio aragonés, algo que podía completarse a lo largo de la mañana.

Hacia las 03.30 horas han llegado al centro de arte leridano furgones y todo-terrenos de la Guardia Civil, así como un camión y una furgoneta de los técnicos de la empresa encargada de realizar el transporte de las obras.

En un cuarto de hora todo el recinto ha quedado fuertemente protegido y la sesentena de manifestantes que custodiaban el museo han quedado dispersados.

Descarga esta madrugada de las cajas donde se transportarán los bienes. Foto: Leonard Deshalms

Embalaje

La entrada de los técnicos se ha producido a las 04.30 horas y desde entonces trabajan en el interior en el embalaje de las piezas. Se calcula que el operativo durará unas ocho horas.

Desde las 06.00 horas en el exterior se reúnen un centenar de personas, que habían sido convocadas por la CUP para protestar por el traslado de bienes y que ahora ven desde el exterior el movimiento de los técnicos y las cajas que tienen que transportar las 44 obras.

Cuando pasaban pocos minutos de las 7 de la mañana, las personas concentradas delante del museo han empezado a gritar “ladrones” y” manos arriba, esto es un atraco”.

Pocos minutos antes de las siete y media ha llegado al Museu de Lleida el alcalde de la ciudad, Àngel Ros (PSC). Al verlo, los manifestantes lo han seguido y lo han increpado y Ros se ha acabado marchando del lugar.

Delante del Museo también se puede ver a Joan Tardà con Bernat Solé y Marta Vilalta (ERC) y Josep Maria Forné (JxCat).

Efectivos de la Guardia Civil protegen el operativo para el traslado de las obras de arte. Foto: La Manyana

Mandato judicial

Por su parte, el director general de Cultura y Patrimonio del Gobierno de Aragón, Nacho Escuín, ha confirmado que a las 4.00 horas de la madrugada han entrado en el museo de Lleida técnicos del Ejecutivo aragonés, el perito y el personal de la empresa contratada para el transporte de los bienes.

Este efectivo será el encargado del embalaje de los bienes, algunos de considerable tamaño, como tres cajas sepulcrales.

En declaraciones facilitadas por el Gobierno aragonés, Escuín ha destacado que se está cumpliendo el mandato judicial que exigía el retorno de esta muestra patrimonial y que se está llevando a cabo sin incidencias ni variaciones el plan de trabajo del Ejecutivo que preside Javier Lambán.

Se pondrá fin de este modo a un largo litigio entre las comunidades de Aragón y de Cataluña y del que los 44 bienes que regresarán este lunes a Villanueva de Sijena son una muestra, toda vez que hay más piezas representativas del arte religioso aragonés distribuidas por territorio catalán.

Pero el asunto que concierne a esos 44 bienes comenzó a dilucidarse hace dos años cuando una jueza de Huesca resolvió a favor de las pretensiones aragonesas y ordenó la devolución.

Hasta hoy se han producido una serie de hechos que han demorado la entrega, entre ellos el proceso independentista en el que se embarcó el anterior Govern catalán de Carles Puigdemont y que, entre sus consecuencias, ha generado que dos exconsejeros de Cultura de la Generalitat de Cataluña estén encausados por desobediencia, casos de Santi Vila y Lluis Puig.

Tensión ante el museo

Para acabar con el plan independentista el Gobierno aplicó el artículo 155 de la Constitución, aún hoy en vigor en Cataluña, y se hizo con las riendas del Govern previo cese de sus integrantes, con Puigdemont a la cabeza.

Debido a dicho artículo ha tenido que intervenir en el litigio de los bienes el ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, pues es el titular actualmente de las competencias culturales de la Generalitat de Cataluña.

Además, en estos días sigue su curso la campaña de las elecciones catalanas, que se producirán el próximo día 21.

Todo ello ha añadido tensión política al transporte de los bienes de Sijena desde Lleida a la provincia de Huesca.

Una muestra de ello es la concentración ciudadana a las puertas del museo, convocada por la CUP.

Alrededor de 500 personas se concentran sobre las 9.45 horas a las puertas del Museo de Lleida, donde se vive una calma tensa después de los momentos de tensión, empujones y algunas cargas vividas en el marco de la operación de traslado de 44 bienes de Sijena.

Corte de calle y carga policial

La calle Rambla d’Aragó, donde se encuentra la fachada principal del museo, permanece cortada por los manifestantes y un cordón policial que les separa de un vallado colocado de madrugada para facilitar la operación.

La mayoría de los concentrados se encuentran frente a la entrada principal, mientras que el resto están situados en la parte trasera de la institución patrimonial, por donde está previsto que salgan las piezas.

