borrasca

Una cuarta borrasca para el fin de semana pone en jaque a Aragón

Tres borrascas consecutivas en una semana y una cuarta que se espera para el fin de semana ha puesto en jaque a las carreteras aragonesas y a toda la cuenca hidrográfica del Ebro y ha obligado a la administración autonómica a activar la fase de Emergencia Nivel 1 del Plan Territorial de Protección Civil.

Un nivel que implica, como ha explicado el consejero de Presidencia del Gobierno de Aragón, Vicente Guillén, activar todos los medios naturales y personales de las distintas administraciones y alertar a la ciudadanía para evitar cualquier riesgo innecesario.

No obstante, ha advertido en una rueda de prensa con motivo de la reunión del Centro de Coordinación Operativa (CECOP), de que “alerta no significa alarmar a la ciudadanía” sino que todos los medios estén coordinados y pedir “prudencia para evitar riesgos”.

El problema de este temporal, que en forma de nieve está provocando incidencias en más de cuarenta tramos de la red de las carreteras de las tres provincias, es la “incertidumbre” de las predicciones meteorológicas, por lo que las previsiones del Gobierno de Aragón solo sirven “para este momento”, ya que se desconoce la evolución de cara al fin de semana.

El río Arba de Luesia desbordado en la localidad de Ejea de los Caballeros. Foto: José Antonio Jaca

Cortes de carreteras por las riadas

Así, la situación actual en la cuenca del Ebro es de “avenida ordinaria”, con una crecida prevista para el fin de semana de unos 1.500-1.700 metros cúbicos por segundo y debido a la nueva borrasca ya se ha comunicado que no será posible la acampada que unos 2.500 scouts tenían previsto celebrar en el Parque del Agua el fin de semana.

A consecuencia de la crecida de los ríos Arba de Biel y Alba de Luesia se ha tenido que cortar la carretera en Ejea donde coinciden ambos cauces, y aunque la cresta está prevista a las 14.30 horas, volverá a subir, según ha apuntado la directora general de Interior, María Ángeles Julvez, quien también ha incidido en la rápida crecida del río Gállego, que alcanzará un caudal de 500 metros cúbicos por segundo y causará incidencias en la desembocadura en Zaragoza.

El Gobierno de Aragón está pendiente por tanto de saber “cómo va a regular Navarra”, del desembalse de Yesa y de si suben las temperaturas, ha subrayado Vicente Guillén.

Problemas por la nieve en numerosas vías

Respecto a las carreteras, los mayores problemas se están localizando en la provincia de Teruel, debido a que la cota de nieve ha bajado a los 800 metros de altitud y la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha subido de 20 a 30 centímetros los espesores previstos en Gúdar, Javalambre, Maestrazgo y Jiloca.

Las carreteras de Teruel presentan 26 incidencias y está cortada el tramo entre la Virgen de la Vega y Alcalá de la Selva y por un accidente la A-23 en Ferreruela de Huerva. Son, fundamentalmente, cruces de camiones por la nieve, ha apuntado Julvez.

En esta provincia todavía se necesitan cadenas para circular, y está prohibido para camiones, articulados y autobuses, en las carreteras de la red nacional A-23 de Caminreal a Ferreruela y N-234 entre Calamocha y San Martín del Río, así como en Andorra; desde Alcalá de la Selva hacia Allepuz y hacia Cedrillas, desde este municipio hasta Corbalán y de Torrijas a Arcos de las Salinas.

También en Mosqueruela, de Ponzondón a Orihuela del Tremedal, de la Puelba de Valverde a Camarena de la Sierra, en Celadas y a la altura de Crivillén.

En Teruel hay nivel amarillo en Monreal del Campo, Villa Franca del Campo y en Caminreal por congestión de camiones así como entre Escucha y Mezquita de Jarque, de Cañada de Benataduz a Montoro de Mezquita y en Andorra.

Nevada en Cariñena, a sólo 590 metros del altura, en la mañana de este miércoles. Foto: Víctor Lorente

Dificultades de circulación

En la provincia de Zaragoza debido a la congestión, sobre todo de camiones, se ha tenido que cortar la A-1504 en Codo (Zaragoza), el tramo de Daroca a la autovía y la N-234 en Villafeliche y aunque se ha reabierto el puerto de Paniza en la A-23, las condiciones de circulación son difíciles debido al embolsamiento de camiones.

