Cambrils

Cambrils honra a la zaragozana asesinada y al resto de víctimas de los atentados de hace un año

La localidad tarraconense de Cambrils ha sido escenario este sábado 18 de agosto de un emotivo acto en recuerdo a las víctimas de los atentados yihadistas del pasado verano, como consecuencia de los cuales resultó asesinada la zaragozana Ana María Suárez. El presidente de Aragón, Javier Lambán, y una representación municipal encabezada por el alcalde, Pedro Santisteve, han liderado la presencia aragonesa en el acto. El primer edil zaragozano ha dicho que la sociedad debe guiarse por el “No tenemos miedo” para no sucumbir al terrorismo yihadista.

El alcalde de la capital aragonesa y representantes de los grupos municipales han asistido a “un acto emotivo” que han compartido con las familias de las víctimas y en el que el Consistorio zaragozano ha entregado un centro de flores al Ayuntamiento de Cambrils y que ha sido colocado junto al monumento de homenaje a las víctimas de los atentados (foto superior).

Relación “entrañable” con Cambrils

Santisteve ha agradecido la participación de “todos los portavoces de la corporación” en este día, “un día de recuerdo y triste”.

Asimismo, ha puesto de manifiesto que existe una “relación entrañable” y “excelente” entre Cambrils y Zaragoza, ya que es “lo que procede” teniendo en cuenta de que gran parte de la población zaragozana “se traslada en la época estival” hasta la localidad tarraconense, “un buen ejemplo de convivencia y de buen estar”.

Al acto de este sábado han asistido, asimismo, el presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, la delegada del Gobierno en Aragón, Carmen Sánchez, y la consejera de Innovación, Investigación y Universidad, Pilar Alegría.

Sociedad abierta y democrática

El alcalde Santisteve ha manifestado que la sociedad española debe tener como máxima que les guíe el ‘No tinc por’ –No tenemos miedo, en castellano– para “no jugar a ese juego al que pretenden llevarnos” los ataques yihadistas.

En el acto institucional de inauguración del Memorial por la Paz, en homenaje a las víctimas del atentado terrorista yihadista del 17 de agosto de 2017 en Cambrils, donde falleció la zaragozana Ana María Suárez López y otras cinco personas resultaron heridas, entre ellas su marido, Roque Oriol, y su hermana viuda, Alicia, Santisteve ha hecho hincapié en que “el ‘No tinc por’ que acuñaron Barcelona y Cambrils, el no tenemos miedo, tiene que ser una máxima que nos guíe” porque “nuestras sociedades son lo suficientemente abiertas y tolerantes y tienen capacidad para encajar estos golpes”.

En este sentido, ha considerado que episodios como el vivido hace un año en Cambrils tienen que servir para “seguir recordando que somos sociedades abiertas y democráticas, donde cabe todo el mundo”.

Medalla de Oro de la ciudad para Barcelona y Cambrils

El Ayuntamiento de Zaragoza acordó el viernes 22 de septiembre por unanimidad la concesión de la Medalla de Oro de la Ciudad a la ciudad de Barcelona y a la villa de Cambrills (Tarragona), en solidaridad por los atentados yihadistas que sufrieron el pasado 17 de agosto y que causaron dieciséis fallecidos y más de cien heridos.

La Junta de Portavoces ha acordado asimismo nombrar Hijo Predilecto al músico Enrique Bunbury, al bailarín y coreógrafo Miguel Ángel Berna, al jurista Pedro Ramón y Cajal, al investigador Alberto Jiménez Schumacher y a la Compañía Teatro Arbolé.

Con la Medalla de Oro, Zaragoza quiere rendir homenaje a la sociedad civil de ambas ciudades catalanas, a sus gobernantes, a sus fuerzas de seguridad, a sus servicios públicos y sanitarios, que “supieron unir en ese ‘No tinc por’ un gesto único de solidaridad y respuesta ante una adversidad tan dura como compleja”, señalan fuentes municipales en una nota de prensa.

El Ayuntamiento destaca que Zaragoza, vecina y amiga de Cataluña, de Barcelona y de Cambrils, ha vivido con especial preocupación y solidaridad unos hechos que estremecieron al mundo y se unió al dolor por las víctimas y a la indignación por unos hechos “absolutamente injustificables”.

Por eso, la capital aragonesa considera que “unidos contra el dolor, contra la barbarie, contra el terrorismo, y recordando que ninguna ciudad está sola, la respuesta debe ser igual en todas ellas: No tenemos miedo”.

Un jurista y un investigador

Pedro Ramón y Cajal (Zaragoza 1953), es abogado del Estado desde 1978, ejerce la abogacía privada -como socio fundador de su propio despacho- y la docencia -como profesor de Derecho Administrativo en la Universidad Internacional de Cataluña-.

Reputado experto en Derecho Procesal, Público y Mercantil, es también árbitro titular de la Corte de Arbitraje Civil y Mercantil de Madrid (CIMA), de la Cámara de Comercio de Madrid y de la Corte Internacional de Arbitraje de la Cámara de Comercio Internacional de París y en su dilatada carrera profesional ha desempeñado puestos relevantes en numerosas empresas.