Los manifestantes han recibido cargas policiales por parte de los Mossos d’Esquadra, que querían ampliar el cordón para garantizar la seguridad del traslado de las 44 obras de Sijena a Aragón, según ha constatado Europa Press.

Las cargas se han producido sobre las 8.45 horas de este lunes en la Rambla d’Aragó de la capital del Segrià, cuando la policía catalana ha tratado de ampliar el cordón delante de la fachada principal del museo y, ante la negativa de los manifestantes, ha iniciado cargas en el lugar, donde se concentran 200 personas.

Presididos por la pancarta “Los museos no se tocan”, que ya se pudo ver durante la concentración del pasado jueves en Bruselas, los concentrados quieren mostrar su oposición pacífica al traslado, han explicado a Europa Press.

Entre los presentes, figuran concejales del Ayuntamiento de Lleida como Xavier Eritja (ERC) –también diputado–, Núria Marín (ERC), Toni Postius (PdCAT) y Carlos González (EnComú de Lleida), además de Joan Tardà (ERC), Mireia Boya (CUP) y Laura Borràs (JuntxCat), también directora de la Institució de les Lletres Catalanes (ILC).

 

El juez da de plazo hasta el 11 de diciembre para devolver los 44 bienes de Sijena

El juez Antonio Martín, titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Huesca, ha ordenado que el Museo de Lérida devuelva las 44 obras artísticas del Real Monasterio de Villanueva de Sijena (Huesca) el lunes 11 de diciembre “si no hubieran sido entregadas con anterioridad”.

En una providencia fechada el 1 de diciembre y hecha pública este lunes, ha subrayado que “el Gobierno de Aragón tiene todo el dispositivo organizado para proceder a la retirada de los bienes objeto de la presente ejecución provisional para el día lunes 11 de diciembre de 2017”.

El titular del Juzgado número 1 de Huesca acuerda que la Guardia Civil, en coordinación con el Gobierno de Aragón, ejecute el plan de seguridad preciso para llevar “a buen fin” esta decisión, “proporcionando seguridad al personal encargado de la retirada de los bienes y de su traslado”, así como para hacer cumplir lo acordado, autorizando para ello “toda intervención” para llevarlo a cabo. La providencia se puede recurrir en el plazo de cinco días.

Intervención policial

El juez señala que se exige la colaboración y el auxilio de la Policía Nacional, la Guardia Urbana de Lérida y los Mossos d’Esquadra “si fuere necesario”, en cumplimiento de la Ley Orgánica de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

En la providencia, el juez autoriza a la empresa contratada por el Gobierno aragonés para acceder a las instalaciones del Museo de Lérida, donde se encuentran depositadas las piezas para la realización de las mediciones y demás operaciones necesarias para la entrega y traslado de las mismas.

También autoriza al personal de la Administración autonómica aragonesa, así como a la técnico Ana Armillas Molinos, a acceder al Museo para realizar estas tareas. La Guardia Civil y los demás miembros de las Fuerzas de Seguridad podrán entrar en el Museo para “proporcionar seguridad y el adecuado desarrollo de las labores necesarias para el cumplimiento de lo que viene acordado en la presente causa”.

El juez Antonio Martín advierte a las partes de que por la realización de actos contrarios a lo señalado “podrán ser acusados de delitos de desobediencia a la autoridad y de delitos contra la Administración de Justicia”. El Museo de Lérida deberá prestar “la necesaria colaboración para llevar a buen fin lo acordado”.

Competencias

El titular del Juzgado número 1 de Huesca recuerda en su providencia que la Abogacía de la Comunidad Autónoma de Aragón solicitó la entrega de los bienes el 11 de diciembre; que la Guardia Civil ya ha elaborado un cronograma de actuaciones

También indica que, desde el 27 de octubre pasado, el Gobierno de España ostenta las competencias de la Generalitat de Cataluña, en aplicación del artículo 155 de la Constitución.

El juez añade que la Audiencia Provincial de Huesca ha confirmado, el 30 de noviembre pasado, la sentencia por la que el juez de primera instancia acuerda ordenar la devolución de las obras, y que el Ayuntamiento de Villanueva de Sijena se adhiere a lo solicitado por el Gobierno de Aragón.

Asimismo, expresa en su resolución que el Ejecutivo aragonés ha confeccionado un plan de trabajo con un calendario concreto y una relación del personal técnico del Departamento de Educación, Cultura y Deporte, a lo que se suma la contratación, ya realizada, del embalaje y el traslado de las piezas con una empresa mercantil especializada, “que cumple con todas las especificaciones técnicas para el traslado con garantías de los bienes”.