En Huesca siguen cortadas por riesgo de aludes el Parque Nacional de Ordesa y de Panticosa a Baños de Panticosa y en Tormos por inundaciones y se necesitan cadenas entre Roda de Isábena y Bonansa y de Guillué a Campodarbe.

Además, en la comarca de Sobrarbe se han registrado accidentes por meteorología adversa en Campodarbe, Abizanda y Escalona.

Según la Aemet, en las últimas 24 horas entre las precipitaciones más destacables se encuentran los 45,4 litros de Castejón de Valdejasa, los 41 en Sopeira, 35,6 en Almudévar, 34,4 en Daroca, 33,4 en Zaragoza, 32,4 en Leciñena, 31,8 en Ejea de los Caballeros y 30,6 en Quinto.

Cortes de suministro eléctrico

Por otro lado, unos 3.000 clientes han sufrido este miércoles, 11 de abril, cortes en el suministro eléctrico a causa del temporal de nieve y lluvia que afecta a Aragón. Las principales incidencias han tenido lugar en el sur de la provincia de Zaragoza y el norte de la de Teruel, todas ellas a causa de la nieve.

Fuentes de Endesa han informado a Europa Press de que sobre las 17.30 dos líneas de media tensión están fuera de servicio, una de ellas es la de Calatayud-Monzón, con 700 clientes sin suministro en los municipios zaragozanos de Acered, Alarba, Atea y Castejón de Alarba.

La segunda línea sin suministro es la de Santa Eulalia-Ojos Negros, en la provincia de Teruel, donde hay 1.700 clientes sin suministro en Monreal del Campo.

En el primer caso, la reparación no podrá realizarse hasta este jueves por lo que se van a enviar seis grupos electrógenos a la zona para facilitar el suministro, han apuntado desde la compañía eléctrica.

Igualmente, se va a enviar otro grupo electrógeno a Belsué, en la provincia de Huesca, donde hay 14 clientes afectados de la línea Monrepós-Arguis, desde las 8.00 horas.

Otras incidencias ya están resueltas, como la ocurrida en una línea de media tensión en el entorno de Daroca (Zaragoza), que ha afectado a unos 2.000 clientes.

Problemas por la nieve

Además, en Luna, también en la provincia de Zaragoza, ha tenido lugar una avería entre las 5.00 y las 13.00 horas, aproximadamente, que ha sido la de mayor duración y ha dejado sin suministro a unos 200 clientes. En este caso, varios chopos han caído sobre la línea Marracos-Barluenga, que ha sido preciso retirar y reparar después.

Desde Endesa han explicado que el origen de la mayoría de las incidencias se debe a la presencia de nieve sobre los apoyos y líneas eléctricas y han aclarado que los tiempos de reposición se han alargado por los problemas de desplazamiento y de acceso de los técnicos a los lugares afectados.

La borrasca “Bruno” trae nieve y vientos a Aragón de hasta 100 km/h

A última hora de este martes, 26 de diciembre, la primera borrasca profunda de este invierno, que ha sido bautizada como “Bruno”, se dejará notar en Aragón con abundantes nevadas en el Pirineo y fuertes rachas de viento por todo el país que podrían alcanzar los 100 kilómetros por hora en algunos puntos.

Para este martes, las primeras lluvias se harán notar en zonas de montaña, donde la cota de nieve bajará hasta los 1.000 metros en el Pirineo y los 1.200 en la Ibérica. En Huesca habrá nieblas matinales y las temperaturas mínimas irán en ascenso. En Zaragoza se registrará una máxima de 11º y una mínima de 2º; en Huesca, 7º de máxima y 0º de mínima, mientras que en Teruel el mercurio alcanzará 10º y las mínimas se quedarán en -1º.

El miércoles será cuando “Bruno” se deje sentir con fuerza en Aragón. En el Pirineo la cota de nieve bajará hasta los 700 metros con acumulaciones de hasta 25 centímetros. Además las fuertes rachas de viento azotarán todo el territorio, con rachas de 100 kilómetros por hora en los Pirineos y de entre 70 y 80 kilómetros por hora en el resto de la Comunidad. No obstante, las temperaturas permanecerán sin variaciones, aunque la sensación térmica descenderá a causa del fuerte viento.

De cara al jueves y viernes, la situación se normalizará, con algún chubasco débil y aislado en el Pirineo y la Ibérica. En el resto habrá intervalos nubosos y las máximas ascenderán, alcanzando los 14º grados en Zaragoza y Teruel el viernes y los 11º en Huesca.

Aragón Press