Del investigador Alberto Jiménez Schuhmacher, el Ayuntamiento de Zaragoza recuerda que, tras verse obligado a marcharse en 2003 ante la falta de oportunidades, dirige desde el pasado 1 de julio el laboratorio de Oncología Molecular del Instituto de Investigación Sanitaria de Aragón gracias al programa de atracción de talento.

Tras estudiar veterinaria y bioquímica, realizó su doctorado en Madrid junto al científico Mariano Barbacid, con quien trabajó seis años. Actualmente investiga en Zaragoza la detección precoz de los tumores cerebrales eludiendo las biopsias invasivas y también estudia el síndrome de Noonan, que provoca desde retrasos madurativos hasta problemas cardíacos.

Dos representantes del mundo del espectáculo

Con la distinción a Enrique Bunbury, el Ayuntamiento quiere dar un reconocimiento a un hombre que nunca se ha olvidado de su pasado en Zaragoza y que desinteresadamente sitúa a la ciudad en el mapa internacional.

El cantante comenzó su carrera artística en 1986 como parte de Héroes de Silencio para continuar diez años después como solista.

Nacido en Zaragoza en 1968, Miguel Ángel Berna empezó a bailar con 8 años y ya con 17 su trabajo le hizo acreedor de un primer premio, al que llegarían otros como el de Bailarín sobresaliente, con la obra “Entre Dos” o el premio a la mejor coreografía con “La Templanza”.

Su actividad profesional le ha llevado a realizar giras por Europa, Asia y América, a impartir clases magistrales en el City Center de Nueva York o en el Ballet Nacional de España, entre otros.

En 1990 creó su primera compañía de baile, “Danza Viva” y desde 1999, con la actual, ha estrenado numerosos espectáculos, como Rasmia; Tierra de Dragón; Mudéjar; Savia nueva, junto a Carmen París; Amares; Goya; Flamenco se escribe con Jota, y La Jota y La Taranta, entre una larga lista.

Al servicio de la infancia

Por su parte, la compañía Teatro Arbolé es un referente cultural al servicio de la infancia de la capital aragonesa desde hace 38 años, 28 de ellos como sala infantil estable, 25 con la editorial de teatro para niños y 10 en la nueva sede del Parque del Agua.

Arbolé es la sala infantil estable mas antigua de España y una referencia en Latinoamérica, donde han inventado un festival que tiene hace tres años reflejo en Zaragoza, según dichas fuentes.

Las medallas y distinciones se entregarán el próximo 7 de octubre en un acto tras el que darán inicio las fiestas del Pilar 2017.

La zaragozana asesinada en Cambrils será enterrada este martes

La zaragozana asesinada en el atentado en Cambrils (Tarragona) será enterrada este martes, 22 de agosto, en el Cementerio de Torrero de la capital aragonesa. El marido y su hermana continúan ingresados en centros hospitalarios de Cataluña.

Según ha podido saber Europa Press, el cuerpo de la asesinada en el citado ataque terrorista, Ana María Suárez, de 67 años, llega este lunes a la capital aragonesa y el entierro será este martes.

Ana María Suárez pasaba unos días de vacaciones con su familia en la Costa Dorada cuando se vieron sorprendidos por el atentado en el paseo de las Palmeras de Cambrils. Su marido, Roque Oriol, y su hermana resultaron heridos y permanecen ingresados en centros hospitalarios de Tarragona.

En el atentado de la localidad cambrilense también ha resultado herido otro aragonés, del que no ha trascendido su identidad. Este ataque se produjo poco después de que una furgoneta arrollara a un centenar de personas en La Rambla de Barcelona, donde murieron 13 personas. Ana María Suárez es la única fallecida, hasta el momento, a consecuencia del atentado yihadista en Cambrils.

La aragonesa asesinada en Cambrils había superado un cáncer

Los familiares y allegados de Ana María Suárez, la aragonesa que murió en el ataque terrorista de Cambrils (Tarragona), están “destrozados” por la tragedia, a la vez que “pendientes” del estado de los dos familiares que la acompañaban: “Ya que Ana se nos ha ido, al menos que los otros se puedan salvar”. El barrio de Jesús, donde vivía la mujer fallecida junto a su marido, herido muy grave en el atentado, está conmocionado. Se da la circunstancia de que la mujer asesinada acababa de superar una grave enfermedad.

Ana María Suárez, residente en la avenida Puente del Pilar, falleció el viernes después de ser atropellada por un vehículo en el que viajaban los terroristas mientras caminaba por el Paseo Marítimo de Cambrils junto a su marido Roque Oriol y su hermana Alicia.

Los tres estaban celebrando el cumpleaños de Roque, que había sido el 16 de agosto, el día del Santo, y cuya celebración habían pospuesto para el día siguiente debido al partido de fútbol de la Supercopa Real Madrid-Barcelona, explica a Efe María del Barrio, allegada de la familia..