La Audiencia de Huesca ratifica la sentencia de los bienes, que pueden volver a Aragón el 11 de diciembre

La Audiencia de Huesca ha confirmado hoy la sentencia dictada por el Juzgado de Primera Instancia nº 1 de ka capital altoaragonesa que ordena a la Generalitat a devolver 44 piezas del patrimonio histórico del Monasterio de Sijena. El Gobierno de Aragón ha recibido con mucha satisfacción la “grandísima” noticia, con la que se “facilita el camino” para que el próximo día 11 de diciembre estén de regreso.

El tribunal oscense rechaza así los recursos interpuestos desde la Generalitat y el Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC) contra la sentencia que acordaba la restitución de todas las piezas adquiridas “ilegalmente” por la administración catalana entre 1983 y 199 a su ubicación original, Monumento Nacional desde 1923.

Los magistrados, en virtud de la Estatuto de Aragón y de su Ley de Patrimonio Cultural, consideran legitimado al Gobierno aragonés para solicitar la nulidad de las ventas y rechazan que no puedan actuar “por el sólo hecho de que los bienes se hallen en Cataluña”.

Consideran, además, “no razonable” el argumento de que en la primera de las ventas, en 1983, Aragón careciera de las competencias en materia de Cultura para rechazar su derecho a reclamar el patrimonio propio.

También avalan la legitimidad del Ayuntamiento de Sijena, cuestionada por la Generalitat, para intervenir en un procedimiento en defensa de un patrimonio propio.

La Audiencia de Huesca analiza a renglón seguido la Ley de Monumentos Nacional para descartar los argumentos de la parte catalana que rechazan la consideración de los bienes reclamados como partes indivisibles del inmueble.

A juicio de los magistrados, esta argumentación es una “interpretación restrictiva que resulta escasamente compatible con la protección del patrimonio histórico y cultural”.

“Entendemos -subrayan- que son bienes de interés cultural, no por haberse incorporado a los fondos museísticos del MNAC sino porque en el año 1923 el Real Monasterio de Sijena fue declarado Monumento Nacional”.

Reacción del Gobierno de Aragón

Por su parte, la consejera de Cultura del ejecutivo autonómico, Mayte Pérez, ha señalado a los medios en los pasillos de las Cortes, después de conocer la decisión de la Audiencia de Huesca que se trataba de una noticia que se lleva esperando dos y años y medio y que “cierra el ciclo definitivamente”, según Pérez, porque ratifica que la propiedad de las piezas es de Aragón.

De esta forma ya no hay nada a lo que puedan acogerse las instituciones catalanas para negarse a la devolución que le ordenan sucesivas sentencias. “La legalidad nos asiste”, ha enfatizado Pérez, quien ahora tiene la prioridad de que los bienes regresen “de manera inmediata”.

De hecho, los servicios jurídicos del Gobierno de Aragón han remitido al juez, y también al Ministerio de Cultura (que ostenta ahora las competencias desde que se aplicó en Cataluña el artículo 155 de la Constitución Española) y a la Guardia Civil la información solicitada por el magistrado acerca del operativo necesario para el traslado de los bienes, en cuanto a medios materiales y humanos, desde Lérida hasta Sijena.

El objetivo es que el día 11 se pudiera producir este traslado, tal y como el Gobierno de Aragón ha pedido al juez, y se reincorporen las 44 piezas al monasterio “del que no deberían de haber salido nunca”.

Ante la sentencia cabría interponer un recurso de casación ante el Tribunal Supremo, pero Pérez ha explicado que los servicios jurídicos han informado de que sería muy difícil que prosperara, porque el valor de los bienes no supera los 600.000 euros y sólo se aceptan por parte de este tribunal un 5 por ciento de los casos por debajo de ese valor.

En cualquier caso, en la actualidad debería ser el ministerio quien lo interpusiera y no la Generalitat, ha precisado.

Otra sentencia pendiente

La consejera ha recordado, no obstante, que aún esta pendiente la confirmación, por parte de la Audiencia, de la sentencia del juzgado sobre los murales arrancados del Monasterio de Sijena, aunque esta es más reciente.

En ese caso, ha reconocido, sí que sería factible que el Supremo accediera a aceptar el recurso de casación.

Finalmente, la consejera ha insistido en que todo Aragón debe de sentirse partícipe de este “éxito colectivo” de un proceso que dura más de veintidós años.

El ministro ordena que Cataluña devuelva los bienes de Sijena y la DGA le pide que concrete la fecha

El Ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, ha ordenado que se dé cumplimiento a la sentencia que establece que la Generalitat debe devolver 44 piezas del patrimonio histórico y artístico del Monasterio de Sijena (Huesca). La consejera de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón, Mayte Pérez, ha reclamado al ministro que concrete qué día y cómo será el traslado de los bienes.  La consejera quiere que Cataluña devuelva “ya” los bienes de arte religioso del Monasterio de Sijena (Huesca) y le ha pedido al Gobierno central que “si tienen que recurrir a los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, que lo hagan”.

Según han informado fuentes del Ministerio, Méndez de Vigo, que desde la aplicación del artículo 155 asumió las competencias del departamento catalán de Cultura, ha recibido este martes 28 de noviembre el requerimiento del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 1 de Huesca.

El ministro ha contestado que procederá a “solicitar inmediatamente” la información que se le requiere respecto a la “ubicación exacta” de todas y cada una de las piezas pendientes de entrega.

Asimismo, Méndez de Vigo pedirá también información sobre la fecha en que se procederá a la entrega de los bienes, y medios por los que ésta se hará efectiva: “Tan pronto como se reciba contestación a dicha solicitud de información, se procederá a trasladar la misma a ese juzgado”.

Solicitud del juez

El juez solicitó recientemente al ministro de Cultura que posibilitase la devolución de 44 piezas del patrimonio del Monasterio de Sijena que se encuentran en Cataluña.

El pasado viernes, tras la reunión del Consejo de Ministros, Méndez de Vigo explicó que no había recibido la providencia del 15 de noviembre enviada por el juez de Huesca, que hoy ha llegado al ministerio.

En su respuesta al juzgado, el titular de Cultura ha recordado que cualquier actuación está delimitada por el acuerdo del Pleno del Senado, por el que asumió las competencias de la Conselleria de Cultura de la Generalitat tras la aplicación del artículo 155 de la Constitución española.

La actuación del ministerio en el ámbito competencial del Departamento de Cultura de la Generalitat para el ejercicio de las funciones del Consejero -dice el ministro- debe garantizar el funcionamiento de la organización administrativa ordinaria que, según el artículo 71 del Estatuto, es la Generalitat a la que le corresponde el ejercicio de las funciones ejecutivas.

Concreciones

La consejera de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón, Mayte Pérez, ha reclamado al ministro Íñigo Méndez de Vigo que concrete qué día y cómo será el traslado de los bienes del Monasterio de Sijena que aún se encuentran en depósito en Lérida.

En declaraciones a los medios de comunicación, Mayte Pérez ha subrayado que es “una buena noticia” que el ministro haya dado la orden para que regresen los bienes de Sijena y se cumplan las sentencias existentes al respecto, si bien “tiene que decir cómo, qué día se van a devolver y cómo se va a hacer el traslado”.

Ha expresado la disposición del Ejecutivo aragonés de ayudar al ministerio facilitando toda la información disponible sobre estas piezas de arte que se encuentran en el Museo de Lérida y, además, “tenemos el equipo dispuesto” para que los técnicos puedan ir a buscar las obras “y por fin poder devolver todos estos bienes” al Monasterio de Villanueva de Sijena.

“Es el anhelo de una tierra que ha luchado por su patrimonio” y su regreso “será una magnífica manera de acabar el año”, ha considerado la consejera de Cultura.

Alegría en Villanueva de Sijena

El alcalde de Villanueva de Sijena, Ildefonso Salillas, ha asegurado este martes que los vecinos de esta localidad oscense han recibido “con una alegría inmensa” la orden dada por el ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, que obliga al regreso de los 44 bienes del Monasterio de Sijena que aún se encuentran en depósito en Lérida, de forma que se dé cumplimiento a las sentencias judiciales al respecto.

En declaraciones a Europa Press, el alcalde ha recordado que hace “años” que esperaban recibir esta noticia que el consistorio ha dado a conocer a sus vecinos a través de la aplicación para móviles puesta en marcha por el ayuntamiento.

Han conocido la noticia cuando se estaba celebrando un pleno extraordinario y, “después de la euforia”, Salillas ha observado que “hay que ser cautos”, si bien no ha podido reprimir su alegría porque con este conflicto “hemos sufrido mucho”.

Con la decisión del ministro se hará “justicia” con el municipio y con sus vecinos que han peleado durante años por proteger estas obras y por lograr su regreso. Este martes “es un día histórico, aunque lo será aún más el día que las veamos aquí y que se queden expuestas”, ha remachado.

Ilusión

“El monasterio va a cambiar, tenemos muchas ilusiones puestas en esto y en que sea un foco de desarrollo” para toda la zona, además de que en 2023 se cumplirán los cien años de declaración del mismo como Monumento Nacional, ha detallado Salillas.

Según ha apuntado, su objetivo es que “todo esto impulse el desarrollo” de la Comarca de los Monegros y para eso ha pedido la colaboración del Ejecutivo autonómico para que el monasterio y los bienes que posee “sea conocidos en Aragón”.

El alcalde ha estimado que a partir de ahora “la voz cantante” la tiene el ministro y “nosotros estamos para ayudar”, como también lo ha de hacer el Gobierno de Aragón, “que tiene las competencias”.