Como consecuencia del ataque, registrado en la noche del jueves al viernes, la mujer falleció ayer en el Hospital Joan XXIII de Tarragona, mientras que su marido y hermana resultaron heridos de gravedad y fueron ingresados en la UCI en sendos centros hospitalarios de la provincia de Tarragona, afirma.

Apartamento en Cambrils

“Roque es hermano de mi tío y tengo mucha amistad con ellos. Son como de la familia”, explica María del Barrio, quien es vecina de Morata de Jalón, un pueblo de 1.200 habitantes, del que es oriundo Roque O., quien solía visitarlo con frecuencia con su esposa.

El matrimonio no tenía hijos y residía en Zaragoza, explica Del Barrio, quien de momento desconoce la fecha exacta del entierro de la mujer, ya que tienen que “hacer mucho papeleo”.

La familia, como tantos aragoneses, tiene un apartamento desde hacía años en Cambrils (Tarragona), una localidad costera a la que iban “a menudo”.

Ella había tenido una enfermedad grave hacía dos años y la había superado. “Estábamos muy contentos porque estaba bien otra vez”, comenta.

“La verdad es que me ha costado mis lloros. No me lo podía creer”, explica María del Barrio, que se refiere a la fallecida como “una persona muy buena y cariñosa”.

La hermana de la fallecida, Alicia, “es igual”, afirma del Barrio, que asegura que en el pueblo están consternados y que “se habla mucho” de la tragedia y del “porqué ha tenido que ocurrir?”.

Muy queridos en el barrio

Todos ellos eran muy queridos en el barrio de Jesús, algo que se deja notar en los testimonios de sus vecinos, según informa Radio Zaragoza. “Tenía mucho trato con él,  nos conocemos desde hace 40 años, un matrimonio que son una delicia como personas y muy repetuosos, a pesar de que a ellos no les han respetado”, señalaba un vecino.

Otro de ellos, amigo con quien echaba partidas de cartas en el bar, habla de Roque como una “persona extraordinaria”, así también los define otra residente de la zona  que no entiende como ha podido ocurrir esto.

Una vecina de portal de Alicia relata que se la encontró hace algunos días y que le dijo que se iba a pasar unos días  a Cambrils con su hermana Ana María, que acababa de superar un cáncer. Alicia, dice, estaba divorciada y pensaba jubilarse en breve, es cocinera en el colegio Sagrada Familia.

El marido sigue muy grave

Por otro lado, el marido de la mujer fallecida como consecuencia del ataque terrorista perpetrado en Cambrils el pasado jueves por la noche, Roque Oriol, vecino de Morata de Jalón, continúa muy grave en el Hospital Joan XXIII de Tarragona. Así lo han confirmado fuentes de Protección Civil de Cataluña.

También continúan hospitalizados los otros dos aragoneses heridos en el atentado, cuyo estado es grave. Entre ellos, se encuentra la hermana de la única víctima mortal del de Cambrils, Ana María Suárez.

El cuerpo de la fallecida zaragozana se encuentra actualmente en la sede tarraconense del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses de Cataluña, desde donde será enviado a Zaragoza cuando sean identificados todos los fallecidos en los atentados de Barcelona y Cambrils, cuyo número asciende ya a catorce.

Una mujer de Zaragoza muere en el atentado de Cambrils

Una zaragozana de 61 años es la víctima mortal del atentado terrorista perpetrado en la localidad tarraconense de Cambrils en la madrugada de este viernes 18 de agosto. La mujer, que pasaba unos días de descanso en la Costa Dorada, ha muerto esta mañana como consecuencia de las heridas recibidas tras ser arrollada por el vehículos de los terroristas, que posteriormente fueron abatidos por los Mossos d’Esquadra.

La mujer que resultó herida muy grave tras el atentado de Cambrils y que fue trasladada en estado crítico al Hospital Joan XXIII de Tarragona ha fallecido sobre las doce menos cuarto de esta mañana.

Se trata de la zaragozana Ana María Suárez. Su marido, Roque Oriol, natural de Morata de Jalón, se encuentra ingresado en estado grave en el hospital Joan XXIII de Tarragona. La hermana menor de la mujer que ha perdido la vida ha resultado también herida grave,  según han informado fuentes del Ayuntamiento moratino.

La mujer fallecida y sus familiares fueron arrollados por el coche de los terroristas, que previamente se habían saltado un control de los Mossos d’Esquadra.

Tras ser interceptado el coche en el que viajaban los cinco terroristas por los Mossos d’Esquadra, aquéllos intentaron huir mientras exhibían cinturones aparentemente explosivos adosados a sus cuerpos (luego resultaron ser falsos), por lo que fueron abatidos por los agentes. Alguno de los delincuentes atacaron también a transeúntes con armas blancas.

La localidad de Cambrils, junto a las de Salou, La Pineda y Vilafortuny, es una de las más frecuentadas de la Costa Dorada por parte de turistas aragoneses, especialmente provenientes de Zaragoza. Muchos de ellos tienen segunda residencia en la zona y suelen desplazarse en los meses de verano a pasar las vacaciones allí.